Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional LUNES 13 3 2006 ABC ANDRÉS ZALDÍVAR Ministro de Interior de Chile Bachelet no va a actuar en derechos humanos por rencor o porque fue víctima SANTIAGO. Histórico miembro de la Democracia Cristiana, Andrés Zaldívar, de sesenta y nueve años, fue el ministro más joven del Gobierno de Eduardo Frei Montalva. Hoy ocupa la Cartera de Interior, la más importante reconoce, de un Gabinete de rostros nuevos que le tiene como veterano. Reemplazo de la presidenta cuando esté de viaje, el ex presidente del Senado es el hombre fuerte del Gobierno de Michelle Bachelet. ¿Cuál va a ser el sello de este Gobierno? -Las instrucciones son dar espacio de participación a los ciudadanos. Uno de los rasgos principales es la paridad entre hombres y mujeres, pero de forma diferente a la del presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero. Estamos buscando el equilibro en todos los estamentos, no sólo en los ministerios, y lo estamos logrando sin dificultad hasta en el tercer nivel. ¿Es cierto que existe malestar entre los partidos de la Concertación porque la presidenta Michelle Bachelet es desconfiada, no delega y no les consultó después de las elecciones? -Es cierto que se ha dicho que procede un poco en el secretismo, que no consulta a las presidencias de los partidos, pero no es tan así. La presidenta delega pero, indiscutiblemente, cada vez va a ir delegando más. Lo que pasa es que es muy responsable. Lo que nos ha pedido al comité político y a mí es que le demos todos los elementos de juicio y las alternativas para cumplir los nombramientos: paridad, equilibrio político, experiencia y caras nuevas. -Lo tienen difícil... -No, yo soy partidario de esta forma de hacerlo porque desmonta una idea que se ha pretendido hacer creer desde la oposición de que la presidenta Michelle Bachelet era débil, que no tenía capacidad de decisión, que le iban a mandar, que le iban a imponer lo que quisieran... En el fondo, pretendía ningunearla y ella es todo lo contrario. Tiene mucha capacidad, es muy inteligente, conoce bastante el aparato del Estado, recibe consejos, información y luego toma la decisión. Hay que ser muy respetuosos. ¿Cómo va adoptar 36 medidas en cien días con un Congreso que parece algo disconforme? -No todas necesitan del apoyo de la oposición. Hay mecanismos que lo permiten. Por otra parte, la oposición está de acuerdo en algunas, como el aumento de pensiones. A corto plazo, la presidenta quiere tres ó cuatro medidas sociales que son muy importantes: reajuste de pensiones, salud gratuita pa- El político democristiano asegura que en Chile hemos terminado la transición y que la Presidencia de Michelle Bachelet representa la coronación de nuestra democracia TEXTO CARMEN DE CARLOS ENVIADA ESPECIAL. FOTO JON BERNÁRDEZ Su exilio en Madrid y el Pacto de la Moncloa ¿Qué recuerdos tiene de su exilio en Madrid? -Leíamos el Pacto de la Moncloa y lo teníamos como referencia, pero yo siempre decía lo mismo: ustedes hicieron la transición con Franco en el cielo o en el infierno, no sé dónde estará, pero nosotros con Pinochet vivito y coleando dentro del sistema que era nuestro gran problema. ¿Pinochet sigue condicionando la democracia? -La Presidencia de Michelle Bachellet representa la coronación de nuestra democracia. Creo que hemos terminado completamente con la transición. La figura de Pinochet en vez de poner en riesgo la democracia, la reafirma, la fortalece. El país ahora le mira como una persona abyecta. No le defienden ni sus seguidores más cercanos. Es el típico dictador corrupto. Nadie pretende seguir su ejemplo. Involucró en sus delitos financieros a su familia. Todos, prácticamente, están procesados. Tiene una condena moral y creo que la tendrá judicial. La figura de Pinochet en vez de poner en riesgo la democracia, la fortalece. El país ahora le mira como una persona abyecta. No le defienden ni sus seguidores La oposición pretendió hacer creer que Bachelet era débil, que no tenía capacidad de decisión, que le iban a mandar, que le iban a imponer lo que quisieran ra mayores de sesenta años, aumentar la fuerza de Carabineros y Policía civil, avanzar en materia de seguridad pública y otras relacionadas con calidad de vida y vivienda. -A lo largo de la campaña, después de las elecciones y en víspera de la investidura presidencial, se ha insistido en el hecho diferencial de ser mujer. ¿No hay un abuso de esta figura? -No, creo que la gente siente que tiene transcendencia, que es importante. En Chile no es un cambio así no más. Esto va a provocar una reforma cultural importante, incluso en las relaciones entre hombre y mujer en la familia. -El general Augusto Pinochet tiene noventa años y su muerte, previsiblemente, se producirá durante el mandato de Michelle Bachelet. ¿Le rendirá entonces honores de jefe de Estado como prevé la ley chilena? -Cuando yo era presidente del Senado y él senador, no crea que no me acosté muchas veces por la noche preguntando qué podía hacer si eso sucedía. Pero ella ha dicho que va a cumplir con la norma, con la ley, con lo que establece la Constitución. Ahora, si la ley cambia... De todas formas, el tema Pinochet no es un tema que tengamos presente. No queremos perder el tiempo. -El Gobierno de Ricardo Lagos avanzó mucho en materia de derechos humanos. ¿Qué va a hacer la presidenta Bachelet? -Va a profundizar más, es un compromiso de todos nosotros. Queremos llegar hasta las últimas consecuencias, tratar de establecer toda la verdad y que se haga justicia. Aquí ni va a haber leyes de punto final, ni se va a utilizar ningún mecanismo para tratar de ocultar la verdad. Ese es el camino que queremos seguir. La presidenta no va a ser la que le ponga ninguna lápida al tema. Ella no va actuar por rencor o porque fue víctima. Va a actuar por consecuencia. ¿La sombra del ex presidente Ricardo Lagos, que se va con más del sesenta por ciento de popularidad, no es demasiada alargada para Michelle Bachelet? -No, Ricardo Lagos es un hombre inteligente. Sabe que su papel no es hacerle sombra a la presidenta. Creo que él no va a querer un papel protagonista, se va retirar del ámbito político. Ahora, el listón que nos deja es muy alto para nosotros y para cualquier gobierno que le hubiera sucedido. Pero siempre he creído que, como en las olimpiadas, en cada edición se superan marcas que nadie esperaba. Yo creo que esto va a ser así. -El estadounidense Douglas Tomkins encabeza una batalla para evitar la intervención de la compañía Endesa en su territorio (parque nacional de trescientas mil hectáreas) -Douglas Tomkins no es dueño de la soberanía de este país, es dueño de tierras, pero en Chile existe obligación para cualquier propietario de dejar un paso de servidumbre en materia de transmisión hidroeléctrica. Así que no puede oponerse aunque, seguramente, va a cascabelear un poco. El tema energético es uno de los más importantes desde el punto de vista económico porque corremos el riesgo de tener una crisis. Tenemos problemas con Argentina porque nos suspendió el abastecimiento de gas. Con Bolivia hay asuntos pendientes que vamos a intentar resolver con el presidente Evo Morales.