Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 13 3 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. TAUTOLOGÍA, SEMIÓTICA Y ESTUPIDEZ AY tres cosas incomprensibles en la vida moderna: por qué se meten tan profundos los pelos en las esponjas; por qué el pan de molde es cuadrado, si el chorizo, la mortadela y el chopped son redondos; por qué los responsables de la Dirección General de Tráfico no ponen controles de alcoholemia en las puertas de los bares, que es donde la gente bebe. Y luego, claro, hay una cuarta que es LUIS IGNACIO el discurso de PARADA Batasuna. Yo mato, pongo bombas y extorsiono a los empresarios. O no condeno a quienes lo hacen porque son mis amigos, viven de ello y sueñan con que algún Gobierno sea tan débil como para reconocer la independencia de un territorio imaginario. Pero si la Justicia hace su trabajo y mete en la cárcel a mis amigos, como el aquí presente, yo me indigno porque el partido que apoya al Gobierno está obstaculizando y entorpeciendo el inicio de un proceso de paz que pretende, insensatamente, que comience yo dejando de poner bombas, declarando una tregua sin condiciones y entregando las armas Esa es la traducción al lenguaje de la lógica de lo que dijo ayer en rueda de prensa el dirigente de la ilegalizada Batasuna, Pernando Barrena, en presencia del portavoz de la izquierda abertzale, Arnaldo Otegui, que ha sido citado hoy por el juez Grande- Marlaska. Porque responsabilizó al PSOE de lo que está pasando y de lo que pueda pasar por las últimas actuaciones de la Audiencia Nacional. ¿Comprenden ustedes? Pasando por alto la nada sutil amenaza, el resto, como dirían los sabios, es pura tautología, repetición inútil y viciosa de un mismo pensamiento expresado de distintas maneras; semiótica dura, es decir proceso de comunicación que utiliza medios espurios para influir en quienes reconocen como tales esos medios y pese a lo cual se dejen convencer; metalenguaje o sea lenguaje en el que se aspira a elaborar la definición de una supuesta verdad pero que incluye un código para interpretar ese lenguaje. La gente normal llamamos a eso simplemente estupidez. Tras el 11- M El sábado, mientras desayunaba, encendí la televisión y una imagen me impactó, comprobé la fecha: 11 de marzo. Allí, en el parque del Retiro, se encontraban los familiares de todas aquellas personas que habían fallecido o resultado heridas en aquellos macabros atentados de una mañana de jueves hace dos años. Parece que fue ayer. Hay algo que nadie puede negar, que sigue ahí, y es el dolor de cientos de familias inocentes y de personas que sólo son culpables de haber estado en el lugar y en el momento equivocado. Aún hoy no son pocos los pasajeros a los que les recorre un escalofrío cada vez que su tren de cercanías hace una parada en El Pozo del Tío Raimundo, en Santa Eugenia o al llegar a Atocha. A todos se nos vienen a la mente las horribles imágenes de aquel día, un día en el que todos nos sentimos vulnerables a la vez, pero demostramos que ante las adversidades los seres humanos nos hacemos más fuertes. Fátima Cruz. Málaga. Con amigos como éstos... El presidente del Gobierno es muy aficionado a la política de gestos. ¿Recuerdan la visita que realizó a España Evo Morales? A pesar de la fastuosa recepción, Morales insistía en la campaña contra la filial boliviana de Repsol- YPF, Andina. La irrupción de varios fiscales respaldados por un grupo de policías en la sede de esta empresa con objeto de arrestar al presidente de Repsol YPF en Bolivia y a su jefe de operaciones amenaza con provocar una serie crisis a diversos niveles. La política de paños calientes que ha puesto en práctica nuestro presidente y la multinacional española no han conseguido difuminar la imagen de bestia negra por parte de Morales. La gravedad de la situación merece una respuesta y una intervención de Zapatero. Es bastante probable un cambio de las alianzas políticas del actual Gobierno de Evo Morales en beneficio de otros regímenes que les son ideológicamente más afines, como podría ser el caso de China, país interesado en buscar alianzas energéticas para sustentar así su exponencial crecimiento industrial. El Gobierno de España y la empresa española deben actuar con firmeza, recurriendo ante la Justicia y el Gobierno de Bolivia, aunque también ante los organismos internacionales, que deben garantizar la seguridad jurídica y la estabilidad de las empresas que actúan y se desarrollan en ese país, que bastante incertidumbre política y social tiene por delante como para añadir problemas que seguramente tienen más que ver con una cierta agitación social que con la defensa de los intereses generales de Bolivia. Manuel Férriz Martínez. Sevilla H tán dando, veo que quienes perdemos somos nosotros, los que vivimos en el País Vasco, y quienes ganan son los terroristas y sus bases. ¡Aprenda esta lección! Gaizka Souto Bengoeche. San Sebastián. Adictos al botellón ¿En Granada no hay modo de meter en cintura a los menores que se emborrachan el fin de semana y arman jaleo en la calle? Las autoridades competentes decretan la tolerancia cero con los adictos al botellón: prohibida la venta de bebidas alcohólicas a los menores de 18 años y vetado el consumo callejero cuando se altere la tranquilidad ciudadana. Y ¿para qué sirve? ¿es que se cumple? Hoy día, un gobernante que no invoque la tolerancia cero da la impresión de no tomarse en serio los problemas. Parece mentira que hace un decenio celebráramos por todo lo alto el Año de la Tolerancia. Entonces daba la impresión de que lo único intolerable era ser intolerante. Pero entonces y ahora es obligado distinguir. Una cosa es la tolerancia positiva, que lleva a admitir en los demás un modo de ser y de comportarse distinto al mío. Y otra, la tolerancia negativa, que supone sobrellevar algo que no se tiene por lícito, sin aprobarlo. Y, aunque uno crea que una sociedad tolerante resulta más enriquecedora y atractiva, es inevitable la prohibición de lo intolerable, de lo que impide precisamente la convivencia. El auge de la tolerancia cero llega tras una etapa de tolerancia cínica, en la que todo parecía igualmente indiferente. Pero el recurso a ella revela también el fracaso del indispensable esfuerzo educativo. Cuando ha faltado decisión para mantener e inculcar unos valores, al final siempre se acaba recurriendo al Código Penal o a las ordenanzas y se acaba prohibiendo por ley el botellón. Se advierte a los padres que no han de ser autoritarios y posteriormente se les acusa de abdicar de sus responsabilidades. Pero aunque la cirugía sea a veces indispensable, nunca podrá sustituir a la medicina preventiva. Antonio García- Berbel Mudarra. Granada. La vida en el País Vasco La situación a la que se nos está sometiendo a los ciudadanos del País Vasco últimamente es inaguantable e insoportable. Son muchos los años que llevamos sufriendo la doble carga psíquica y física del terrorismo de ETA y su estructura. Desde nuestros abuelos hasta nosotros los jóvenes y pasando por nuestros padres estamos deseando con ansia que se ponga el punto final a todo esto, pero no de cualquier manera, sino reconociendo y aceptando las cosas como son. Quienes asesinaron, alteraron y amenazaron el orden social y democrático deben ser juzgados. Lo que no podemos permitir es que se nos utilice y someta a niveles de presión infinitos, ya tenemos bastante con aguantar a esta lacra de animales irracionales como para escuchar ahora al señor Zapatero decir que estamos ante el principio del fin del proceso de paz, y lo digo porque esas palabras dichas por un presidente del Gobierno se supone que deben tener credibilidad, pero que en esta situación los hechos que estamos viviendo y padeciendo dictan y demuestran lo contrario; es pues que el resultado que generan sus palabras es el de una frustración tremenda por parte de los vascos, ya que lo único que pretende es alimentar nuestras esperanzas e ilusiones. Se necesita urgentemente mano dura y seriedad, analizando las cosas con sensibilidad y sentido común. Lo que es inadmisible es aceptar que el líder de la izquierda abertzale radical ilegalizada, Arnaldo Otegi, tome las riendas del juego, y por ahí no pasamos, porque esto no es un circo y porque tenemos cientos de personas que han sido asesinadas, con víctimas a las que les debemos todo y de ahí que tengamos una sociedad enferma socialmente por la red que tiene ETA y lo bien que se lo montan sus socios, en el que utiliza todo tipo de métodos agresivos y violentos con el fin de que estemos en su terreno. En otro plano, están los que por miedo al ver las garras de ETA han decidido comulgar discretamente con su base social y de vez en cuando muestran en público sus diferencias, esto es, los partidos nacionalistas. El principio y el fin de todo, señor Zapatero, es que ETA deje las armas y deje de existir (se esfume) pero viendo los últimos pasos que se es-