Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18- 19 D 7 LOS DOMINGOS DE Audrey siempre será incomparable pies enormes) En cualquier caso, es difícil, siendo Victoria como es, haciéndose esos estilismos entre Cavalli y las Azúcar Moreno, asemejarse a la Hepburn II (lo de II es sólo por el orden de aparición en el imaginario cinematográfico) Siempre llevo jerseys y pantalones. Tengo muy poca ropa buena. He de cuidarla. Me la quito en cuanto subo las escaleras decía Audrey. Que tampoco es que fuera siempre de Givenchy o de Ralph Lauren (diseñador del que tiró con el tiempo) La propia Sonia Rykiel lo contaba. Cuando todavía no era famosa y tenía una tienda de prêt- à- porter en París llamada Laura, un día entró A. H. y se compró siete jerseys iguales de distintos colores (y nada de cashmere, los llamados poor boy sweaters 80 por ciento lana y 20 por ciento angora) Y luego están los zapatos, casi siempre bajos. De manera que, excepto por las gafotas de Audrey en Dos en la carretera y la delgadez, no sé en qué otra cosa se le asemeja Victoria. A lo mejor se piensa hacer embajadora de buena voluntad de UNICEF. Aunque no me la imagino con el Lacoste, el polvo y los niños somalíes en brazos. Pero me cae bien Victoria, como todos esos personajes que andan siempre de blanco de la prensa (otra es Paris Hilton, de la que ahora van diciendo que tiene un herpes genital) Vaya, con tanto como destaca y con ese máster en moda, Mrs. Beckham ni siquiera ha conseguido entrar en las 10 mejor vestidas de Tatler 3, donde sí se ha colado Camilla Parker (me encantan los bolsos de Lulu Ginness que lleva la duquesa) Parece que tampoco es profeta en su tierra. Lo que la vamos a echar de menos cuando se vaya. Me cae bien, pero no tanto como a Katie Holmes quien, según publica Grazia le ha pedido que la acompañe en el parto. Hombre, si yo tuviera que elegir entre Tom Cruise y Victoria tampoco dudaría. Larrañaga y Escribano, que según el actor podía ser hasta su nieta ÁNGEL DE ANTONIO Larrañaga, soltero por unos días Gente BEATRIZ CORTÁZAR N o más de una semana. Ése es el tiempo que su abogado le ha calculado para que finalmente recupere su soltería tras obtener el divorcio de su anterior mujer, María Teresa Ortiz Bau. Por eso esta semana será la definitiva para calcular cuánto tiempo va a permanecer soltero el crack de los galanes, Carlos Larrañaga, dispuesto como está a casarse nuevamente sólo que ahora con su novia, la actriz Ana Escribano quien, tal y como él reconoció meses atrás, podría ser su hija e incluso su nieta dada la diferencia de edad. Antes de que pase nuevamente por el formulario de sellar su unión (sería civil) con la que puede convertirse en su cuarta esposa (las anteriores fueron María Luisa Merlo, Ana Diosdado, Ortiz Bau y eso sin citar a la larguísima lista de no oficiales que figuran en su largo historial sentimental) Larrañaga se despide esta semana de un matrimonio que comenzó al más puro estilo románticoadulto y terminó como el rosario de la aurora, tirándose los trastos a la cabeza y protagonizando algunos de los titulares más escandalosos. Quién iba a decir que el matrimonio perfecto que aparentemente formaba el actor y su tercera mujer era un auténtico terremoto de puertas para dentro que se saldó con el anuncio de una separación en la portada de una revista y unos vídeos de lo más demoledores emitidos en todos los programas de televisión de contenido rosa (la mayoría) donde se les veía discutir en el balcón de su domicilio. Quién iba a dudar que tras esa imagen de armonía y seriedad, de miradas cómplices y trajes de chaqueta perfectamente planchados La idea de Larrañaga, una vez recuperada la soltería tras su tercer matrimonio, es casarse en una embajada. Y la de París le gusta y le pega se fraguaba un temporal que aún no ha cesado del todo. Pero esta semana Larrañaga está eufórico. Cuenta los días para presumir de soltero y prometer amor eterno a su actual pareja. O eso dice. Su idea es casarse en una embajada española, París le gusta y le pega, con la presencia únicamente de dos o tres personas y dejando a los hijos en sus cosas que están todos trabajando y sería un lío reunirlos Larrañaga ni menciona el nombre de su ex mujer cuando habla del divorcio. Me cuentan que ha anunciado que no va a poner trabas a mi demanda de divorcio y que va a firmar. Si es de mutuo acuerdo el trámite sólo dura diez días, si hubiera puesto pegas, serían treinta comenta. Conociéndole, me consta que se habrá hecho un traje a medida. Me lo encargué en seguida porque tenía tanta ilusión... pero ahora me parece que voy a encargar otro porque se ha pasado de moda Figura más que genio. El actor compagina su trabajo en el teatro con el rodaje de la nueva película de Garci, que protagoniza Elsa Pataki y en la que él también participa. Sólo me separo de Ana para rodar o preparar el guión dice. Por su voz se nota que está como un niño con zapatos nuevos. Menos mal que esta vez le han asesorado bien y no ha puesto problemas añade refiriéndose a ella la mujer con la que no hace mucho tiempo se juraba amor eterno. Qué cosas.