Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 D 7 LOS DOMINGOS DE ABC Luli es la decana del voluntariado en la misión boliviana de Loma Alta. Trabajó como madre y abuela Joven a los 70 Ya lo dice Isaac Díez, presidente de Jóvenes Tercer Mundo, que para ser voluntario se necesita fortaleza de espíritu pero no es imprescindible la capacitación profesional. Más importante que hacer es ser insiste en las clases de formación a sus elegidos voluntarios. Por eso Obdulia Pernichi, la buena de Luli -como todos la llaman- -pasó sin traba el casting de JTM. Viuda, con los 4 hijos mayores, al borde de los 70 años, demostró en la selección que su interior era fuerte como un roble y que poseía unas habilidades afectivas indiscutibles. Durante la prueba en régimen de internado, Luli demostró que además valerse por si misma como ninguno, encajaba con precisión relojera en la sincronía de equipo. Sólo ella se vio un pero No sé más que ser madre y abuela Y eso es lo que fue durante 12 meses con los niños, y los que no lo eran tanto, de la misión salesiana de Loma Alta (Bolivia) Fui sin miedo- -dice hoy desde la capital burgalesa- -y aunque no sabía si me darían las fuerzas. Dios me ayudó a no tener dolor allí, aunque a la vuelta bien que se lo cobró. Pero valió la pena. Quiero volver El seleccionador Víctor Arias (primero a la derecha) y parte de su equipo madrileño de Proyecto Hombre (de pie y de izquierda a derecha) Claudia, Julián y Santiago; sentadas, Mónica y Maravillas eso al que se le dice que no- -añade Díez- cuando ve lo que hay y se le explica todo, lo entiende. Y a muchos no hace falta ni eso. Y es que con el amor no basta; si, por ignorancia o incompetencia, hiciéramos sufrir a una persona frágil, aunque fuera con la mejor intención, sólo lograríamos aumentar su impotencia y su marginalidad O como asevera Luis Aranguren, uno de los gurús de la solidaridad en España, y autor de Cartografía del voluntariado (Edit. PPC) no es lo mismo ser voluntario que buena persona: a mi vecina Juanita, que de vez en cuando me cuida a los niños desinteresadamente, no se la puede incluir en el arco del voluntariado por muy solidaria que sea. Una de las ganancias del voluntariado actual es que puede serlo casi cualquier persona mayor de edad y no como en otros tiempos, cuando se hablaba del compromiso de la militancia, que era para gente especial, y muy elitista. Ahora bien, dicho esto, se requieren unos requisitos rios que yo acepto. Eso significa también comprometerse a un horario concreto y someterse a un proceso de formación para no hacer tonterías. Algo muy diferente a la acción de francotirador por libre que hay quien imagina SIGEFREDO La apuesta más seria El coordinador La acogida del voluntario es el primer filtro- -apunta el experto- por eso es tan importante en una ONG la figura del coordinador de voluntarios, que es la columna vertebral de la organización si tenemos en cuenta que es el que selecciona al 70 y 80 ó 90 por ciento, en algunos casos, de su fuerza de trabajo. Su papel como acompañante, formador, vigía y engarce de los voluntarios con el personal contratado es clave; sin duda, la apuesta más seria de las ONG hacia una profesionalización del voluntariado Coordinadores como Víctor Arias, de Proyecto Hombre Madrid, al que nadie discute su prodigioso ojo clínico a la hora de fichar solidarios y su habilidad extraordinaria para retenerlos y lograr que crezcan dentro de la ONG. No todo el mundo sirve- -subraya- Para empezar, hay que tener más de 21 años, sin problemas de consumo de drogas- -ni ser tolerante con ninguna de ellas- -y estabilidad psicológica. Y digo esto porque te llega gente con El reto de trabajar en equipo Porque voluntariado- -añade Aranguren- -no es que yo hago lo que me da la gana y cuando me da la gana en lo que yo quiera que para eso vengo gratis sino que se trata de una acción solidaria en el marco de una organización, con un conjunto de normas y crite- verdaderos problemas psiquiátricos, que serían pura dinamita en una actividad como esta. Tampoco aceptamos a los que han pasado por alguno de nuestros programas como usuario. Es preciso venir de forma libre- -algunas instituciones como la Universidad Francisco de Vitoria obligan a ciertas horas de voluntariado y no les cogemos- altruista, para trabajar en equipo, con la idea de que tu acción es motor de transformación de la sociedad- -el voluntariado pata negra pensando que es una fuente de enriquecimiento personal y dispuestos a recibir formación continua. Frente a los prejubilados u jubilados, un semillero de voluntarios excepcionales, a la hora del compromiso los jóvenes dejan bastante que desear. El boom del voluntariado en España tras los Juegos Olímpicos de Barcelona hizo mucho daño porque creó una imagen ácrata y espontánea de lo que debe ser un compromiso muy serio y dio alas a lo que luego no supo canalizarse como se ha hecho en otros países Proyecto Hombre España, que ha cumplido 20 años de éxitos, cuenta con el apoyo de 2.500 voluntarios, sobre los que recae el 52 por ciento de su actividad. A pesar del casting el 60 por ciento no cuaja Por eso Arias anima a que los elegidos sean acompañados y mimados, porque son la excelencia que ha conservado el cedazo de la solidaridad sin peros La recompensa Fueras de serie como Mara Casazo, arquitecto, que saca horas de donde no las tiene para acompañar a los presos con clases de yoga y entrevistar a los adictos recién llegados, y todo por la pura satisfacción que da un compromiso solidario, lo mismo que Mónica Orellana, profesora de FP, o que Santiago Lanzuela, de 22 años y estudiante de Psicología, que lo vive como una prueba personal de generosidad, o Claudia Pesce, psicóloga, que no se resiste a mirar para otro lado, o Julián Castellanos, para el que ser voluntario es, por encima de todo, un encuentro de personas, algo que hoy es un auténtico tesoro Todos pasaron el casting hicieron el curso y en la actualidad, algunos después de una década al pie del cañón, siguen una formación intensiva. Al final, una curiosidad: ¿Y por todo esto os creéis mejor que los demás? Todos, desde JTM a Proyecto Hombre, desde el voluntariado internacional al local, coinciden en la respuesta: Sólo diferentes Test psicológicos y cursos van descartando a los que creían que esto era diferente Ya dice Luis Aranguren que una cosa es ser bueno y otra voluntario