Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 12 3 2006 Madrid 35 Otras carencias Señalización. No hay ningún cartel que indique el lugar en el que está la comisaría- -tiene tres plantas y está en un lateral- Servicios. Los únicos que hay están en la primera planta, en la entrada principal. Salidas de emergencia. Están en la planta 0. Hay varias, procedentes de la sala donde están situadas las cintas de recogida de maletas. Una de esas salidas cruza la comisaría de lado a lado, por lo que debe estar custodiada las 24 horas, ante el riesgo de que alguien se pueda introducir en las instalaciones policiales. Faltan detectores de incendios y rociadores en algunos de los pisos. Desplazamientos. Los agentes no pueden llegar con su vehículo privado y se ven obligados a usar la lanzadera. Denuncian que pierden una hora- -entre ida y vuelta- -y piden compensaciones. mismas fuentes, atraviesa de extremo a extremo la comisaría, en la parte de las celdas. Por ello tiene que haber siempre un agente custodiando ese lugar por lo que pueda ocurrir añaden. No entendemos qué criterios utiliza el que ha diseñado estas instalaciones surrealistas. Hechos similares han ocurrido en otras dependencias nuevas como las de Carabanchel, que se hizo sin sala de espera para el público recalca el portavoz del sindicato Miguel Ángel Fernández. Otras de las carencias que denuncia el SUP, con el fin de que puedan ser subsanadas por Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) o el Ministerio del Interior, afectan a los funcionarios. En todo el aeropuerto- -las otras terminales y la antigua comisaría- hay 563 policías de los cuales 250 desarrollan su labor en la T 4 y en el satélite. En esa cifra se incluyen los 120 que se acaban de incorporar, pero temen que salgan otros tantos en el próximo concurso de traslados. Las dependencias no están señalizadas casi dos meses después de que se inaugurara la nueva terminal VÍCTOR INCHAUSTI Riesgo de fugas y autolesiones por el estado de las celdas policiales de la T 4 El SUP denuncia la existencia de enchufes y falsos techos al alcance del preso M. J. ÁLVAREZ C. HIDALGO MADRID. Las dependencias son nuevas, tan flamantes y relucientes como la zona a la que está destinada a dar servicio: la nueva terminal del aeropuerto de Barajas, más conocida como T 4 y el edificio satélite. Sin embargo, sus deficiencias son numerosas, según denuncia el Sindicato Unificado de Policía (SUP) Se trata de la comisaría instalada en dichas instalaciones, que cuenta con tres plantas, y que lleva prestando servicio cerca de dos meses. De entre el rosario de deficiencias detectadas, los agentes recalcan la situación de los calabozos, que aún no se han estrenado, ni creemos que ocurra algún día, por el peligro que supondrían para los retenidos explican. Aluden, en este sentido, al riesgo de fugas y de autolesiones por la existencia de tres enchufes en el baño, lo que podría causar electrocuciones; así como al interfono instalado en las celdas y otros puntos de luz, sin redes de protección y al alcance de los detenidos. Éstos, además, pueden provocarse cortes con diversos elementos metálicos y puntiagudos que rematan el pavimento, explica el SUP. Por si esto fuera poco, las celdas disponen de un falso techo con un hueco por el que cabe una persona, por lo que las facilitadas para escapar son notables. Además, dicho techado tiene una chapa sujeta por tornillos, con lo que las posibilidades de autoagredirse aumentan. No está señalizada Ahí no acaba todo. Si alguien necesita ir a la comisaría, en ningún lugar de la nueva terminal encontrará un cartel ni señal que indique dónde se encuentra- -para más inri está situada en una esquina- Otra de las quejas tiene que ver con una de las salidas de emergencia de la T 4, que siempre, según las