Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
32 Internacional DOMINGO 12 3 2006 ABC Las FARC intentan boicotear las legislativas de hoy en Colombia b Los expertos anticipan una alta El Estado de México responde al último test electoral antes de las presidenciales La región más poblada celebra hoy comicios municipales y legislativos apogeo de la campaña por la Presidencia, las descalificaciones personales han sustituido a las propuestas y a los programas en los principales candidatos MANUEL M. CASCANTE CORRESPONSAL CIUDAD DE MÉXICO. El Estado de México, el más poblado de la República con trece millones de habitantes y nueve millones de electores, celebra hoy comicios municipales y legislativos cuyo mayor interés radica en que servirán de último termómetro ante las presidenciales del próximo julio. Esta región, de importante peso económico, es un feudo tradicional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) que gobernó México durante 72 años. Pero, ahora, el PRI podría pagar en votos las sospechas de corrupción que recaen sobre el anterior gobernador de la entidad, Arturo Montiel, a quien esas presuntas irregularidades ya le costaron sus aspiraciones a la Presidencia en las primarias del partido. Su sustituto y delfín Enrique Peña Nieto, se ha visto obligado a permitir que se investigue la procedencia de las millonarias propiedades de Montiel y su familia. El costo político que sufra el priismo en estas elecciones puede dar la medida de lo que suceda dentro de menos de cuatro meses, cuando los mexicanos elijan un nuevo jefe del Estado para el próximo sexenio. Los resultados que obtengan los otros dos grandes partidos nacionales- -Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) -también pueden ser extrapolables a las presidenciales del 2 de julio. De hecho, los tres candidatos respectivos han participado en las tareas proselitistas de sus compañeros de filas mexiquenses. Por ejemplo, el aspirante presidencial de la coalición Por el Bien de Todos (que suma al PRD los apoyos de Converb En pleno abstención similar a la de hace cuatro años (60 por ciento) cuando unos 25 millones elijan a 102 senadores y 166 representantes ALEJANDRA DE VENGOECHEA CORRESPONSAL BOGOTÁ. Elección que se precie en Colombia viene precedida de ataques. Y así sucedió en estas últimas dos semanas, cuando la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dinamitó varias torres eléctricas, mató a 10 civiles, 9 concejales y prohibió el tráfico de vehículos en varias regiones en las que se registra escasez de alimentos y combustibles. Al menos 15 de las 32 provincias, principalmente en la región selvática y montañosa del suroeste, resultaron afectadas. Por eso los expertos anticipan para hoy una alta abstención similar a la de hace cuatro años (60 por ciento) cuando unos 25 millones de colombianos elijan a 102 senadores (Cámara Alta) y 166 representantes (Cámara Baja) Además, el Partido Liberal (PL, oposición moderada) y el izquierdista Polo Democrático Alternativo (PDA) escogerán a los candidatos que enfrentarán al presidente Uribe en las elecciones del 28 de mayo. Dos temas serán centrales en esta ocasión. El primero tiene que ver con las mayorías que tendrá Uribe en el Congreso. Según una encuesta publicada por el periódico El Tiempo, el de mayor circulación, los siete partidos que apoyan a Uribe sumarían el 48,7 por ciento de los votos para el Senado, con lo que aseguran una importante mayoría en esa Cámara. En el sector opositor, el PL contaría con 33,2 por ciento de la votación al Senado, que al sumarlo con el PDA alcanzarían el 39,9 por ciento del sufragio. Andrés Manuel López Obrador El PRI podría pagar en votos las sospechas de corrupción que recaen sobre el anterior gobernador, Montiel Los últimos sondeos mantienen a López Obrador en primer lugar para alcanzar la Presidencia en julio gencia y Partido del Trabajo) Andrés Manuel López Obrador, favorito en todas las encuestas, ha recorrido más de cuarenta localidades del Estado en apenas unos días. El equipo de campaña del político tabasqueño ha enviado dos millones de cartas en el llamado corredor azul (zona occidental de la región donde abundan las clases medias y cu- yos ayuntamientos están bajo control del PAN) solicitando el voto para sus postulantes al Congreso local y a las 125 presidencias municipales. El líder del PRI en este Estado, Arturo Ugalde Meneses, asegura que la popularidad del gobernador Peña Nieto, que obtuvo un triunfo incuestionable el pasado año, anulará los costes del efecto Montiel Su homólogo panista, Francisco Gárate Chapa, considera que su partido se ha recuperado de los malos resultados que obtuvo en dichas elecciones. Los sondeos de opinión no marcan grandes cambios en el actual reparto de las preferencias políticas. Sin embargo, los observadores prestan especial interés a la participación que pueda registrarse en las urnas. Mientras tanto, la campaña presidencial se encuentra en su apogeo, con los cinco candidatos (al ya citado hay que añadir a Felipe Calderón por el PAN, a Roberto Madrazo por el PRI, a Roberto Campa por Nueva Alianza y a Patricia Mercado por Alternativa Democrática) desarrollando una frenética actividad por todo el país. Una vez más, las descalificaciones personales han sustituido a los programas. Malas iniciativas De hecho, en una primera valoración de sus ofertas electorales- -auspiciada por el Centro de Estudios Espinosa Yglesias- López Obrador, Calderón y Madrazo obtienen una mala calificación. El peor parado es el abanderado perredista, cuyas iniciativas son evaluadas por un grupo de expertos como muy malas Pero ninguno de los tres candidatos con expectativas de triunfo pasa de regular en sus evaluaciones en cinco áreas: Estado de Derecho, política, relaciones internacionales, economía y política social. Inconsistencia en las propuestas, vacua retórica en el lenguaje y abuso de la mercadotecnia serían las características determinantes de las tres campañas. Los últimos sondeos sobre intención de voto mantienen a López Obrador al frente de las preferencias- -igual que en los últimos tres años- con una horquilla de entre 36 y 41 puntos porcentuales. Le sigue Felipe Calderón, con entre el 30 y el 32 por ciento de los apoyos, quien tras un espectacular ascenso en las encuestas parece estancarse en esas cifras. En tercer lugar permanece Roberto Madrazo, con entre el 26 y el 31 por ciento. Los debates en televisión, que en este país se consideran determinantes para la orientación del voto, han provocado el penúltimo punto de fricción entre los candidatos. Mientras Calderón, Madrazo, Campa y Mercado acordaban mantener cuatro enfrentamientos dialécticos frente a las cámaras, López Obrador nada más se aviene a participar en uno, sabedor de que los mismos sólo pueden menguar la amplia ventaja que mantiene en las encuestas. Uribe y los paramilitares Esta campaña electoral ha estado marcada por punzantes críticas hacía Uribe, quien se ha jugado buena parte de su credibilidad en el proceso de paz con los paramilitares. Y éste es justamente el tema más polémico en las elecciones de hoy. Ya en 2002, los paramilitares de extrema derecha habían reconocido que un 35 por ciento de los congresistas les eran favorables. Según los analistas consultados, este porcentaje seguirá, puesto que a estos grupos les interesa mantener los privilegios logrados, es decir, no ser extraditados a EE. UU. y recibir una pena máxima de ocho años para delitos como masacres, desapariciones y desplazamientos. Como contrapartida, los 23.000 hombres que se han desmovilizado hasta hoy, deberán entregar a sus víctimas los bienes obtenidos ilegalmente.