Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 3 2006 Los sábados de ABC 101 EL GUINDO MÓNICA F. ACEYTUNO HASTA EL PRÓXIMO INVIERNO El campo es difícil. Calles complicadas y llenas de búnkers, pero el paisaje, bordeando el mar y salpicado de palmeras, es paradisíaco. La brisa marina amortigua el calor caribeño D ochocientos metros cuadrados de SPA, el buceo, la equitación, el tenis, los restaurantes... Sólo necesitarán abrir el monedero los fumadores para comprar tabaco asegura José Luis Somolinos, quien añade que la semana del torneo será inolvidable, porque la competición, que se jugará bajo la modalidad stroke play en dos vueltas de 18 hoyos, se hará en dos categorías para los dos primeros premios, los de handicap 0- 9 y los de 10- 18. No podrá participar ningún jugador con un handicap superior a 18. Es para buenos jugadores de golf. En la piel de un profesional Nosotros percibimos el torneo- -dice José Luis Somolinos- -como un sueño y queremos que los jugadores sepan lo que siente un profesional de este deporte, que vivan la situación de la competición, la concentración, los entrenamientos... Es como si a un forofo de los coches le dieran la oportunidad de darse una vuelta con Fernando Alonso, o al del tenis les brindasen la ocasión de jugar en Wimbledon En el torneo competirán los primeros 500 jugadores europeos que lo soliciten a tra- vés de la página web www. golfmeplease. com, donde están las normas, requisitos, la forma y el precio de la inscripción (10.000 euros y 12.000 si se va en pareja, todo incluido) El torneo se celebrará la semana del 23 al 30 de octubre, pero las preinscripciones finalizarán el 31 de mayo. Por el momento Francia es el país más activo en cuanto a preinscripciones, seguido de Gran Bretaña, pero a todos se les exigirá las últimas 5 tarjetas de sus juegos, para que el handicap sea de verdad y nadie diga más del que tiene. Además la organización llevará al torneo 50 árbitros para velar por la seriedad y los jugadores serán descalificados si su juego es manifiestamente mejor que el señalado. Julio Iglesias y Óscar de la Renta, dueños del campo Todo el dinero de la inscripción será depositado en un banco luxemburgués y quedará bloqueado hasta lograr las 500 inscripciones. Después, el propio banco liberará 3 millones de euros para pagar a los proveedores: hotel, tasas, avión, campos de golf... y otros dos millones quedarán bloqueados hasta que un notario presente la lista de premios y esos dos millones de euros en premios se repartirán entre los cien primeros clasificados. Los dos ganadores de los handicaps 0- 9 y 10- 18, conseguirán 200.000 euros cada uno, seguido de los segundos clasificados, que obtendrán 100.000. El premio para los que queden en tercer lugar será de 50.000 euros. A partir del cuarto puesto y hasta el 100, todos recibirán premio: incluso los que queden en el lugar 70 cubrirán gastos, los 10.000 euros de la inscripción. Al clasificado en el puesto 100 (el último en premios) le corresponderán 400 euros. Los demás, se quedarán con el recuerdo maravillo de la prueba y la ilusión de conseguirlo el próximo año. La competición se celebrará en el Cocotal Golf Country Club de 27 hoyos, par 72, diseñado por Pepe Gancedo y en el Punta Cana Golf Club de 18 hoyos, par 72, que ha sido diseñador por P. B. Dye. Este último campo de golf es propiedad de Julio Iglesias, Óscar de la Renta y otros socios. Tiene un recorrido largo y duro pero con magníficas vistas al Caribe. Los dos primeros días los jugadores los dedicarán al entrenamiento. Después los participantes jugarán la primera vuelta de 18 hoyos en el primer campo de golf, con árbitros en todas las vueltas. La segunda vuelta se hará en el otro campo y el último día se destinará a jugar cualquier partido que haya quedado sin finalizar o con empate, para determinar la clasificación final del torneo. José Luis Somolinos, artífice de la idea e pronto ha empezado a llover esa lluvia fina que no había caído en todo el invierno, y los árboles parecen agradecerlo. Se diría que hasta hoy estaban ateridos como yo por el frío, con tantos días de sol y de hielo, sus ramas grisáceas, violáceas como manos las de los abedules, el pasto amarillento y poco crecido, aplastado, como si el frío lo hubiera pisado, incluso entrado en todas las rendijas de la tierra, que hasta hay topos que yo creo que han salido huyendo del frío que ha hecho este invierno. Paseo a gusto bajo esta lluvia, como si yo misma tuviera vasos leñosos en vez de huesos y me encuentro bien si llueve de esta manera. Hace hasta calor. Pocas personas, si no viven por aquí, llegan a conocer esta sensación que se tiene en el norte cuando, como si se abriera un camino por el cielo, llegan desde el sur los vientos cálidos del desierto para mezclarse aquí con esta lluvia fina y todo adquiere de pronto un aspecto tropical, el verdor de los acantos, la madreselva que ya rebrota o las flores de la magnolia que crece y florece en la iglesia junto a la tumba de piedra de una niña, bajo esta lluvia. Todo se esponja y se resarce del frío que ha hecho. Te asomas por la mañana a la ventana y todos los pájaros están cantando, bisbisean, y su canto tiene el mismo eco que si estuvieran en una cueva de nubes, bajo un techo de niebla, una bruma de cantos que sube del río y te das cuenta de que ya todo está empezando de nuevo. El paraguas llega a ser un elemento molesto y hasta absurdo cuando llueve de esta manera. Quieres mojarte como las ramas, necesitas que te caiga esta agua por encima mientras pasas calor andando. Qué feo es el frío. Menos mal que ha regresado esta lluvia que cae con calma, y hasta en los cercados las estacas de sauce han dado flores y hojitas verdes como si esta agua les hubiera recordado que su primera obligación no es sostener el alambre del pastor eléctrico. El viento del sur y la lluvia, nos están haciendo olvidar el frío que hemos pasado, lo derrite y lo disuelve en olvido hasta el próximo invierno.