Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 3 2006 Internacional 29 Bush, preocupado por el mensaje enviado a los aliados árabes b Después de la presión del Capi- tolio, la compañía Dubai Ports se vio obligada a ceder el control de seis puertos de EE. UU. a una empresa del país norteamericano JOSÉ LUIS DE HARO SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, mostró su preocupación por las interpretaciones que los amigos de Estados Unidos en Oriente Próximo puedan hacer de las presiones a las que ha sido sometida la compañía Dubai Ports, que prometió ceder el control de seis puertos estadounidenses a una compañía norteamericana, tras el revuelo formado en el Capitolio. Un día después de la decisión de la compañía, Bush explicó preocupado a la sociedad norteamericana que para ganar nuestra guerra al terrorismo debemos fortalecer las relaciones y amistad con los países árabes moderados en Oriente Medio El presidente se refirió a los Emiratos Árabes Unidos como un país comprometido en la lucha antiterrorista y un compañero crucial para nuestros ejércitos en la zona Dubai Ports World, que se hizo con seis importantes emplazamientos portuarios en EE. UU. cuando compró a la británica Peninsular Oriental Steam Navigation Co, ha tenido que sucumbir en medio de una tormenta en el Capitolio, que ha vuelto a poner de manifiesto las diferencias entre Bush y las filas republicanas. Tanto los legisladores del partido afín al presidente como los demócratas amenazaron con bloquear el pacto si llegaba a consumarse. Las voces que se oponían al trato afirmaban que una empresa árabe controlase zonas portuarias era una idea descabellada que podría poner en peligro la seguridad. El Príncipe de Asturias saluda a la presidenta electa, Michelle Bachelet, ayer en la Academia Diplomática de Santiago EFE El relevo del jefe del Ejército chileno precede a la investidura de Bachelet Expectación por la entrevista de Condoleezza Rice y Evo Morales venezolano, Hugo Chávez, no encontrará espacio en Chile, como sí lo tuvo en Argentina para arengar a las masas en las plazas públicas CARMEN DE CARLOS. ENVIADA ESPECIAL SANTIAGO. La historia de Chile comienza a escribirse con tinta de mujer. La socialista Michelle Bachelet, de 53 años, recoge el testigo de la Presidencia de un compañero de partido, Ricardo Lagos, de 68. El traspaso del mando viene precedido del recambio del jefe del Ejército. El general Emilio Cheyre, último equilibrista entre las Fuerzas Armadas y el dolor de las víctimas de la dictadura de Augusto Pinochet (1973- 1990) cedió la víspera el puesto al general Oscar Izurieta, un hombre con la mirada en paralelo a la de, a partir de hoy, primera comandante en jefe de las Fuerzas Armadas. Soplan vientos nuevos en los Andes. Se cuela una brisa del norte con aparente aire fresco empujado por la renovada Condoleezza Rice. La secretaria de Estado se bautiza en ceremonias de investidura en Iberoamérica: Chile es el ejemplo del tipo de relación que esperamos tener con todo el continente asegura al diario El Mercurio. La Casa Blanca vuelve a mirar al sur. Con Bolivia está dispuesta a estrechar lazos sobre cuerdas que parecían rotas. Es el nuevo presidente, proviene de un segmento de la sociedad boliviana y creo que también representa el ascenso del pueblo indígena a posiciones políticas en las sociedades latinoab El presidente Popularidad en retroceso En una conferencia desde la Asociación Nacional de la Prensa en Washington, Bush explicó cómo los Emiratos Árabes ayudaron a cerrar una red de proliferación nuclear a nivel mundial encabezada por A. Q. Khan, refiriéndose al científico nuclear paquistaní acusado de vender información secreta a Irán, Corea del Norte y Libia. Aun así, cada vez más personas, en especial los miembros del Partido Republicano, comienzan a poner en entredicho los planes del presidente. En la última encuesta realizada por la agencia Ipsos, se demostraba que Bush vive uno de los momentos menos populares de su carrera presidencial y que ya no se considera una figura fuerte en la lucha contra el terrorismo. Tan sólo un 37 por ciento de los entrevistados apoyaba sus decisiones. mericanas. Voy a ver al señor Morales. Esos son mis planes Entre ellos no figura ver a Hugo Chávez. El presidente venezolano no encuentra espacio en Chile, como sí lo tuvo en Argentina para arengar a las masas en plazas públicas cuando el país celebraba el ascenso a la Casa Rosada de Néstor Kirchner. El venezolano apenas permanecerá en Santiago unas horas. Aterrizará esta mañana y se irá volando antes de que caiga la noche. Los planes del señor Morales son otros. Se esfuerza en olvidar que su país no mantiene relaciones diplomáticas con Chile desde hace veinticinco años y se hace presente, pasado y futuro para mirarase, cara a cara, con Michelle Bachelet. Chile quiere gas pero Bolivia le cerró el grifo. Bolivia quiere una salida al mar pero Chile no le da ni agua. Los dos son del sur, hablan el mismo idioma y quieren entenderse. muy alto para su sucesora. El pueblo le aclama para que vuelva en 2010 y él se deja querer. Hoy la hija del general Alberto Bachelet abrirá de par en par las puertas del Palacio de La Moneda. Ha llegado con más del 53 por ciento de los votos. Los muros están limpios, no quedan restos de metralla del bombardeo que terminó con la era de Salvador Allende. Beto como llamaban en familia al padre de la presidenta, no se sumó a la traición de Augusto Pinochet. Fue torturado y poco después un infarto terminó de acabar con él. Mirada al pasado Ni ella ni yo lo vemos como una revancha de la Historia Angela Jería, la viuda y la madre de la mujer que ha logrado el poder está preocupada. Piensa en voz alta lo que todos dicen a escondidas, estos cargos dan muchos sinsabores Recuerda que Michelle no quería ser candidata Madre e hija compartieron torturadores en Villa Grimaldi, escuela clandestina de suplicios y muerte. Las dos partieron al exilio en Alemania y a estas alturas de la vida, reconoce, una lo que quiere es la felicidad de los hijos Cuatro años no es nada o cuatro años es todo. Es el tiempo del que dispone Michelle Bachelet para gobernar. Corren los días para ella y vuelan para el responsable de que la sangre bañara Chile. Augusto Pinochet, con 90 años, está en las últimas. Su mujer, todos sus hijos biológicos y buena parte de los políticos están procesados. La historia se reescribe y los renglones torcidos caen en desgracia. Hasta el último momento El síndrome del pato cojo es decir, el del presidente que se duerme en los laureles cuando sabe que sus días en el Ejecutivo están contados, no ha hecho acto de presencia. Ricardo Lagos agotó hasta el último minuto su tiempo de poder con inauguraciones de obras públicas, actos y homenajes. Deja el listón Lagos deja el listón muy alto. El pueblo le aclama para que vuelva en el 2010 y él se deja querer