Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 11 3 2006 Nacional 19 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA COMISIÓN CONSTITUCIONAL La Generalitat fijará cuotas de cine catalán declaradas ilegales La Generalitat quiere implantar cuotas de pantalla para el cine catalán, una medida que ya intentó implantar el anterior gobierno de CiU y que, a consecuencia de la presión de las productoras y la oposición de los tribunales, no llegó a aplicarse. Al parecer, el Ejecutivo autonómico ha elaborado un borrador de la futura Ley de Fomento de la Cinematografía, que impondría un 10 de exhibición en lengua catalana. El artículo 28.3 de la Ley de Política Lingüística de 1998 prevé cuotas lingüísticas de pantalla y distribución para los productos cinematográficos La Generalitat desarrolló este artículo a través de un decreto, recurrido por las grandes distribuidoras ante la Sala de lo Contencioso- Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, que en febrero de 1999 suspendió el decreto por entender que el sistema de cuotas y el régimen sancionador que de él se derivaba eran ilegales. Actualmente no existe una normativa que regule esas cuotas lingüísticas en pantalla. Alfonso Guerra conversa, ayer, con Zaplana y Acebes (de espaldas) en presencia de Artur Mas y Diego López Garrido ERNESTO AGUDO El Congreso consagra la ruptura en la igualdad de derechos entre los catalanes y el resto de los españoles ERC da su apoyo parcial al capítulo de derechos e instituciones b El PSOE replica que al PP le pro- duce urticaria el título primero del nuevo Estatuto, porque, a su juicio, los populares están en contra de ampliar derechos J. L. LORENTE MADRID. La Comisión Constitucional del Congreso, con el apoyo de ERC, aprobó ayer los títulos primero- derechos y deberes -y segundo- instituciones -del nuevo Estatuto catalán con una única modificación respecto al texto aprobado por la ponencia y que se refiere al derecho a morir con dignidad El artículo 20 pasa ahora a denominarse derecho a vivir con dignidad el proceso de la propia muerte Con este cambio- -aprobado a iniciativa de CiU- el Estatuto no establece la eutanasia ni el suicidio asistido, pero sí el derecho a la dignidad de los enfermos terminales. En cuanto al título primero, la Comisión rechazó la enmienda del PP que pretendía su supresión íntegra con el argumento- -expuesto por el secretario general de los populares, Ángel Acebes- -de que es inconstitucional, injusto y segregador y recoge aspectos que suponen una aberración impresentable Según Acebes, los impulsores de este capítulo buscan dibujar una Cataluña imaginaria donde no quepan los ciudadanos libres y se marque a los que no compartan sus delirios identitarios El número dos del PP quiso dejar claro que la ciudadanía en un Estado constitucional unitario y democrático como es el español, no admite es- calafones ni grados Es por eso que el reconocimiento de un acervo específico de derechos para los catalanes acaba con el principio de igualdad señaló Acebes. Para el PP, la regulación sustantiva de los derechos de los ciudadanos es impropia de un Estatuto. Todos los españoles tienen los mismos derechos y obligaciones en cualquier parte del territorio español. Introducir una regulación privativa para los catalanes es una clara vulneración de la Carta Magna sostuvo Acebes. El secretario general del Grupo Socialista, Diego López Garrido, contestó que al PP le produce urticaria el título primero porque, a su juicio, los populares están en contra de ampliar derechos. No recuerdo en esta Cámara una intervención tan contraria a los derechos y libertades como la del señor Acebes proclamó. Mientras tanto, el presidente de ICV, Joan Saura, dijo haber sentido náuseas con la intervención del secretario popular, que calificó de inconcebible y llena de barbaridades El discurso de Blas Piñar (antiguo líder ultraderechista) sería centrista en comparación con el de Acebes Nacionalistas, independentistas, socialistas y antiguos comunistas se unieron y felicitaron por la capacidad de intervención de la Generalitat en la sociedad que les da el Estatuto Apoteosis de la intervención ÁNGEL COLLADO MADRID. ¿Son las mujeres personas, o son más que personas? El proyecto de Estatuto catalán siembra dudas al respecto. En su capítulo I dedicado a deberes y derechos, el 15.2 que dice que todas las personas tienen derecho al libre desarrollo de su personalidad y capacidad personal Y hay otro, el 19.1 en el que se sostiene que todas las mujeres tienen derecho al libre desarrollo de su personalidad y capacidad personal La apisonadora del pacto Zapatero- Mas pasó ayer por encima de los argumentos constitucionales, de técnica jurídica o de simple lógica puestos sobre la mesa por Ángel Acebes, en los enunciados de principios, y luego por Josep Piqué en los de detalle como el de la obviedad de que los ciudadanos de Cataluña tienen derecho a elegir a sus representantes en los órganos políticos Acebes encajó seis horas de intervenciones contra su discurso en defensa de la igualdad, también en materia de derechos y deberes fijados en exclusiva por la Constitución. Cuando el Estatuto entre en vigor ya no será así porque los catalanes, por ejemplo, tendrán derecho a gozar del paisaje en condiciones de igualdad (art. 27) El futuro es la ampliación de derechos decía una portavoz socialista para defender un texto en el que se consagra la marginación del castellano y confiere a la Generalitat la facultad, entre otras muchas, de dictaminar sobre la veracidad de una información. Los portavoces de CiU acallaron su conciencia con el argumento de que ellos no hubieran puesto nada y el arreglo pactado a última hora de colocar por delante el derecho de las personas a recibir tratamiento para el dolor al de vivir con dignidad el proceso de la muerte En la redacción original estaba al revés y parecía que los analgésicos eran para los cadáveres. Con los votos socialistas y frente al PP y a la lógica de la economía moderna, la Comisión dio el visto bueno al espacio catalán de relaciones laborales y al sistema catalán de bienestar incluido en un proyecto que, según el guión del PSOE, contiene el título de nación pero no tiene consecuencias y, además, fortalece a España.