Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional SEGUNDO ANIVERSARIO DEL 11- M LAS MEZQUITAS SÁBADO 11 3 2006 ABC El barrio del Raval de Barcelona, antes barrio chino, se ha llenado de los colores y olores de la comunidad musulmana. Ayer, en sus centros de oración se recordó a los asesinados en Madrid Oración en las mezquitas por las víctimas del 11- M TEXTO: PABLO MUÑOZ FOTOS: YOLANDA CARDO, JOB VERMEULEN BARCELONA. Pasear por la calle del Arco del Teatro, la de Hospital o la calle de San Pablo de Barcelona, es introducirse de lleno en la sociedad musulmana, encontrarse con sus bazares, sus tiendas de alimentación, sus bares, restaurantes y también, cómo no, con buena parte de las mezquitas y asociaciones de la ciudad. Son miles los árabes que han encontrado en esta zona de la Ciudad Condal su lugar ideal para vivir. Hace unas semanas este barrio del Raval vivía con especial intensidad, indignación y preocupación la crisis de las caricaturas de Mahoma publicadas en un periódico danés. Igualmente, estos días, cuando se cumple el segundo aniversario del 11- M, se nota una sensibilidad especial. Mohamaad Iqbal es secretario general de la comunidad islámica Camino de la Paz con sede en la ronda de San Pablo pero cuya mezquita- -un local a pie de calle no demasiado amplio- -se encuentra en Arco del Teatro. Este paquistaní, con indudable liderazgo en su comunidad, es uno de los impulsores de la decisión de que todas los centros dedicasen ayer su oración de los viernes a recordar a las víctimas de la matanza: Nunca olvidaré lo ocurrido, el daño causado, y tampoco el respeto hacia la comunidad musulmana mostrado en esos momentos por la sociedad española Pedimos que no se generalice- -añade- De la misma forma que no todos los vascos son terroristas, los musulmanes no somos responsables de esa barbaridad que tanto daño nos hizo Y sentencia: Para aquellos que reparten muerte sólo hay una pena justa: la muerte El imán está dolido por las caricaturas de Mahoma, pero también por la bomba que destrozó una emblemática mezquita chií en Irak. Estamos muy agradecidos a los españoles. Tenemos mejor trato con ellos que con algunos musulmanes dice. Sobre el 11- M muestra su repugnancia: Esas atrocidades a los que más nos perjudican es a nosotros. También aquí, como en todas las mezquitas de Barcelona, rezaremos por las víctimas El conciliador discurso de estos responsables de la comunidad musulmana, mayoritario entre los imanes de las aproximadamente 180 mezquitas que hay en Cataluña, no elimina, sin embargo, todos los elementos inquietantes. Si bien en la actualidad la práctica totalidad de estos centros de oración no propagan ideas radicales, sí son visitadas por reclutadores de futuros muyahidines que terminan su El imán chií Muzafar Nazqui, en su mezquita con un niño al que enseña el Corán Para aquellos que reparten muerte sólo hay una sentencia justa: la aplicación de la pena de muerte trabajo de adoctrinamiento ya en pisos, menos controlados por los agentes de la lucha antiterrorista. También se han producido operaciones policiales en las que ha sido detenido algún imán, lo que siempre provoca alarma por el gran número de fieles a los que tiene acceso. En este punto, Iqbal y Halhoul coinciden de nuevo: Este es un país democrático y tenemos plena confianza en la actuación de la justicia, que es la que tiene la última palabra. Los culpables que paguen por ello Otro discurso En cualquier caso, hay personas de algún peso en esa comunidad de Barcelona que mantienen un discurso en algún punto radical y preocupante. Una de ellas recibe a ABC sentado delante de su ordenador, pero lo primero que dice es que no permite que se publique su nombre, si antes no firmamos un contrato Tampoco está dispuesto a ser fotografiado. Accede, en cambio, a que se recoja su mensaje, que comienza con la afirmación de que él no es un inmigrante: Estoy en mi país, en Al Andalus. Es como lo que sucede a los españoles en Latinoamérica A partir de ahí, este hombre, que levanta constantemente la voz, construye una extraña teoría según la cual Al Qaida ni siquiera existe, es una farsa, una mentira en la que hay algo raro detrás. Nunca oí hablar de Al Qaida hasta el 11- S En su opinión, éstas y otras falsedades como las armas de destrucción masiva han servido de excusa para asesinar a Afganistán y a Irak Sobre el 11- M, afirma que el atentado en sí mismo es malo pero duda de que los terroristas que se quitaron la vida en Leganés perpetraran la matanza e, incluso, del hecho mismo de que se suicidaran: Son analfabetos, no podían hacer algo así. Además, ninguno Confianza en la justicia Como Iqbal, Mohamed Halhoul, portavoz del Consejo Islámico de Cataluña muestra su confianza absoluta en la justicia y en la actuación de las Fuerzas de Seguridad: Los que realicen actividades delictivas deben asumir su responsabilidad. Ante un suceso como el 11- M sólo cabe el rechazo más profundo, la indignación, trabajar todos juntos para que nunca más ocurra En la asociación cultural Al Qaim en la calle Sant Pere Mitja, el imán Muzafar Nazqui, chií, enseña el Corán a dos niños. Recibe a ABC en una pequeña habitación al fondo del local, sentado en un colchón sobre el suelo, y es necesario que dos jovencitas que están fuera de la estancia con sus madres entren allí para ejercer de traductoras. Fieles musulmanes rezan en una mezquita de Barcelona por las víctimas del 11- M