Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 11 3 2006 ABC Nacional Los trenes de la muerte Cómo se activó el explosivo en el interna 1 La alarma programada eléctrica 2 La resistenciacalienta del móvil manda una señal detonador se al altavoz por unos cables conectados al teléfono Detonador Dinamita 1 Estación de Atocha Alcalá de Henares- Alcobendas Modelo 446. N 21431 Número de bombas: 5 (dos, desactivadas) Hora de las explosiones: 7.37 h Salida: 07.01 h Capacidad: Sentados: 480. De pie: 1.044. Total: 1.52 Vagones afectados: 1 5 y 6 haciendo explotar una pequeña carga M- 206 Inmediaciones de la Estación de Atocha Alcalá de Henares- Chamartín Modelo 446. N 17305 Hora de las explosiones: 7.39 h Vagones afectados: 1 4 5 y 6 Número de bombas: 4 2 Capacidad: Sentados: 480. De pie: 1.044. Total: 1.524 Teléfono móvil de dinamita 3 El cartuchoprovocando explosiona por simpatía que lo hagan los demás 3 Estación de El Pozo Guadalajara- Chamartín Modelo 450. N 21435 Capacidad: Sentados: 1.672. De pie: 2.016. Total: 3.688 Hora de las explosiones: 7.41 h Vagones afectados: 4 y 5 Número de bombas: 3 (una, desactivada) Salida: 07.10 h (desde Alcalá) Estalla nada más salir de 4 Estación de Santa Eugenia Alcalá de Henares- Príncipe Pío Modelo 446. N 21713 Hora de la explosion: 7.42 h Vagones afectados: 4 Número de bombas: 1 Capacidad: Sentados: 480. De pie: 1.044. Total: 1.524 Salida: 07.14 h Estalla cuando sale de la estación Los islamistas calcularon que las explosiones coincidieran con la mayor presencia de viajeros Se sospecha que planificaron el 11- M con datos de la web del Consorcio de Transportes de Madrid b La Policía cree que las bombas fueron programadas para que estallaran un minuto después de la hora en que los trenes tenían fijada su llegada a las estaciones D. MARTINEZ MADRID. Los terroristas del 11- M planificaron los atentados para que las bombas estallaran justo cuando los viajeros salían o bajaban de los trenes, es decir, calcularon el momento en el que había mayor número de personas para, de esta forma, causar el mayor número de víctimas. A esta conclusión llegan los investigadores al comprobar que los islamistas fijaron el estallido de los artefactos un minuto después de la hora prevista para la llegada de los cercanías a las estaciones. Así, por ejemplo, la bomba que fue recuperada- -conocida como la de El Pozo- -tenía el teléfono móvil programado para las 7: 40 y el tren en el que fue colocada tenía su hora de llegada a la estación de El Pozo a las 7: 39. Pese a este cálculo tan preciso, los investigadores creen que los criminales no comprobaron sobre el terreno el horario de los trenes y se inclinan por la posibilidad de que planificaron los atentados tomando como fuente de información la página de internet del consorcio de transportes de la Comunidad de Madrid, en la que aparece en primer lugar el tren elegido por los islamistas: el del recorrido Alcalá de Henares- Alcobendas- San Sebastián de los Reyes. Sospechan, por tanto, que los criminales, utilizaron la tabla de los horarios para organizar la acción terrorista, en la que creen que intervinieron nueve individuos y no trece- -uno por bomba- como se pensó en un primer momento. Los especialistas mantienen esta teoría en función de la reconstrucción que sobre los atentados han realizado con los datos obtenidos a lo largo de estos dos años. Y lo han tenido que ha- cer como si de un puzzle se tratara, ya que, de momento, no cuentan con la declaración de ninguno de los autores materiales. El único testimonio que podría arrojar luz sería el de Abdelmajib Bouchar, detenido el pasado verano en Serbia, pero el marroquí mantiene la boca sellada y sólo la abre para negar cualquier relación con el atentado. Ahora los agentes piensan que en la matanza participaron menos terroristas que los que creyeron en principio, porque han comprobado que el comando debió verse escaso de gente Llegan a esta teoría basándose en que Quedan por identificar dos de los terroristas que colocaron los artefactos A raíz de los restos de ADN y de las huellas encontradas en los dos vehículos que los terroristas utilizaron para trasladarse hasta la estación de Alcalá de Henares, la Policía tiene constancia de que en la colocación de las mochilas bomba participaron: Allekema Lamari, Abdennabi Kounjaa, Asrih Rifaat Anuar- -los tres murieron en la explosión de Leganés- Daoud Ouhnane- -en paradero desconocido- -y otros dos individuos que aún no han sido identificados. A estos, los investigadores suman los nombres de los hermanos Oulad Acka- -Mohamed y Rachid- Sustentan esta posibilidad en la conversación que los dos marroquíes, antes de quitarse la vida en Leganés, mantuvieron con un familiar residente en Londres. En la conversación, los terroristas dicen a su interlocutor que las víctimas del 11- M nos miraban a la cara, pero no nos veían por la voluntad de Dios En la estación de Vicálvaro se hallaron prendas de vestir con el ADN de Otman el Gnaoui. tres de las bombas estallaron justo en la entrada de los vagones. Esta circunstancia demuestra a los investigadores que los terroristas, por falta de gente, las colocaron conforme se abrían las puertas de los convoyes. Por el contrario, otras sí las depositaron en zonas del interior, ya que varios de los terroristas viajaron en los trenes, al menos hasta la estación de Vicálvaro. Para el cálculo de individuos que intervinieron directamente en la colocación de las bombas, los investigadores también han tenido en cuenta los restos recuperados en la furgoneta Kangoo y en el Skoda Fabia, así como los enseres hallados en la estación de Vicálvaro. Planificado por El Chino El hecho de que los islamistas programaran el estallido de las bombas un minuto después de la hora que los trenes- -cuatro- -tenían fijada para llegar a las estaciones es interpretado por los investigadores como un claro propósito de causar el mayor daño posible, ya que durante ese minuto es cuando se registra mayor número de personas, al coincidir las que se quedan en los trenes con las que salen y entran de los vagones. Los investigadores, dos años después de la matanza, están plenamente convencidos de que Jamal Ahmidan, El Chino fue quien diseñó el modus operandi de los atentados, debido