Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión SÁBADO 11 3 2006 ABC AD LIBITUM DESDE MI BUHARDILLA RUBALCABA, RAJOY Y EL TATO N muchas ocasiones el instinto se anticipa a la razón y nos previene de los peligros que nos acechan. Suele sucederme de tal modo cuando observo la actuación pública de Alfredo Pérez Rubalcaba, el hombre que ha convertido el talento en agravante. El gran muñidor de los socialistas, rodrigón que mantiene tieso el débil tallo en el que florece el presidente del Gobierno, repite últimamente para referirse al texto que ha secuestrado la actividad y la inteligencia de toda nuestra clase política: El Estatut constitucional Dado que a Rubalcaba no se le conoce una especial pasión por el pleonasmo y sí, en cambio, por la desfiguración de la verdad habrá M. MARTÍN que pensar en que no es FERRAND tan constitucional como repite el vocero parlamentario. Simultáneamente, Mariano Rajoy define al Estatut como un fraude a los catalanes Lo es, de hecho y al margen de otras consideraciones, para todo catalán que, independientemente del grado de su condición nacional española, no sea fervoroso de la izquierda. El intervencionismo económico que el Estatut lleva en su seno, y que curiosamente no escandaliza en CiU, será causa de un retroceso real en la economía catalana. También insiste Rajoy en el olvido ciudadano que conlleva el polémico texto, elaborado de espaldas a la ciudadanía y sin atender ninguna expresión de la demanda social. Pregunta el líder del PP: ¿De los ciudadanos quien habla, El Tato? Antonio Sánchez, El Tato, fue un notable torero sevillano del XIX. Uno de los frecuentes símbolos de las dos Españas. El sur estaba con El Tato y el norte- -Madrid, especialmente- -con el El Gordito. Para celebrar la promulgación de la Constitución de 1869 se organizó en Madrid una corrida de toros en la que El Tato compartía cartel con Villaverde y Lagartijo. En el cuarto de la tarde, fue corneado por un toro de Vicente Martínez y, de resultas, perdió la pierna. ¿Por qué a Rajoy, que no es un fervoroso taurófilo, le viene a la cabeza El Tato para subrayar la indefensión de los ciudadanos de Cataluña frente a sus representantes en el Parlament? No sé si inclinarme por la evocación constitucional que significa la corrida en la que el torero perdió una pierna o por la cojera con la que, después y dotado de una prótesis, trató de volver a torear en Badajoz y Valencia. Entre la mucha desconfianza que suscita Rubalcaba y las diversas interpretaciones que sugiere Rajoy, dos lecturas diferentes de un mismo problema nacional, la debilidad y el oportunismo que José Luis Rodríguez Zapatero, bien aprovechados por los cuatro partidos catalanes que integran el tripartito van conformando una nueva situación cuyo pronóstico, grave en cualquier caso, depende más de la buena voluntad y el talento de sus ejecutores que de la certeza que debieran aportar las leyes. Aquí hay, como diría El Tato, similiquitruqui LA LENGUA Y LA VIDA E E que no la he parido soy de hecho su madre. Y allí enconN mi época de estudiante, aprendí que la lentré, como una fruta que no nace en todas las ramas, gua se rige por dos principios universales: el de una palabra mágica que en su sentido etimológico alula precisión y el de la economía. El hablante, de precisamente al hecho físico, biológico, de la filiaque los encarna, tiende al parecer a no decir en dos ción. Gracias a la riqueza de mi idioma, podré contarle palabras lo que puede decir en una, y a emplear en en su día que ella tuvo, en el lejano Tíbet, unos progenicambio cuantas sean menester para nombrar con clatores a quienes debe sus genes, pero tiene y tendrá hasridad aquello que de otro modo se prestaría a confusiota nuestra muerte, junto a su vida y cabe sus nes. Hay un tipo de tonto ibérico, por ejemplo, sueños, la verdad de unos padres. al que en rigor sólo puede llamársele gilipoDebería la lengua, por el bien de nuestras llas y de ahí que la Academia se haya visto mentes y por propia dignidad, limitarse a decir finalmente obligada a incluir este expresivo volo que pasa. Y oponerse con toda la fuerza de su cablo en las páginas de su diccionario. Dudo pecho desnudo a que se llame solución habitamucho que acabe algún día recogiendo el muy cional a un cuchitril, limpieza étnica a un genoreciente y no menos asombroso hallazgo retóricidio, convoluto a un soborno, pacificación a co del BOE. LAURA una guerra, intertextualidad a un plagio, vioComo ustedes ya saben, en los formularios CAMPMANY lencia a un asesinato, acuerdo político a un nede inscripción de los españolitos en el Registro gocio, impuesto a una extorsión, alianza a un tembleCivil, y merced a una rectificación de última hora que que, enseñanza a un fracaso, o principio del fin a lo de convierte en un derecho lo que no hace ni tres telediasiempre. Removerle el nombre a la realidad no la hace rios se prefiguraba como una obligación, los dos titulamás blanda, sólo un poco más turbia. res de la responsabilidad parental podrán optar por Los anglófonos, tan peculiares, se inventaron la masustituir las denominaciones de padre y madre nera de referirse educadamente a lo que aquí, con no por las de progenitor A y progenitor B Se argumenos tacto, llamamos discapacitados mentales mementa que esta duplicación cubre una necesidad sodiante el circunloquio mentally challenged a saber, cial. Que lo que se pretende es que una pareja homopersonas que se enfrentan a un reto de capacidad mensexual pasada por el juzgado, es decir, unida en un matal. Rizando el rizo, encontraron también, para rebautrimonio que con más acierto llamaríamos patrimotizar a los enanos- -con los que luego no se privan de nio, pues apenas regula otra cosa, pueda inscribir a jugar a los bolos- el imaginativo eufemismo de versus eventuales hijos adoptivos sin tener que especifitically challenged o personas desafiadas por la verticar cuál de las dos personas que la integran asumirá, calidad. Si es por retos, todos tenemos alguno: los torcon respecto al niño, los papeles de papá y mamá. Empes con la habilidad, los ciegos con la imagen, los ignobarazosa disyuntiva. rantes con el conocimiento y los muertos, definitivaConstatado el problema, admitamos también que mente, con su buena salud. Pero a qué tanta noria, si la hay soluciones muy poco solventes, y si no, que alpropia palabra lo dice. La mala intención, cuando la guien me aclare qué aporta la palabra progenitor a hay, la ponemos nosotros. La lengua en sí misma no es este novedoso conflicto. Yo hace dos años, cuando más que un reflejo de la vida. Pero ya sabemos que es adopté a mi hija, me fui corriendo al castellano para inagotable. Me refiero a la estupidez humana. ver cómo podría explicarle, llegado el caso, que aun- -Alguien quiso que ni la derecha se mantuviese en el Gobierno, ni que yo pueda conmemorar la fecha de mi victoria con alegría.