Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 3 2006 51 Fallece en Milán el gran poeta peruano Jorge Eduardo Eielson a los 78 años de edad A los diez años del fallecimiento de Kieslowski se estrena en España su película No matarás En los 12 años del régimen nazi nunca aumentó Hitler los impuestos a la clase obrera Es muy importante que no simplifiquemos el Holocausto porque no sucedió al margen de la Historia subestimar el efecto público de esta medida. Son métodos del moderno Estado Social redistribuidor El traslado de la estatua de Menéndez Pelayo conmemora el 150 aniversario del autor Regàs no ha informado al Patronato de la Biblioteca Nacional de su decisión de sacar la obra al jardín de la Historia- -de la que fue director- -dedicará un ciclo de conferencias y una exposición al insigne polígrafo en noviembre próximo JESÚS GARCÍA CALERO MADRID. Dicen que las comparaciones son odiosas, pero lo cierto es que la Real Academia de la Historia (RAH) va a dedicar un amplio homenaje a lo largo de 2006 a Marcelino Menéndez Pelayo, porque el próximo 3 de noviembre se cumplen 150 años de su nacimiento en 1856. La conmemoración, en la que destaca una exposición y un afinado ciclo de conferencias, contrasta con la decisión de la directora de la Biblioteca Nacional, Rosa Regàs, de trasladar al jardín la estatua que preside el vestíbulo de la institución desde que fue erigida, poco después de la muerte del gran polígrafo, en 1912. Nada hay de extraño en el homenaje de la Real Academia de la Historia, puesto que Menéndez Pelayo fue también director de esta institución, como lo fue de la Real Academia Española y también de la Biblioteca Nacional. Hay que tener en cuenta, según recordaba ayer Gonzalo Anes, actual director de la RAH, que si digo que Menéndez Pelayo fue director b La Real Academia ¿Qué rastro queda hoy de Hitler en Alemania? Muchos. El boletín en el que se publicaban las leyes del Reich alemán, después de 1945, siguió teniendo vigencia en un 90 por ciento. Aunque parezca increíble decirlo y nos dé escalofrío, al régimen de Hitler le debemos muchas cosas que hoy en día nos parecen totalmente normales. Por ejemplo: el régimen agrario de la Unión Europea, que proporcionaba garantías y subvenciones tan elevadas a los agricultores. Eso se inventó en 1934 en Alemania para los agricultores alemanes. En la Europa ocupada se crearon muchos impuestos que no existían en el resto de países. También se le debe una parte de las leyes sociales en Alemania, la normativa de circulación de tráfico, la nueva ley de sociedades anónimas, acabar con las grandes propiedades de los terratenientes, con los latifundistas, los fideicomisos... Contra el olvido: Hay que ayudar a las víctimas del terror nazi escribiendo y dándoles voz para que puedan pronunciarse. Es muy importante que no simplifiquemos el Holocausto. No sucedió al margen de la Historia. Tenemos que aproximarlo y analizarlo porque es el resultado de un Estado ultramoderno y superdesarrollado con un alto grado de distribución de las tareas y muy bien organizado ERNESTO AGUDO la clase obrera, mientras que el impuesto de sociedades en 1933 era del 20 por ciento y en 1942 se elevaba al 55 por ciento. Es decir, más del 50 por ciento subió el impuesto de sociedades. Las empresas, a pesar de ello, tuvieron beneficios en la guerra, pero no hay que de la Real Academia de la Historia, ocupó el despacho que yo ocupo actualmente, que sigue presidido por el retrato que el pintor José Moreno Carbonero realizó en mayo de 1912, y que la mesa en la que trabajo es la suya, según demuestra una placa, ya está todo dicho. Ese retrato será el centro de la exposición que inauguraremos el 3 de noviembre Sobre la Biblioteca Nacional, Anes no quiere casi hablar: No voy a referirme a las decisiones de una directora que apenas conozco, pero si lo que ella quiere es conmemorar el 150 aniversario sacando al jardín la estatua que ha tenido un lugar tan destacado... El director de la RAH afirma que Menéndez Pelayo es el polígrafo más importante de la Historia de España, un prodigio de las letras de portentosa formación enciclopédica que demuestra en la temprana publicación de la Historia de los heterodoxos españoles vamos, un genio de los que nace uno cada quinientos años Según pudo comprobar ayer ABC, hay gran expectación entre destacados miembros del Real Patronato de la Biblioteca Nacional, que preside Francisco Ayala- -quienes confiesan que aún no han sido informados de la decisión de trasladar la estatua- por conocer en detalle los planes de la directora Rosa Regàs. ñoles? Aunque Malinche hubiera tenido una intención colaboracionista, que no creo, era parte de su trabajo al servicio de Cortés. El juego era complejo: el imperio de Moctezuma se había impuesto sobre unos pueblos ya deseosos de derrocarlo. Hábilmente, Cortés estableció alianzas con ellos y juntos hicieron posible la Conquista Al traducir, Malinalli podía cambiar los significados e imponer su visión de los hechos y, al hacerlo, entraba en franca competencia con los dioses reseña Esquivel en su libro que abriga, en esencia, una reflexión sobre el valor de la palabra. Para mí es sagrada; es capaz de transformar, de crear. Es también el arma más destructiva. Todos los que trabajamos con las palabras tenemos una enorme responsabilidad concluye, para deslizar un apunte etimológico: Malinche que deriva de Malinalli y, a la par, es como los indí- genas atragantados con la erre terminaron llamando a Cortés el que va con Malinche significa traidor o desafecto en México y parte de Honduras. Ilustrativo. Otrora guionista de cine, ¿se atrevería a confeccionar un guión de su novela? Sí. Sé del interés de algunos, pero aún no hay nada concreto y estamos viendo propuestas. Me encantaría conjuntar fuerzas españolas y mexicanas. Que este códice moderno fuera fruto de un productor español y un director mexicano Mientras se fragua el proyecto, ella regresará a una novela abandonada, de la que sólo revela que transcurre en la actualidad, y a su faceta de voyeur de oído a la caza del término amor en las conversaciones ajenas. Me preocupa su ausencia. En las reuniones nadie se atreve a mencionarlo, salvo unos pocos y los que lo recreamos al escribir De nuevo, la palabra. La autora mexicana Laura Esquivel, ayer en la Gran Vía madrileña IGNACIO GIL