Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid VIERNES 10 3 2006 ABC El mal trago de una ruptura se acentúa en el cónyuge que pierde la vivienda. La Comunidad quiere combatir esta situación, y ayer entregó los 40 primeros pisos sociales para separados y divorciados, una iniciativa pionera en España Un nuevo techo para divorciados TEXTO: MARIO DÍAZ MADRID. La vida del madrileño Pedro Azañón dio un vuelco cuando se separó de su mujer, hace cuatro años. Fue una ruptura de mutuo acuerdo, pero se te hace muy cuesta arriba salir adelante una vez separado: imagínate pagarte un alquiler de 600 euros, pasar la pensión para tu hijo, ¿cómo te metes tú en un piso? se preguntaba. La respuesta se la ha dado la Comunidad de Madrid, que ayer entregó los primeros 40 pisos sociales de alquiler para personas separadas y divorciadas, una iniciativa pionera en España para responder a la nueva realidad socio- familiar según afirmó la presidenta regional, Esperanza Aguirre. Pedro Azañón, uno de los adjudicatarios, celebraba ayer su 43 cumpleaños recibiendo el mejor regalo que podía imaginar: las llaves de su nueva casa. Como Pedro, 127 separados y divorciados más residentes en la región se inscribieron para aspirar a uno de estos 40 pisos, que forman parte de una promoción de 248 viviendas públicas en La Ventilla promovidos por el Instituto de la Vivienda de Madrid (Ivima) Todos ellos, la gran mayoría hombres, pagarán una renta mensual de entre 170 y 260 euros por unos pisos de entre 50 y 80 metros cuadrados, respectivamente, dependiendo de si cuentan con uno o dos dormitorios. Además, disfrutan de plaza de garaje. La alegría se extendió entre los adjudicatarios, que coincidieron en que es una oportunidad para empezar de nuevo JAIME GARCIA La dificultad de empezar de nuevo Aún no he visto el piso ni sé cómo es, en cuanto salga voy a verlo, ¡estoy como si me hubiera tocado la lotería, mejor incluso! afirmaba María Jesús Pastor, contentísima por su nueva casa. Tras separarse hace un año, arrancó su nueva vida con muchas dificultades, como coinciden todos los separados y divorciados adjudicatarios. Tras 15 años sin trabajar y con más de 40 es muy difícil encontrar empleo. Al principio es muy complicado arrancar, empiezas una nueva vida sostiene María Jesús. Su nuevo proyecto vital, al menos, ya dispone de techo. Eso mismo le comentó la presidenta regional cuando le entregaba las llaves: Este piso es una oportunidad para que empieces recuerda María Jesús que le dijo. Aguirre destacó la importancia de la vivienda para todos los ciudadanos, especialmente para aquellos que han pasado por un proce- 128 personas separadas y divorciadas de la región optaron a estos 40 pisos, con alquileres de entre 170 y 260 euros No les hemos podido resolver el problema matrimonial, pero al menos tienen un piso broméo la presidenta so de separación o divorcio y que, a este dolor, han tenido que unir el de quedarse en la calle y recordó que esta iniciativa respondía a un compromiso personal. No les hemos podido resolver el problema matrimonial, pero al menos tienen ustedes una vivienda bromeó la presidenta, muy aplaudida en la entrega de los pisos públicos. Tras los aplausos, el patio de la Real Casa de Correos donde se celebró el acto se quedó vacío. Como María Jesús, todos los adjudicatarios se marcharon raudos a ver su casa. Voy corriendo a verlo, antes no se ha podido afirmaba Pedro, radiante. Este visitador de farmacia espera que su nuevo y económico piso le permita arrancar, porque en el momento de separarte los ingresos caen en picado, y vivir en casa de la familia es un agobio Alfonso Fernández, de 46 años, lo sabe bien. Tras separase definitivamente de su mujer, hace un año, se quedó viviendo en el domicilio familiar mientras buscaba un piso y un nuevo trabajo para afrontar su nueva condición. Con el que tenía no me daba para un alquiler, y eso que no tengo que pasar pensión porque mi ex mujer goza de un buen sueldo. Bueno, es que se ha quedado con los dos pisos que teníamos, se ha quedado con todo, pero mantenemos una relación amigable dentro de lo que cabe explica. Alfonso consiguió el nuevo trabajo, se mudó a un piso solo y, tras cinco meses allí, llegó la buena noticia: le había tocado uno de los pisos para separados y divorciados de la Comunidad. Me había apuntado antes del verano tras leerlo en la prensa, ha sido muy rápido, una auténtica lotería concluye. Sólo 6 mujeres entre los 40 adjudicatarios Sólo 6 mujeres resultaron agraciadas en esta promoción de 40 viviendas públicas para separados y divorciados, un porcentaje que se podría extrapolar a los 128 aspirantes según la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio. La razón está en las condiciones de acceso: además de estar empadronado en la región, de contar con unos ingresos de hasta 15.000 euros netos anuales y de presentar la resolución judicial de separación o divorcio, esta resolución debe constatar que los candidatos han sido privados del uso de la vivienda conyugal. Ésta se adjudica a los hijos y al cónyuge que se queda con ellos, fundamentalmente mujeres explican las mismas fuentes. Aunque ahora no hay ninguna lista para apuntarse en las próximas promociones, se ofrece información de esta iniciativa en la Oficina de Vivienda regional (calle Asturias, 28) en el 012 y en la web www. madrid. org oficinavivienda.