Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional VIERNES 10 3 2006 ABC Dubai Ports cede a las presiones y traspasará el control de puertos a una empresa estadounidense Los congresistas republicanos alegan problemas de seguridad al bloquear las negociaciones b La exigencia de la compañía árabe de controlar los puertos estaba fundamentada por la adquisición de la británica Peninsular Oriental Steam Navigation Co JOSÉ LUIS DE HARO. SERVICIO ESPECIAL NUEVA YORK. En los pasillos del Congreso se respiraba cierto aire revolucionario después de cinco años de apoyo a muchas de las controvertidas propuestas del presidente de Estados Unidos, George Bush. Los miembros del Partido Republicano en el Capitolio decidieron vetar la posible toma de control por parte de Dubai Ports de los principales puertos del país. La compañía árabe cedió a las presiones y, a través del senador republicano de Virginia John Warner, anunciaba ayer su intención de traspasar la totalidad de sus operaciones portuarias estadounidenses a una firma norteamericana. A media mañana de ayer, los republicanos comunicaban al presidente que tanto el Congreso como el Senado estaban preparados para bloquear las negociaciones, conscientes de los problemas de seguridad nacional que este traspaso podría implicar. Al mismo tiempo, el portavoz de la Casa Blanca, Scott McLellan, reiteraba las intenciones de Bush de vetar cualquier legislación que interfiriera con la operación. Este aviso a la Casa Blanca se produjo apenas un día después de la votación del comité republicano en el Congreso en el que, con 62 votos a favor y dos en contra, se confirmaba la decisión de detener las negociaciones. Algo inusual en la Cámara de mayoría republicana, que ha decidido comenzar una revuelta contra la Administración justo el mismo año en que se celebrarán elecciones en el Congreso. Exigen el fin de la alimentación forzosa en Guantánamo EFE LONDRES. Más de 260 médicos piden al Gobierno de Estados Unidos que abandone la alimentación forzosa de los reclusos en huelga de hambre en la base de Guantánamo, en una carta publicada en el último número de la revista The Lancet. Los profesionales, procedentes de siete países, resaltan que hay acuerdos internacionales que impiden a los médicos obligar a alimentarse a las personas que han decidido no comer como medio de protesta. También subrayan que está prohibido recurrir a sillas especiales para retener a los reclusos mientras se les conecta a tubos de alimentación forzada. En su opinión, los médicos que realizan estas prácticas deberían ser sometidos a medidas disciplinarias. El presidente Bush supervisa la construcción de un dique en Nueva Orleáns so del control de los principales puertos estadounidenses a la empresa árabe, los problemas arreciaron en dos direcciones. Por un lado, existía un enfrentamiento directo entre Bush y el Congreso, que como se ha podido ver quería vetar esta decisión. Por otro lado, Dubai Ports exigía su derecho de controlar los puertos estadounidenses. Esta exigencia estaba fundamentada tras la adquisición por la compañía árabe de la empresa Peninsular Oriental Steam Navigation Co, una fir- AP ma británica que mantenía contratos con diversos puertos de EE. UU. Dos miembros republicanos, el portavoz en el Congreso Dennos Master y el líder de la Mayoría en el Senado, Bill Frist, se encargaron de anunciar en una reunión con el presidente que el pacto de transferir seis puertos a la empresa árabe estaba muerto afirmaron fuentes cercanas, que no revelaron cuál fue la reacción de Bush. Finalmente, la compañía de Emiratos Árabes Unidos accedió traspasar los puertos. EE. UU. busca el apoyo de España para la reforma de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU M. SALVATIERRA MADRID. La diplomática estadounidense Shirin Tahir- Kheli, asesora de la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, para la reforma de la ONU, ha viajado a Madrid en busca del apoyo del Gobierno español a las propuestas de la Administración Bush. La visita se enmarca dentro de una gira que incluye Berlín y Londres. Como tema central figuran las reticencias de Washington hacia la propuesta del nuevo Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, presentada por el presidente de la Asamblea General, Jan Elliason, en la que se fija que sus miembros sean elegidos por mayoría. Según explicó ayer Tahir- Kheli en rueda de prensa, Estados Unidos no pretende renegociar el borrador línea por línea sino conseguir elevar a dos tercios de la Asamblea General Aplastante mayoría En el Capitolio, los senadores demócratas exigieron una votación sobre esta cuestión, lo que colocó a los republicanos en primera línea de fuego mientras intentaban que esto no ocurriera. Los senadores republicanos deseaban frenar cualquier tipo de votación hasta que se diera por terminado el periodo de 45 días para revisar el caso. Al mismo tiempo, funcionarios de la administración utilizaron esta ventaja para convencer a los legisladores. Esta estrategia se frustró el miércoles cuando el Comité de Apropiaciones del Congreso firmó, con una aplastante mayoría, su oposición al trato. Desde el anuncio del posible traspa- los votos que necesita un país para ser miembro del Consejo de Derechos Humanos e imponer una serie de criterios claros de selección. Se trataría sobre todo de impedir que se produzcan paradojas sangrantes como las registradas recientemente con naciones como Libia o Sudán, que han ostentado la presidencia de la Comisión de Derechos Humanos. Este tipo de hechos ha provocado una crisis de legitimidad que el propio secretario general, Kofi Annan, ha reconocido. Para TahirKhel: El Consejo será juzgado en función de quién se siente en él y existe el riesgo de caer en el mismo grado de descrédito que la Comisión... Creemos que las naciones que han sido sancionadas por violaciones de los Derechos Humanos no deben formar parte de este nuevo organismo Hasta este momento, la Unión Europea, incluida España, apoya el plan Shirin Tahir- Kheli AP presentado por Eliasson aunque no se considere un modelo idóneo. Tahir- Kheli se reunió en Madrid con el director general para Naciones Unidas, Derechos Humanos y Organismos Multilaterales del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Arturo Laclaustra, y con el director general de Asuntos Políticos, Rafael Dezcallar.