Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 10 3 2006 Nacional 15 Marcinkiewicz califica de valiente la decisión de España de abrir su mercado laboral a los polacos Zapatero comunicó ayer en Granada al primer ministro el fin de las restricciones el 1 de mayo Ejecutivo insiste en que todos los gobiernos tienen la obligación de garantizar la seguridad del suministro energético a sus ciudadanos LUIS AYLLÓN GRANADA. El primer ministro de Polonia, Kazimierz Marcinkiewicz, calificó ayer de valiente la decisión del Gobierno español de levantar las restricciones a la libre circulación de trabajadores polacos en nuestro país a partir del 1 de mayo. Como adelantó ABC, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, se lo comunicó así ayer a su colega polaco durante la cumbre bilateral entre los dos países celebrada en la Alhambra de Granada. Aunque en Polonia ya se esperaba la b El jefe del decisión, cuando Zapatero se lo comunicó a la delegación polaca al comienzo de la cumbre, sus integrantes prorrumpieron en un gran aplauso, no sólo por el hecho en sí, sino también porque esperan que anime a otros países de la UE a hacer lo mismo. España, a su vez, confía en que esta medida, que extenderá al resto de los países que entraron en la UE hace dos años y que tenían una moratoria para la entrada de su mano de obra, allane el camino a las empresas españolas en Polonia. El Ejecutivo de Zapatero está particularmente interesado en esto porque los polacos van a recibir fondos europeos por valor de 60.000 millones de euros hasta 2013 y deben hacer un gran esfuerzo en infraestructuras, vivienda, medio ambiente, etcétera. Marcinkiewicz, que acabó su intervención con un queremos más Espa- Zapatero y el primer ministro polaco, ayer en la cumbre de Granada ña en Polonia animó a las empresas españolas a invertir en su país, incluido el sector energético, y apostó por el funcionamiento del libre mercado. A pesar de todo, los polacos, muy preocupados por el futuro de las cuestiones energéticas, miran con mucha atención el proceso de las opas lanzadas sobre Endesa porque la empresa española pretende adquirir una importante central eléctrica en Polonia, y hay cierta preocupación de que el control quede en manos de la alemana E. ON. No obstante, Marcinkiewicz no quiso referirse en concreto a ese problema. En ese contexto, Zapatero apostó por una política energética coordina- AFP da en el seno de la UE procurando que las prioridades sean la seguridad y la interconexión. En cuanto al debate sobre las opas, afirmó: El problema no es que haya campeones con una bandera, sea europea o nacional, sino que debe haber una política energética compartida, porque el mundo esta interrelacionado y todos los países tiene la obligación, no sólo el derecho, con sus ciudadanos, de dar garantías sobre la seguridad del suministro energético Además, Zapatero, que dijo estar dispuesto a hablar con el PP sobre el futuro Plan Energético Nacional, descartó un cambio de posición del Gobierno en cuanto a la energía nuclear.