Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN LA COMISIÓN CONSTITUCIONAL VIERNES 10 3 2006 ABC Rajoy reta a Zapatero a dejar que el TC decida sobre el Estatuto antes del referéndum catalán Acusa al PSOE de fomentar un pseudoestado en Cataluña a cambio de debilitar España del PP lanza un guiño al líder de los nacionalistas catalanes, Artur Mas, para que se aleje de los cantos de sirena del jefe del Ejecutivo J. L. LORENTE MADRID. El líder de la oposición, Mariano Rajoy, se empleó ayer a fondo en su intento por frenar el nuevo Estatuto catalán en el Congreso de los Diputados. Rajoy- -que abrió el fuego de su grupo en el primer debate a puerta abierta de la reforma estatutaria en la Comisión Constitucional de la Cámara Baja- -acusó al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de propiciar un pseudoestado en Cataluña a cambio de debilitar España Pese a las críticas al Gobierno socialista, el presidente del PP volvió a tender la mano a Zapatero. Esta vez, apeló a la generosidad y el patriotismo del jefe del Ejecutivo para negociar un nuevo texto desde el principio Se equivocaron los que pensaban que el líder de la oposición iba a rebajar el tono de su ataque al Gobierno socialista, tras la convención popular del pasado fin de semana. Al contrario. El suyo fue un discurso duro, con el que trató de poner en evidencia la responsabilidad de Zapatero en este lío y engendro -según sus palabras- -que se debate en la Cámara Baja. Un dirigente socialista no puede dar su apoyo a esto. Uno nacionalista, sí. Y les digo a los señores del PSOE que están votando algo a favor sabiendo que es radicalmente inconstitucional. Menuda izquierda tenemos en este país llegó a decir. b El presidente LOS ARGUMENTOS DE RAJOY Les digo a los diputados del PSOE que votan a favor el Estatuto sabiendo que su texto es radicalmente inconstitucional La reforma estatutaria, que han hecho unos señores de izquierda antiguos, es una de las cosas más retrógradas que he visto en mi vida mientos concretos al jefe del Ejecutivo. El primero, un recurso previo ante el TC. El segundo, una reforma constitucional para que la Carta Magna diga con claridad cuáles son las competencias del Estado. Yo pido formalmente que, antes de que se produzca el referéndum en Cataluña, se pronuncie el Tribunal Constitucional. La gente sabrá a qué atenerse. Esto es bueno para todos y ha ocurrido en numerosísimas ocasiones a lo largo de nuestra historia democrática. Ya que ustedes- -les dijo a los diputados del PSOE y a sus socios nacionalistas por la tarde, ya en el turno de réplica- -están tan seguros de que el texto es constitucional, sometámoslo a un organismo neutral, como es el Tribunal Constitucional El reto de Rajoy a Zapatero no gustó Rajoy estuvo acompañado por un elevado número de diputados de su grupo a los parlamentarios del grupo mayoritario, que se apresuraron a descalificar la viabilidad del recurso previo que planteó el líder de la oposición. Rápida también fue la respuesta del PP: retaron a los socialistas apoyar una enmienda de los populares a la reforma de la ley orgánica del Tribunal Constitucional- -actualmente, en trámite en el Congreso- -que señala que son susceptibles de recurso de inconstitucionalidad, con carácter previo, los proyectos de aprobación o reforma de los Estatutos de Autonomía En cuanto a los cambios constitucionales, Rajoy quiso dejar claro a la Cámara que las competencias del Estado no las puede fijar un Estatuto. Si quieren ustedes claridad, yo hago otra propuesta: acometamos una reforma de la Constitución, porque, ¿qué, si no la Carta Magna, puede fijar las competencias del Estado? preguntó el líder de la oposición a los parlamentarios del PSOE. Además de instar a Mas para que volviera a la moderación, Rajoy dedicó también una parte de su réplica a los socialistas, de los que dijo que están pasando un mal trago por tener que defender un texto cuyo culpable es Zapatero. Motivos de inconstitucionalidad El objetivo de Rajoy consistió en intentar desmontar uno a uno los argumentos empleados por los socialistas para defender la reforma. El líder de la oposición comenzó poniendo de relieve las- -en su opinión- -inconstitucionalidades del proyecto. Siguió por los muchos ejemplos que hacen del Estatuto un texto ininteligible, que acarreará un cúmulo de dificultades en el futuro y un sinfín de problemas jurídicos Para acabar, se esforzó por resaltar que la reforma es enormemente negativa para la ciudadana, porque- -según dijo- divide a los catalanes, impone un modelo de sociedad y destila intervencionismo por todas partes Además de las críticas al Gobierno socialista, Rajoy planteó dos emplaza- ERC se niega a aceptar lecciones de CiU y Mas achaca a Carod celos excitados M. MARÍN MADRID. La Comisión Constitucional se convirtió ayer, durante la primera sesión de debate del Estatuto en público, en una suerte de improvisado Pleno del Parlamento catalán en el que el líder de CiU, Artur Mas, y el de ERC, Josep Lluis Carod- Rovira, se enzarzaron en un cruce de reproches que viene a rubricar que las heridas que el proceso de reforma estatutaria ha causado en las relaciones entre ambos son imposibles de suturar tras el acuerdo entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mas. Y que, más allá de la pugna a la catalana el enemigo común es el PP. El líder de CiU dedicó reproches para todos, incluso para el PSOE, y provocó a los republicanos al atribuir su rechazo del Estatuto al orgullo herido y acusarles de actuar con celos excitados Poco antes, Mas- -crecido tras su foto con Zapatero en Moncloa- -había emplazado a los republicanos a dar su sí cuanto antes o instar la retirada del texto. Carod entró al trapo y replicó que estamos dispuestos a aceptar lecciones de todo el mundo, hasta de fotografía, pero no de coherencia y dejó caer que CiU incurre en hipocresía al plantear a ERC una retirada del texto cuando alguien ya se encargó en su momento, con una foto, de hacer inviable la retirada del Estatuto porque sería necesa- ria la mayoría absoluta y ERC sola no la tiene. Pese a todo, ERC se mostró dispuesta a tender la mano aunque avisó de que no admitirá juegos de mano ni será a cualquier precio ERC presentó cuatro votos particulares pero no prosperaron durante la votación. En lo que sí coincidieron ERC y CiU fue en sus duros reproches al PP. Carod acusó a Mariano Rajoy de ejecutar una estrategia que alimenta el rechazo y la hostilidad hacia Cataluña y no ayuda a la convivencia Y Artur Mas fue más duro incluso al asegurar que su filosofía barata del cuanto peor, mejor nos lleva a la parálisis y que con la opa sobre Endesa en vez de defender la unidad del mercado que tanto proclama se la pasa por el forro Y al igual que ERC o CiU, el resto de partidos defensores del Estatuto- -PSC, IC- V, IU, Grupo Mixto del Congreso, PNV... -acusaron al PP de ser el verdadero peligro para la unidad de España