Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 3 2006 Economía 91 El Gobierno quiere que Ordóñez controle a Caruana hasta que acabe su mandato Su designación para el Banco de España cuatro meses antes carece de antecedentes b El PP no negociará con el Ejecuti- Preacuerdo entre Industria y sindicatos sobre el Plan del Carbón b Los objetivos establecen una producción final de 9,2 millones de toneladas en 2012, manteniendo la actual proporción entre carbón subterráneo y cielo abierto ABC MADRID. El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio, la Federación Minerometalúrgica de CC. OO. y la Federación de Industria y Afines (FIA) de UGT alcanzaron ayer un preacuerdo definitivo sobre el Plan de la Minería del Carbón 2006- 2012, después de mantener complejas negociaciones durante el último año. Tras la firma del texto pactado, que se producirá en los próximos días, la Comisión Europea deberá respaldar su contenido para que adquiera plena validez. El acuerdo fue posible después de que Industria y los sindicatos salvaran el último escollo del proceso, que consistía en establecer una corrección en el reparto de fondos acordado, y que permitirá que Castilla y León, Aragón y Cataluña no salgan perjudicadas en el reparto de ayudas respecto al plan anterior. Los objetivos del plan establecen una producción final de 9,2 millones de toneladas en 2012, manteniendo la actual proporción entre carbón subterráneo y cielo abierto. La plantilla se situará al término del plan en 5.800 trabajadores, mientras que la jubilaciones anticipadas generalizadas se fijan en los 52 años equivalentes (edad real corregida con un coeficiente que depende del riesgo del trabajador) También recoge la creación de 1.700 nuevos empleos y la recolocación de 520 trabajadores de empresas ya existentes. Además, el Gobierno aceptó vincular las ayudas a la producción y destinar 2.880 millones de euros en formación, promoción y reactivación de las comarcas mineras. vo el nombramiento de Fernández Ordóñez para gobernador, y UGT afirma que este puesto debería ser lo más independiente posible M. PORTILLA MADRID. La designación que hará mañana el Consejo de Ministros de Miguel Ángel Fernández Ordóñez como nuevo consejero ejecutivo del Banco de España mata dos pájaros de un tiro. Por un lado, el vicepresidente económico del Gobierno, Pedro Solbes, gana un pulso más a Miguel Sebastián- -el asesor económico de Zapatero- -al dejar colocado hasta su jubilación a su mano derecha (Fernández Ordóñez) y, en segundo lugar, el Ejecutivo consigue sentarle al lado de Jaime Caruana como su supuesto sustituto al frente del Banco de España. Así, ejerce un control permanente sobre Caruana para que deje de ser díscolo. No hay que olvidar que el actual gobernador está siendo muy crítico desde hace meses con ciertas actuaciones del Gobierno. De cualquier modo, no existen precedentes en los bancos centrales de los países europeos de que un Gobierno nombre al supuesto sucesor del gobernador y lo meta en el consejo y en la comisión ejecutiva cuatro meses antes de que acabe el mandato del equipo actual, sin haberle inhabilitado antes. Para llevar a cabo este movimiento, el Gobierno ha hecho una carambola a varias bandas. Para que entre Fernández Ordóñez en el consejo del banco ha tenido que sacar anticipadamente a Julio Segura (nombrado por el PSOE) y enviarle al consejo de la CNMV a reemplazar a Juan Junquera, que había sido designado por el Gobierno de Aznar. Mientras que en la Secretaría de Estado de Hacienda ha sentado al segundo de Fernández Ordóñez, Carlos Ocaña. El PP insistió ayer, por medio de su responsable económico, Miguel Arias Pedro Solbes EFE Miguel Sebastián JAIME GARCIA Solbes deja colocado a su mano derecha hasta que se jubile Aunque existen rumores de que ha habido un pacto entre Solbes y Sebastián para el primero dejar colocado a su mano derecha antes de que el segundo pase a ocupar el puesto que dejará en el futuro Solbes, fuentes socialistas niegan tal hecho, y afirman que el vicepresidente económico del Gobierno lo ha hecho por las bravas. Solbes tiene firmado un contrato improrrogables para permanecer toda esta legislatura en el Ejecutivo, y piensa cumplirlo salvo que la tensión con sus detractores socialistas fuera a más. Esta es además la última oportunidad de Solbes para dejar a Fernández Ordóñez colocado en un puesto relevante hasta su jubilación, ya que el cargo es por seis años. Cañete, que no piensa negociar con el Ejecutivo el nombramiento de Fernández Ordóñez como futuro gobernador del Banco de España, lo cual rompería una tradición. Previamente, el presidente del PP, Mariano Rajoy argumentó que el puesto de gobernador no lo debe ocupar un político de carnet Solbes trató de rebajar la tensión política señalando que Caruana seguirá al mando del supervisor bancario hasta el próximo mes de julio, y que Ordóñez sólo será consejero, por ahora. Entre las reacciones políticas, es des- tacable la del sindicato socialista UGT, que a través de su secretario de Comunicación de la Federación de Servicios, Mariano Rivero, afirmó que el puesto de gobernador del Banco de España es un cargo sensible y la persona que lo ocupe debe ser muy dialogante y lo más independiente que pueda, teniendo en cuenta que el nombre lo propone el Gobierno informa Ep. En cambio, CC. OO. señaló que el nombramiento de Ordóñez es inobjetable por su trayectoria, su capacidad y por su preparación