Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
88 JUEVES 9 3 2006 ABC Economía El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, presentó ayer en Bruselas el Libro Verde de la energía EPA Barroso defiende grandes campeones europeos de energía frente a las concentraciones locales La Comisión deja a los países manos libres para decidir si vuelven a la opción nuclear b El Libro Verde de la Política Ener- gética de la UE, presentado ayer, será la base de la discusión sobre esta materia en la próxima cumbre europea de finales de marzo MARIBEL NÚÑEZ. CORRESPONSAL BRUSELAS. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, pidió ayer explícitamente a los países europeos que colaboren entre sí para desarrollar una política energética común, tal y como hacen ahora en áreas tan estratégicas como son la aeronaútica y las empresas de defensa Así, el máximo representante de la CE apostó por la creación de grandes empresas europeas de energía y se opuso de nuevo contra lo que denominó nacionalismo económico, que genera la existencia de 25 minimercados energéticos en referencia a las tensiones entre diferentes países europeos tras la opa lanzada por E. ON sobre Endesa y la fusión entre Gaz de France (GDF) y Suez, en un supuesto intento de frenar a la italiana Enel. En cualquier caso, la creación de estas grandes empresas europeas, además del visto bueno de algunos gobiernos europeos, debería recibir el beneplácito de la comisaria de Competencia, Neelie Kroes, que no está muy por la labor. Barroso presentó ayer el Libro Ver- de de la Política Energética de la UE, un documento de reflexión sobre la situación de este sector para los jefes de Estado y de Gobierno de los Veinticinco, que son quienes tienen la última palabra para acordar una estrategia común en este campo. El presidente de la CE explicó que el objetivo de Bruselas es la total apertura de los mercados ya que los desafíos energéticos del siglo XXI requieren una respuesta común de la Unión Europea, que es un factor esencial para conseguir una energía sostenible, competitiva y segura para los ciudadanos europeos Para conseguir estos objetivos, Bru- selas plantea completar el mercado interior de la energía creando un código de la red energética europea, un plan de interconexiones prioritarias, un regulador de la energía y nuevas iniciativas que garanticen condiciones de competencia equitativas, en particular en cuanto a la desagregación de las redes a efectos competitivos. Reservas de petróleo y gas En materia de solidaridad entre estados en el área energética, la CE plantea la creación de un Observatorio Europeo del Suministro de Energía y la revisión de la vigente legislación comunitaria sobre reservas de petróleo y gas para garantizar su capacidad de respuesta ante posibles interrupciones del suministro. Este punto ha cobrado más importancia tras la crisis de suministro de gas entre Ucrania y la Unión Europea del pasado mes de enero, que llevó a primer plano la debilidad europea en el suministro energético. En cuanto a los tipos de energía, el Libro Verde propone como prioridad lograr una combinación más sostenible, eficiente y diversificada o lo que es lo mismo, que se decida en cada país las diferentes fuentes de energía por las que se opta, sin descartar ninguna (en clara alusión a la nuclear) Aunque, eso sí, el Ejecutivo de Bruselas en- Enel dispone de 50.000 millones para arrebarle Suez a GDF ABC ROMA. La mayor eléctrica italiana y la tercera de Europa, Enel, está dispuesta a impedir la polémica fusión entre las francesas Suez y GDF, operación apoyada por el Gobierno francés que ha sido muy criticada en algunos sectores de la Comisión Europea y en Italia. Hay que recordar que cuando se su- po que Enel quería hacerse con Suez o, por lo menos, con su filial eléctrica Electrabel, el Gobierno galo impulsó la fusión de sus dos empresas energéticas, lo que provocó las iras del Ejecutivo de Berlusconi, el cual, ha pedido oficialmente a Bruselas que intervenga para evitar este proteccionismo de los franceses. Enel no se ha dado por vencida y ha reunido un crédito de 50.000 millones de euros a través de nueve bancos para ofrecer una prima de más del 10 sobre la cotización de Suez. Las entidades son Banca Intesa, UniCredit, San Paolo Imi, Capitalia, Deutsche Bank, Dresdner, JP Morgan, Citicorp y Mediobanca. Aunque ayer se reunió el consejo de administración de Enel, el comunicado oficial indicaba simplemente que en el encuentro, que duró nueve horas, el consejo ha llevado a cabo un examen de las iniciativas en el extranjero en espera de que se esclarezca el cuadro institucional europeo