Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 9 3 2006 27 Secuestran en Bagdad a medio centenar de empleados iraquíes de una empresa de seguridad Frattini propone restablecer el visado de entrada en la UE para frenar la prostitución en el Mundial de Alemania Si me caso, me convierto en la esclava de mi marido... Él me puede hasta prohibir que salga de casa una ley que se lo prohíba, la Policía cargó y les impidió entrar al estadio. En medio de la bronca, y mientras los hombres entraban tranquilamente para ver el partido, la Policía decidió poner calma y ofreció a las mujeres un autobús para conducirlas a una parte del campo alejada de la de los hombres. Accedieron. Se metieron en el vehículo y el conductor enfiló el camino en dirección opuesta al estadio. Asunto arreglado. Movimiento feminista En Teherán operan en la actualidad un total de 25 grupos feministas. Su actividad está reconocida por el Gobierno, pero apenas tienen margen de maniobra. El tema del fútbol parece una tontería, pero si vamos sumando tonterías al final la situación se hace insostenible. La desigualdad y la humillación son una herencia cultural importante en nuestro país y en estos 27 años de revolución se han acentuado de forma especial denuncia Jelveh, una de las coordinadoras del grupo feminista Hastia. Los colectivos de mujeres iraníes luchan, en primer lugar, por cambiar las leyes de un país en el que la diferencia de derechos entre hombres y mujeres es muy acentuada. Es un país dirigido completamente por hombres- -una mujer nunca puede llegar a ser presidenta- -y para los hombres. Tenemos unas leyes profundamente machistas que nos discriminan en el matrimonio, en el trabajo, en los estudios, en la vestimenta o ante la justicia. Si me caso, entonces me convierto en la esclava de mi marido. Él me puede incluso hasta prohibir que salga de casa, no tengo el derecho de pedir el divorcio, y en el caso de que me lo concediera, se quedaría con los hijos. Y así podemos seguir hasta no terminar nunca lamenta Zahra, compañera de Jelveh en Hastia. Feministas militantes iraníes se concentraron ayer en Teherán y fueron violentamente reprimidas por la Policía La Policía disuelve con violencia a los colectivos feministas de Irán durante la celebración del Día Internacional de la Mujer ¡Volved a vuestras casas, rameras! TEXTO Y FOTO MIKEL AYESTARÁN. SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. Esta manifestación es ilegal y debe terminar. Vuelvan a sus casas; de lo contrario, en cinco minutos vamos a tratarles de otra forma Ni cinco minutos. Tres minutos después del aviso, la NAJA (Fuerza Policial de la República Islámica) entraba con violencia entre el grupo de mujeres y niños que se manifestaba en silencio en el parque Daneshyoo, en el cruce de las calles Valiars y Enqelab. La concentración, en la que había unas 400 personas, no tenía permiso oficial de las autoridades. Los organizadores habían decidido no pedirlo porque siempre se lo niegan- -el año pasado, dos horas antes del evento; ba- jo el lema Las mujeres quieren paz, igualdad y justicia el grupo fue disuelto a porrazos, empujones, patadas e insultos- Los policías, sin importarles que tuvieran delante a una mujer mayor con un niño en brazos, sacaron sus porras y, al grito de volved a vuestras casas, rameras rompieron el silencio del parque. Las manifestantes no se arrugaron, empezaron a cantar en voz alta el himno de la mujer iraní e intentaron reagruparse, pero comenzaron a llegar más y más policías y no tuvieron más remedio que huir. Muchas de las allí presentes calificaron la respuesta de las fuerzas de seguridad como la más dura de los últimos años. En un país donde la mujer debe cubrirse para salir a la calle y los novios han empezado a coger la mano de sus parejas en público hace poco, las fuerzas de seguridad no tuvieron reparo alguno en golpear, patear y zarandear a las mujeres que pretendían celebrar un día reconocido mundialmente. La segunda vez en una semana Es la segunda vez que la Policía se emplea con violencia contra las mujeres en estos siete últimos días. Hace una semana, Irán se enfrentó en fútbol a Costa Rica en el estadio teheraní de Azadi y un grupo de mujeres intentó acceder al recinto. Pese a no existir