Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional JUEVES 9 3 2006 ABC Zapatero quiere colocar a Miguel Barroso como director de la Casa de América Su futuro nombramiento provoca cierto malestar entre los diplomáticos que fuera secretario de Estado de Comunicación se une al hecho de que ya son cinco los embajadores políticos nombrados por el Gobierno LUIS AYLLÓN MADRID. El que fuera secretario de Estado de Comunicación del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero hasta el pasado mes de octubre, Miguel Barroso, será presentado por el Gobierno como candidato a dirigir la Casa de América, según ha podido confirmar ABC en fuentes gubernamentales. El nombramiento debe ser aprobado por el Consejo Rector de ese organismo, que se celebrará posiblemente a final de mes. Este órgano está presidido por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, y son vicepresidentes la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón. Los rumores sobre el nombramiento de Barroso, que se venían oyendo desde hace varias semanas, han provocado, según ha podido constatar este periódico, cierto malestar entre los diplomáticos, que ya tenían cierto resquemor por la decisión de José Rodríguez Zapatero de nombrar embajador en el Vaticano a Francisco Vázquez, hasta ese momento alcalde de La Coruña y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias. El nombramiento de Vázquez elevó el número de embajadores políticos a cinco (los de Marruecos, Venezuela, Malasia, Vaticano y OCDE) una cifra que no se conocía desde hace mucho tiempo, ya que durante los gobiernos del Partido Popular nunca hubo más de dos o tres. b La designación del teriores, que era Leopoldo Stampa, diplomático y director de Relaciones Institucionales del Ministerio de Defensa, que contaba también con el apoyo de José Bono. La opción de Zapatero por Barroso, que fue quien le realizó el diseño de la política informativa al comienzo de su Gobierno, y con quien, en cierto modo, se sentía en deuda, puede plantear tam- bién algún problema en el Consejo Rector de la Casa de América, donde están también Esperanza Aguirre y Alberto Ruiz- Gallardón. En anteriores nombramientos, el Gobierno siempre pudo imponer a su candidato. La Casa de América fue creada en 1992, con motivo del Quinto Centenario del descubrimiento de América y en ella se realizan numerosas activida- des culturales, educativas, científicas, políticas y sociales relacionadas con Iberoamérica. Si Barroso es designado director de la institución, sustituirá en el puesto a Asunción Ansorena, quien, con una gran experiencia en cuestiones iberoamericanas, como embajadora en Paraguay y subdirectora general de Centroamérica, ha desarollado una intensa labor en el cargo durante los últimos seis años. A finales de año, según fuentes diplomáticas, Ansorena podría ser nombrada embajadora en un país de la Unión Europea. Barroso, desde que dejó la Secretaría de Estado de Comunicación, no tenía una actividad oficial conocida, aunque ha seguido asesorando a Zapatero en asuntos de comunicación. María Teresa Fernández de la Vega y Leire Pajín bailan en la clausura del Encuentro Mujeres por un mundo mejor EFE Romper la tradición El malestar de debe al hecho de que se opte nuevamente por una persona que no es diplomática para hacerse cargo de un puesto que, desde la creación de la Casa de América ha venido ocupando un diplomático. Primero lo hizo Miguel Arias, en 1992; después, Eduardo Garrigues, a quien sucedió Tomás Rodríguez Pantoja, y finalmente, Asunción Ansorena, su actual directora. Ahora, sin embargo, el presidente del Gobierno, con el apoyo de Leire Pajín, ha optado por romper esa tradición frente al candidato de Asuntos Ex- España canjeará 200 millones de deuda con seis países africanos por programas de educación LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL MAPUTO (MOZAMBIQUE) La vicepresidenta del Gobierno, Teresa Fernández de la Vega, cerró ayer su primera visita oficial de cinco días a África con el anuncio de la decisión del Gobierno de canjear la deuda de 200 millones de dólares que, en conjunto, tienen pendiente con España seis países del continente por programas de educación. En concreto, se trata de Camerún, Chad, la Republica Democrática del Congo, Guinea Bissau, Somalia y Costa de Marfil, con los que se constituirán a partir de hoy comisiones mixtas bilaterales orientadas a definir las actuaciones a realizar y a vigilar que, efectivamente, el dinero que España renuncia a cobrar va a parar a la mejora de la Educación. El gran freno, junto con la Sanidad, que es en Moratinos y Bono tenían otro candidato: Leopoldo Stampa, director de Relaciones Institucionales del Ministerio de Defensa África la fuente de pobreza que impide salir adelante. En idéntica línea, y como expresión del compromiso de cooperación y de ayuda manifestado al comienzo de su viaje, la número dos del Ejecutivo señaló que también se incrementará en 60 millones de euros no reembolsables los fondos destinados a África a través de los Bancos Europeo de Inversiones y Mundial. A los anuncios de la vicepresidenta se sumó el adelantado por la secretaria de Estado de Cooperación Internacional, Leire Pajín, de comunicar en la reunión específica para el tratamiento de la ayuda humanitaria que se celebra hoy en la ONU la aportación española de 10 millones de dólares al fondo de la OCHA, la organización de Naciones Unidas que gestiona los recursos en esta materia, espe- cialmente en lo que se refiere a la asistencia de catástrofes. Estas ayudas de última hora fueron hechas públicas por la vicepresidenta una vez concluido el Encuentro Mujeres por un mundo mejor celebrado en Maputo, que se clausuró con una proclamación final- -que han llamado Declaración de Mozambique en la que destaca un objetivo fundamental: conseguir un acuerdo con los laboratorios para que, de una vez por todas, se produzca un abaratamiento de retrovirales que permita el acceso a este tratamiento contra el sida a toda la población africana, entre la que se cuentan 42 millones de afectados, de los que, según las últimas estadísticas, el 75 por ciento son mujeres en una escalofriante feminización de la pandemia En el documento no se menciona el objetivo de lograr la liberalización de las patentes de estos medicamentos, como reclamaron muchas intervinientes, sino el propósito más discreto de crear un grupo de trabajo que analice las posibilidades de llegar a un pacto con la industria de los medicamentos para universalizar su uso.