Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 Nacional EL DEBATE SOBRE LA NEGOCIACIÓN CON ETA LA OFENSIVA TERRORISTA JUEVES 9 3 2006 ABC ETA ataca la sede de Falange en Santoña, la víspera de la huelga general de Batasuna Causó cuantiosos daños materiales y el sexto herido del año por atentados de ETA y su entorno b La noche anterior estallaron dos Ofensiva de ETA 7 marzo Sucursales de BBK y La Caixa Santander artefactos en sedes bancarias de la localidad vizcaína de Plencia, en otro episodio de kale borroka, que ha rebrotado en el País Vasco M. LUISA G. FRANCO BILBAO. La víspera de la huelga general convocada para hoy en el País Vasco por Batasuna, ETA volvió a dar un paso más en su abierta presión al Gobierno en medio de los rumores no confirmados de tregua. Tras la cadena de atentados contra intereses empresariales, además de la imparable extorsión mafiosa, el objetivo de la banda fue ayer la sede de Falange Española en la localidad cántabra de Santoña, donde hizo explotar un artefacto, con entre cinco y seis kilos de explosivo, en una bolsa con un cartel en el que podía leerse Peligro bomba Este método ya lo había empleado en otras tres ocasiones este año, en el que ETA ha cometido doce atentados. Horas antes, en Plencia (Vizcaya) dos artefactos habían causado daños en sendos cajeros. Los terroristas habían avisado 40 minutos antes a la DYA de Guipúzcoa, a las ocho de la mañana. Fue un hombre que hablaba en euskera el que informó de la colocación del artefacto en la sede de Falange en Santoña y de la hora exacta en la que iba a explotar. Santoña CANTABRIA Bilbao Plencia PAÍS VASCO 8 marzo Sede de la Falange Infografía ABC Aviso a los vecinos por megafonía Ante el temor de que la explosión se produjera en el momento en el que se desalojaba la zona, las Fuerzas de Seguridad acordonaron las calles próximas y avisaron por megafonía a los vecinos para que permanecieran en el interior de sus casas y se colocaran en la parte más alejada de la calle General Salinas, según explicó ayer el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez. El sistema de avisar por megafonía a los ciudadanos y hacerles recomendaciones sobre cómo afrontar la explosión para evitar heridos y minimizar los daños materiales ha sido utilizado en diversas ocasiones en el País Vasco, entre ellas tras el aviso de la explosión de uno de los últimos coches- bomba colocados en Las Arenas, con domicilios familiares de empresarios como objetivo. A pesar de las precauciones, una persona resultó herida leve en un ojo por un cristal y tuvo que ser trasladada al hospital de Laredo, donde fue dada de alta a las pocas horas. Es la cuarta persona herida este año en atentados de ETA, la sexta si contamos a las víctimas del entorno de la banda, ya que un matrimonio sufrió quemaduras el pasado 25 de febrero al explotar un artefacto casero colocado en el cajero automático de una oficina del BBVA en Vitoria. En atentados de ETA, un ertzaina que estaba en el cordón de seguridad resultó herido por la explosión de una bomba en una oficina del INEM de Bilbao el 29 de enero y un policía local y un ertzaina resultaron heridos el 27 de febrero al estallar sin aviso previo una bomba en el Juzgado de Paz de la localidad vizcaína de Munguía. Las fuerzas políticas vascas y, en especial el PNV, mostraron entonces públicamente su preocupación por que la nueva ofensiva terrorista, que ha incluido cuatro atentados sin aviso previo, cause alguna víctima mortal. Algo que los nacionalistas vascos asumen que supondría el final de las expectativas de un final dialogado de ETA y de la mesa de partidos en la que el PNV, EA, Batasuna y el PSE pretenden negociar un nuevo marco jurídico para el País Vasco. La Falange explicaba ayer en un comunicado que el partido había recibido constantes amenazas de la izquierda abertzale desde que consiguieron la suspensión de un concierto del grupo Zartako de Bilbao. El interior de la sede de Falange sufrió importantes desperfectos causaron desperfectos en un cajero y en el exterior de las sucursales, aunque no provocaron heridos. Al mismo tiempo, la izquierda abertzale llevó a cabo ayer una campaña entre los comerciantes de distintas localidades del País Vasco para que secun- IGNACIO PEREZ Otros dos atentados El atentado de ayer de ETA coincidió con ataques de su entorno a las oficinas de la BBK y la Caixa en la localidad vizcaína de Plencia. Las explosiones den la huelga general convocada para hoy. En Bilbao, según denunció el portavoz del PP en el Consistorio, eran jóvenes de catorce y quince años quienes entregaban las octavillas encabezadas con el lema: Todos y todas a la calle, tu también Los empresarios denuncian que el paro proetarra sólo pretende amedrentar a la sociedad A. ANTOLÍN VITORIA. En plena campaña de extorsión de ETA, el Círculo de Empresarios Vascos se refirió a la huelga de hoy, convocada por la izquierda abertzale, como un chantaje más que pretende amedrentar a la sociedad y que pone de manifiesto la escasa talla democrática de Batasuna, a la vez que refleja su deseo de seguir tensionando en vez de pedir a ETA que abandone sus prácticas mafiosas. El paro, convocado por dirigentes de Batasuna en contra de la política penitenciaria, ha sido rechazado por los partidos vascos y cuenta, a nivel sindical, con el respaldo sólo de LAB. La Diputación de Guipúzcoa (PNV) expresó su rechazo a una huelga que consideró de consumo interno para mantener prietas las filas Como en épocas pasadas, la movilización de la izquierda abertzale se hizo sentir en la víspera a través de coacciones, dirigidas, sobre todo, hacia los pequeños comerciantes para que no abran hoy locales y lograr así una mayor repercusión, y la aparición en varias localidades vascas de carteles llamando a secundar el paro. El PP de Vizcaya denunció que las misivas fueron entregadas en mano en locales de barrio por jóvenes de entre 14 y 15 años. En ellas, se les insta a tomar las medidas necesarias para secundar el paro, y se les advierte de que ha llegado el momento para tu compromiso Las cartas amenazantes llevan como título Todos y todas a la calle, tú también Por su parte, la compañía del tranvía de San Sebastián denunció la aparición de notas falsas que anunciaban que el servicio de transportes haría huelga.