Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 3 2006 Sociedad 51 Tecnología Medio millar de asociaciones de Estados Unidos se movilizan contra los correos electrónicos de pago America On Line (AOL) podría cobrar hasta un centavo de dólar por e- mails certificados b Las organizaciones consideran que la decisión de AOL provocará un efecto dominó y que no todos pueden subirse al carro de los correos de pago MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. ¿Qué tienen en común la Asociación de Propietarios del Rifle con la organización MoveOn. org que luchó contra Bush en las últimas elecciones? Poco, pero ambas han sido capaces de dejar a un lado su ideología para unir fuerzas contra un mal común: la creación de un nuevo sistema de e- mails de pago. El martes de la semana pasada 50 organizaciones que han utilizado internet para su despegue firmaron un comunicado contra la propuesta de America On Line (AOL) de cobrar entre un cuarto de centavo de dólar y un centavo de dólar por correos electrónicos certificados, un servicio que espera estrenar el mes que viene. A la vuelta del fin de semana el número de afiliados había pasado de 50 a 500 contó sorprendido por su eco Adam Green, portavoz de MoveOn. org a ABC. Iglesias de todas las confesiones, clubes, asociaciones de enfermos, sindicatos... La lista no podría ser más variada. Todos ellos utilizan este servicio on line para comunicarse, pero carecen de recursos para subirse al tren de los correos electrónicos de pago con los que AOL garantiza que el mensaje no quedará atrapado en la red de filtros de mensajes basura spam que se han ido instalando en sus servidores. En algunos casos, como el de la Association of Cancer On Line, que envía 1.5 millones de e- mails a la semana, los que no se pueden permitir vivir sin esos correos son los enfermos dice su presidente Gilles Frydman. rar al gigante norteamericano como sea. Nuestra percepción es que a AOL le seguirá el resto de la industria confiesa Green. Yahoo mismo, que ha anunciado la puesta en marcha de un servicio semejante en unos meses parece estar a la espera del resultado de su rival. La perversa situación que se crea, definen sus opositores, incentivará a los proveedores de internet a dejar que sus filtros sigan atrapando a justos por pecadores. Si AOL descubre que un gran número de mensajes basura está bloqueando los correos legítimos de una empresa u asociación, lo que tiene sentido es trabajar para arreglar el problema y tener contentos a los clientes. Cuando tenga que optar entre gastarse dinero en cambiar los filtros o ganar dinero adscribiendo a esos clientes a su sistema de correos certificados, ¿qué creen que elegirán? preguntan. Correos perdidos El año pasado el 15 por ciento de los correos enviados a través de AOL perecieron en los filtros de sus servidores, sin contar con los que el usuario pierde en la bandeja de correo basura, que pocos revisan con asiduidad. America On Line sostiene que ha logrado reducir el volumen de spam en un 75 por ciento desde el pasado 2003. El nuevo formato, insiste, responde a la preocupación de muchos clientes que ya no confían en la correspondencia por email. El responsable de MoveOn. org por su parte, concluye que el argumento de que con ella se combatirá aún más el mail indeseado es o extremadamente falso o extremadamente ingenuo A su juicio, sólo uno mismo puede decidir lo que es legítimo o no. Por ello ningún sistema que quede fuera del control de los usuarios resultará adecuado. Internet libre y gratuito Detrás de los intereses particulares de cada uno hay una filosofía de fondo inspirada en la democracia universal de una red libre y gratuita, ahora en peligro con esta separación de clases. La magia de internet es que se trata de un campo igualitario para todo el mundo, donde la gente normal puede convertir sus pequeñas ideas en grandes proyectos de la noche a la mañana defiende el portavoz de MoveOn. org Ante esta novedosa, pero costosa, opción, los firmantes de la carta abierta a AOL temen que quienes no paguen la cuota vayan quedándose atrás con un servicio en el que no se pueda confiar dice el documento colgado en un sitio llamado Querida AOL en inglés (www. dearaol. com) Los activistas están dispuestos a pa- EL BLOG JOSÉ MANUEL NIEVES EL DERECHO A TENER E- MAIL olvemos, pues, a las andadas. A debatir, otra vez, qué es lo que se debe pagar en internet y qué debe permanecer gratuito. Sólo que la discusión no estaba ya, ni mucho menos, en el campo de los servicios básicos, sino en el de la información y otra serie de contenidos y productos más o menos elaborados y accesibles, o distri- V buidos, a través de la red. Pero nadie hablaba del e- mail. Justo ahora, que las grandes compañías de telecos se empiezan a dar cuenta de que hay que abrir la mano de la banda ancha bajando una y otra vez sus precios; justo ahora, que incluso las llamadas telefónicas, las de toda la vida, se vuelven gratuitas ante la avalancha de nuevas formas de ganar dinero; justo ahora, digo, va uno (de tantos) gigantes americanos y pretende llevar, otra vez, la discusión al principio. Demasiado tarde para dar marcha atrás. Los derechos, una vez adquiridos, no se pueden pisotear así como así. Y el e- mail, en estos tiempos, es ya un derecho de todos.