Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 MIÉRCOLES 8 3 2006 ABC Sociedad Con motivo del Día Internacional de la Mujer, ABC publica la experiencia de seis mujeres que brillan en su ámbito profesional y se han hecho hueco en un mundo tradicionalmente de hombres El triunfo en femenino y plural TEXTO: MARÍA JOSÉ PÉREZ- BARCO Hoy se celebra el Día Internacional de la Mujer, y en España por primera vez tras la reciente aprobación de una ley de igualdad que persigue la plena equiparación de sexos, sobre todo en el terreno laboral. Una medida que ha sido llevada a cabo por el primer Gobierno paritario de nuestra historia. Las circunstan- cias van cambiando. ABC ha tomado el pulso a diversas mujeres que se han abierto camino en un mundo mayoritariamente de hombres y que no estaban respaldadas, hasta ahora, por una legislación y condiciones similares. Todas han valorado positivamente la necesidad de una norma de ese tipo, aunque reco- nocen que el camino resultará todavía largo y será necesario seguir avanzando. Anna Caballe, Esther Giménez- Salinas, Lola Herrera, María José Rienda, Cristina Sánchez y Silvia Tomé, las seis mujeres que han compartido sus experiencias, son brillantes profesionales con presente y futuro. 1. ¿Cree que era necesario aprobar una ley de igualdad en favor de la mujer? 2. ¿Qué opina respecto a que se obligue a la empresa a aplicar planes de igualdad? 3. ¿Habría que incidir en otros ámbitos para alcanzar la plena equiparación? 4. ¿Cuál ha sido el mayor avance que ha logrado la mujer en los últimos 25 años? Silvia Tomé Directora técnica de Bodegas Victoria Esther Giménez- Salinas Rectora Univ. Ramón Llull María José Rienda Esquiadora El futuro es esperanzador y se conjuga en femenino 1. Sí. Una normativa de este tipo ayudará a que no sólo las personas más sensibilizadas se preocupen sino que sea de obligado cumplimiento para la totalidad de la población. 2. Hasta ahora estas políticas se han aplicado en el sector público. Si se quieren conseguir resultados más amplios debe afectar a todos los sectores, incluido el privado, que es el gran empleador. 3. Sí es necesario seguir avanzando. Por ejemplo, erradicar la violencia doméstica; eliminar la publicidad y el lenguaje sexista; crear planes de jubilación para mujeres que han dedicado toda su vida a cuidar procurar una educación igualitaria en el sentido de que todos y todas sepamos cocinar, planchar, coser... 4. El acceso a la educación superior. Ello ha permitido pequeños cambios quenos hacen pensar en un futuro esperanzador, que se conjuga en femenino. Anna Caballe Escritora La mujer ha vivido como una menor 1. Es indispensable porque la mujer jurídicamente ha vivido siempre como una menor de edad. Si no se favorece un nivel de representación en la vida pública (laboral, política... será imposible vencer la inercia histórica. 2. Me parece muy bien. 3. En todas las áreas se necesita avanzar y compensar la, en muchos casos, aplastante hegemonía masculina. ¿Cómo es que la Real Academia Española no propone mujeres como académicas cuando las filólogas son mayoría? ¿Cuántos Premios Cervantes han recaído en mujeres? Y así con todo. 4. Desde 1977, los avances de la mujer han sido innumerables, pero las resistencias con que se ha encontrado también. Me quedo con aquella ley del divorcio de 1981. FABIÁN SIMÓN IGNACIO GIL Los cupos debemos rebasarlos nosotras mismas 1. Sí era necesario, aunque no soy partidaria de la discriminación positiva. Las mujeres tenemos mucho que demostrar todavía. Que nos ayuden de esa forma es muy positivo porque tenemos muchas cortapisas, pero los cupos los tenemos que rebasar nosotras mismas con nuestro trabajo y hasta donde seamos capaces de llegar. 2. Es difícil para ciertas empresas. Hay compañías donde tenemos una gran representación. Para ellas será más sencillo. Pero en otras la mujer por su preparación o experiencia no está muy representada y les va a ser difícil cubrir puestos con mujeres que no estén suficientemente preparadas. 3. En la mayor parte de los sectores. Estamos más presentes en la universidad pero, por ejemplo, en enología somos menos. 4. La llegada a los altos puestos del Gobierno y a la dirección de grandes empresas. Si la sociedad no puede, la ley debe corregir la injusticia 1. Sí, por supuesto, debemos avanzar hacia una sociedad más justa y equitativa. No podemos mantener diferencias salariales del 30 segregación profesional... siempre en perjuicio de la mujer. 2. Las mujeres somos más del 50 de la población mundial y la situación socioeconómica que vivimos es muy diferente de la que vive el hombre. Cuando la sociedad, en su evolución, no modifica esta situación son las leyes las que deben corregir las injusticias. En la empresa, no tiene por qué ser diferente. 3. Violencia de género, conciliación de la vida laboral y familiar, presencia de la mujer en ámbitos como el político, sindical... Hay mucho camino que andar hasta alcanzar una sociedad más justa. 4. La incorporación de la mujer a la vida pública es el logro más relevante de todos y ha supuesto un motor para avanzar en otros ámbitos. YOLANDA CARDO ABC