Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
36 Madrid MIÉRCOLES 8 3 2006 ABC SE DICE SE COMENTA ZEROLO, SÓLO UNA BROMA En Moncloa lo tienen muy claro y lo dicen sin recato alguno: Pensar en Zerolo como candidato a alcalde de Madrid es una broma Así que ya lo sabe el público en general. Otra cosa bien distinta es acertar en quién será cabeza de cartel. Hasta que no se produzca una crisis de Gobierno, Trini tiene todas las papeletas en la mano, le guste o no el envite. Cuando se pase el sofocón del verano llegará la solución. Eso sí, las encuestas de Ferraz dan el primer puesto a un auténtico peso pesado. Pero el votado prefiere seguir donde está. MADRID AL DÍA SIMANCAS ES EL HOMBRE No le den más vueltas a la madeja: Simancas será el definitivo rival de Aguirre en la próxima cita electoral. Puede sonar a obvio, pero tiene su miga. La dirección socialista ha meditado mucho la repercusión que conllevaría cambiar de caballo a mitad de la carrera. Mientras escrutan los pronósticos, donde el candidato tiene menos apoyo que la marca PSOE, la cúpula socialista hace causa común y zanja el tema: el golpe traería divisiones, no estamos para líos en Madrid y, además, contamos con Zapatero Será el primo Zumosol. EL TRASPIÉ MANUEL MARÍA MESEGUER N LA OPINIÓN DEL LECTOR Pueden dirigir sus cartas a esta sección: Correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Fax: 917 424 104. Correo electrónico: madrid abc. es Contra algunos animales Escribo esta carta en relación a los terribles hechos que están ocurriendo en mi barrio en las afueras de Madrid y con los que estoy indignado. Resulta que para mejorar el tráfico de mi ciudad, uno de los más densos de europa, el Ayuntamiento ha decidido poner parquímetros por el barrio, de forma que los residentes puedan aparcar su vehículo, y los visitantes puedan estacionarlo por aproximadamente un euro la hora, fomentando el uso del transporte público para estancias superiores, ya que en esta ciudad afortunadamente puedes llegar en Metro, autobús o tren hasta cualquier rincón de la misma. Muchos incívicos vecinos han optado por arrancar los parquímetros, taponarlos El aura de San Francisco el Grande El arzobispo de Madrid, monseñor Rouco Varela, y el alcalde de la capital, Ruiz- Gallardón, han firmado un convenio urbanístico para socavar 26.000 metros cuadrados del entorno de San Francisco el Grande, que se van a destinar a oficinas, equipamiento público y, para más inri, van a enterrar por dentro un aparcamiento de 400 plazas de garaje. Esta cornisa amurallada por los restos de la cerca de Felipe IV es para el paseante un lugar vivo que mantiene la memoria del entramado medieval morisco, judío y cristiano. No me opongo al equipamiento público, considero que éste no es el lugar adecuado para su edificabilidad. Porque debe seguir siendo un lugar para disfrutar. María Ruiz de Gauna JULIAN DE DOMINGO Viviendas en el PAU de Vallecas. Quisiera destacar que en fechas muy próximas finalizarán las obras de las primeras edificaciones realizadas el PAU de Vallecas y que, lamentablemente, no podrán ser habitadas hasta que el Ayuntamiento de Madrid recepcione la urbanización de dicho PAU. Juan Carlos Fernández con silicona, o pintarlos porque no les gusta la medida. Quisiera hacer reflexionar a estos individuos- -por no llamarlos delincuentes- -de que si quieren estropear algo, lo hagan con cosas de su casa, no por parquímetros que pagamos entre todos. No se comporten como verdaderos animales. Pedro Pérez Saiz DIMES Y DIRETES EXTRANJEROS E INMIGRANTES C ces con temor y en ocasiones omo consecuencia de con cierto desprecio. Todos los una falsa percepción a indicadores que miden la xenoveces trufada de un evifobia, la discriminación o indente prejuicio, mucha gente cluso el racismo tienen a estos establece una diferenciación inmigrantes como protagonistajante entre los extranjeros e tas esenciales. Hasta ahora sus inmigrantes. resultados no son especialmenLos primeros son simpleRAFAEL te preocupantes, pero deben remente personas de otro país PUYOL doblarse los esfuerzos para que integran tres categorías que el aumento del número de predominantes. O son turisesos inmigrantes no intensifique las tas ocasionales; o trabajadores de un actitudes de rechazo. alto nivel de cualificación y origen Son dos formas de considerar la inprioritariamente europeo o del primigración que se alejan del significamer mundo; o jubilados que envejedo preciso que tienen estos concepcen al sol benigno de nuestras costas. tos. Los inmigrantes son en realidad El inmigrante es también un extranlas personas que han llegado a Espajero, pero de origen extraeuropeo, ña procedentes de otros países. Se traque viene a trabajar, consume nuesta de una denominación de carácter tros servicios (educativos y sanitaeminentemente social- territorial. rios) y envía parte de lo que gana a su Por el contrario, el hecho de ser expropio país de origen. tranjero o español es una cuestión El extranjero es bien visto. El inmide naturaleza jurídico- administratigrante es tratado con suspicacia, a ve- va. Se puede ser español habiendo nacido en otro país (y al localizarse en España se es inmigrante) o extranjero nacido en España sin haber emigrado nunca. Y ¿cuántos hay de una u otra categoría? Los amigos del Colectivo IOE, en una pertinente publicación, han dado las cifras aproximadas. Sobre una población de 44 millones de personas, tenemos 4,3 millones de inmigrados, es decir, personas que han nacido en otro país y residen entre nosotros. La mayoría de esos individuos son extranjeros (3,6 millones) y el resto (663.753 habitantes) han alcanzado la nacionalidad española. Finalmente del conjunto de extranjeros, 1,9 millones son residentes en situación regular y otros 1,7 millones son irregulares. He aquí la radiografía cuantitativa de la inmigración en España y sus distintos componentes que ya sé no logra erradicar la imagen que la mayoría de la gente tiene, pero devuelve la realidad a sus justas proporciones sociales y jurídicas. Fundación Instituto de Empresa os han vendado nuevas calles con pespuntes verdes y azules. Una vainica doble que ha soliviantado a algunos barrios donde las asociaciones vecinales conjugan lemas como afán recaudador con Ruiz- Faraón codicia municipal y el ordeno y mando menos participativo. Daría la impresión de que más que líneas verdes y azules el Ayuntamiento hubiera traspasado una línea roja que ha permitido el clamor vecinal. Algo ha funcionado mal para que la indignación de las asociaciones se haya vuelto acre y violenta. Webs como parquimetrosno. com en la que además de recoger opiniones adversas se detallan los pasos para inutilizar las máquinas expendedoras son una muestra de cómo se está aprovechando un innecesario traspié municipal. La incomodidad de las obras de la M- 30 no impide que exista un cierto consenso en que mejorarán la imagen de Madrid y nuestra calidad de vida. Más que a su realización, las críticas iban dirigidas al hecho de que se hubieran acometido al mismo tiempo. Aunque la finalidad última de Madrid sea estar permanentemente en obras durante las próximas generaciones, el alcalde se cargó de razón al aducir que de haber escalonado las obras de la M- 30, las molestias se habrían prolongado excesivamente en el tiempo. Con su disposición a mantenella y no enmendalla Ruiz- Gallardón ha logrado paradójicamente fama de gestor firme y con visión de futuro además de revelarse un excelente comunicador... hasta los sucesivos traspiés de los parquímetros. La implantación de los aparcamientos regulados en las calles más céntricas de Madrid e incluso en su primera ampliación fue saludada tanto por los conductores residentes como por los ocasionales. Mejoró la movilidad en una ciudad donde se pierden diariamente 250.000 horas en los atascos y una cifra anual milmillonaria en euros. El problema se presenta ahora con la ampliación del estacionamiento regulado a zonas en las que nunca se había echado en falta una plaza para aparcar. El fallo de comunicación entre los administradores y los ciudadanos ha vuelto a subrayar ese despotismo ilustrado que tantas veces se ha achacado al alcalde. Un traspié todavía subsanable el de esta vainica doble, aunque enexceso provocador e innecesario.