Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 3 2006 Internacional 31 Destituyen al alcalde de Buenos Aires por la tragedia de la discoteca Cromagnon Se le acusa de no asumir la responsabilidad política que le correspondía b Aníbal Ibarra, aliado del presiden- Detenido en Cali el hombre de la jeringa que atacó a tres mujeres EP BOGOTÁ. Un misterioso hombre, que había sembrado el terror en Cali tras atacar a tres mujeres con una jeringa contaminada, ha sido detenido por la Policía cuando intentaba inocular con su jeringa a otra mujer, según informó el coronel José León Riaño, de la Policía Metropolitana. El agresor había atacado el pasado 23 de febrero a Sonia Rivera, de 38 años, y le inyectó una sustancia desconocida que no pudo ser descubierta por los médicos de la clínica Los Remedios de Cali. Después de cuatro intervenciones quirúrgicas y más de una semana en cuidados intensivos, ahora se encuentra en recuperación. Otras dos mujeres fueron atacadas con jeringas, pero no fueron contaminadas. En todos los casos el objeto de la agresión era el robo. te Néstor Kirchner, fue destituido por mal desempeño y sustituido hasta el año que viene por el vicealcalde, Jorge Telerman CARMEN DE CARLOS CORRESPONSAL BUENOS AIRES. La tragedia de la discoteca República de Cromagnon, en la que murieron por asfixia 193 jóvenes, se convirtió ayer en el certificado de defunción política del jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. De este modo Aníbal Ibarra, un aliado del presidente Néstor Kirchner, fue destituido por mal desempeño En reemplazo de Ibarra y hasta el año 2007, fecha en la que vence el mandado, queda su vicepresidente, Jorge Telerman, que ha permanecido en funciones durante el tiempo que ha durado el juicio. Frente al pronóstico que se hacía en el entorno del político destituido y de la Casa Rosada, la oposición logró los diez votos que se necesitaban para expulsar al, hasta el día de hoy, ex jefe de la ciudad, equivalente a alcalde. Este era el segundo mandato consecutivo de Ibarra. Durante la sesión, buena parte de los legisladores que integraban la Comisión de Juicio Político denunciaron que se haya intentado descalificar a esta instancia, tachada por Ibarra y sus seguidores como un golpe de estado institucional A juicio de los diez legisladores que le bajaron el pulgar quedaron probados la ausencia de controles, la inexistencia de mecanismos de seguridad y de vigilancia, y un telón de fondo de nepotismo y corrupción que permitió que un local como el siniestrado estuviera en actividad sin cumplir con los requisitos que exige la ley. A su entender, la cadena de responsabilidades no se podía atribuir única- mente a los funcionarios públicos de áreas menores- -designados por el propio Ibarra- sino que la responsabilidad llegaba y arrancaba en el hombre de arriba (Ibarra) en palabras de la legisladora de izquierdas Florencia Polimeni. Tanto ésta como otros que manifestaron su sintonía ideológica con Ibarra, insistieron: Todos sabemos que él no tiró la bengala pero le reprocharon no asumir una responsbilidad política que le correspondía y que él mismo reconoció en las horas siguientes al incendio. Profunda irritación Asimismo, causó profunda irritación entre los legisladores, que le declararon responsable por acción u omisión el uso que se hizo de su trayectoria como fiscal contra ex represores de la dictadura. Nadie debe dormirse en las glorias del pasado le reprochó Polimeni en una de las intervenciones más sólidas de la sesión. Del mismo modo, que eligiera como defensor a Julio César Strassera, el fiscal jefe del Juicio a las Juntas Militares, provocó continúas alusiones de los legisladores, que llegaron a pronunciar las mismas palabras que utilizó éste frente a los comandantes: Nunca más El 30 de diciembre de 2004, en la discoteca República de Cromagnon, cuando actuaba el grupo Callejeros, se desató un incendio como consecuencia de una o más bengalas, lanzadas por un auditorio que rebosaba con creces el máximo admitido. Las puertas internas estaban cerradas, la salida de emergencia con cadenas recordaban ayer los legisladores. Atentados en la ciudad sagrada india de Benarés NUEVA DELHI. Al menos una veintena de personas murieron ayer a causa de varias explosiones simultáneas en la ciudad sagrada india de Benarés (Varanasi) una de ellas dentro de un templo abarrotado de fieles. La principal ciudad de peregrinación del hinduismo, a orillas del RÍO Ganges, se vio sacudida por dos bombas en la estación de tren y el templo Sankat Mochan. En la imagen, varias personas observan el pié amputado de una víctima en ese santuario hindú. La Policía desactivó otras cuatro bombas. AFP