Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 3 2006 Internacional 29 Los Veinticinco piden a Solana un plan más elaborado de la misión en el Congo El presidente Kabila conoció el proyecto militar de la UE por la Prensa b El Consejo de Seguridad de la Francia abre a los europeos sus bases en África E. S. INNSBRUCK (AUSTRIA) El Gobierno francés ha dado un paso histórico en esta reunión de ministros de Defensa al proponer el comienzo de la europeización de su presencia militar en el continente africano. La ministra Michelle AlliotMarie ofreció a sus 24 colegas que destinen permanentemente a oficiales en los cuatro estados mayores que Francia tiene en el continente africano y, además, puso a su disposición los depósitos de material sobre el terreno, en los que se almacena el material pesado que se utiliza en caso de intervención militar. Los primeros en apreciar las posibilidades de esta oferta han sido Alemania, Portugal y Luxemburgo, mientras que el Reino Unido y Austria han anunciado que estudiarán las fórmulas ofrecidas. Francia es el país europeo con más presencia militar en África desde hace más de un siglo. Sin embargo, esa política podría estar agotándose, ya que empieza a ser contraproducente ser identificado como potencia con ínfulas hegemónicas. ONU tendrá que aprobar una resolución para dar un mandato a la posible intervención militar de la Unión Europea en la RDC ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL INNSBRUCK (AUSTRIA) Los ministros de Defensa europeos han devuelto a Javier Solana el plan para realizar una misión militar en la República Democrática del Congo (RDC) para- -como reconoció él mismo- una mejor preparación El representante para la política exterior y de seguridad de la UE tendrá que iniciar de nuevo sus gestiones, empezando por una visita al presidente del Congo que, según se ha reconocido en esta reunión, se había enterado por la Prensa de los planes europeos de enviar una misión militar a su país, y siguiendo por la aprobación de una resolución específica en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los ministros de Defensa han dado su apoyo político a esta misión, pero la discusión ha puesto de manifiesto que el proyecto se había lanzado no sólo prematuramente, sino de forma precipitada y poco definida. Cuando los ministros llegaron a esta reunión de Innsbruck se pensaba que los militares europeos serían desplegados en todo el territorio congolés durante las elecciones, luego Solana dijo que se quedarían no en el Congo, pero tampoco lejos y ayer finalmente el mismo Alto Representante ya hablaba de que podría ser incluso una agrupación que se quedaría en Europa disponible por si su intervención fuera imprescindible en caso de disturbios durante las elecciones. Demasiado rápido La ministra francesa, Michelle AlliotMarie, llegó a culpar a las Naciones Unidas de haber actuado demasiado rápidamente en las gestiones para pedir a la Unión Europea este refuerzo para la misión militar que ya tiene desplegada en este país; y en los pasillos de la reunión se llegó a escuchar la palabra amateurismo para calificar los procedimientos que se han utilizado hasta ahora en esta misión, la primera de esta envergadura que emprende la Unión Europea. Lo único que ha quedado claro es que Alemania es para Francia uno de los pocos países que tienen en estos momentos fuerzas disponibles para abanderar esta misión, y que al menos ha logrado introducir cierto grado de racionalidad, al establecer claramente las cuatro condiciones para que los Veinticinco aprueben definitivamente la misión. Que Javier Solana haga una gira por todos los países afectados, incluyendo al Congo y las Naciones Unidas, para preparar el terreno. Que la ONU emita un mandato específico, a través del Consejo de Seguridad. Que la misión no pase de cuatro meses de duración. Y por último, que integre al mayor número de países, para que quede claro que se trata de una operación europea y no nacional. España (representada por el secretario de Estado Francisco Pardo en ausencia del ministro) se ha alineado con el criterio general de los miembros de la UE con su predisposición positiva a participar, pero por ahora no se ha tomado una decisión. Según Pardo, España dispone de efectivos suficientes para tomar parte en esta misión, en caso de que así lo decidiera.