Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 3 2006 Nacional 21 LA TRAGEDIA DE LA INMIGRACIÓN Cruz Roja cree que el mar se ha tragado a más de un millar de sin papeles en los últimos meses Algunos intentan la travesía en patera desde Guinea Bisau, a 2.000 kilómetros de su destino b Rumí anuncia que ya hay contac- tos con Mauritania similares a los que existen con el gobierno marroquí, sin explicarlos, y pide colaboración a la Unión Europea LUIS DE VEGA. CORRESPONSAL RABAT. Sólo el lecho marino sabe cuántas vidas se quedan en el camino sin conseguir el objetivo de llegar en patera a las costas de El Dorado europeo. Ésta de los muertos que se hunden para siempre sin ser contabilizados es una de las asignaturas que probablemente quede pendiente para siempre. Europa diseña nuevas medidas de seguridad que intenta hacer extensivas a los países africanos, pero, por el momento, este mecanismo no ha triunfado como medida disuasoria frente a la voracidad de las mafias. Cuanta más seguridad hay en las costas españolas, más inseguras son las travesías a las que se enfrentan las embarcaciones cargadas de emigrantes clandestinos. Mauritania se ha convertido en los últimos meses en una plataforma privilegiada desde la que salen a diario expediciones hacia Canarias. Pero muchos de esos cruceros de fortuna (Cruz Roja y la Media Luna Roja calculan que la mitad) acaban zozobrando en las aguas. Los dos naufragios de los que se tiene noticia en los últimos días han deja- do 42 muertos. El lunes se habló de 45, pero fuentes policiales mauritanas informaron ayer a la agencia Afp de la aparición de tres supervivientes encontrados por unos pescadores. Como informaba ayer ABC, hay otra embarcación con unas 40 personas a bordo que el lunes realizó llamadas de emergencia desde aguas mauritanas y sigue sin ser localizada. Cruz Roja y Médicos del Mundo han desplegado un operativo por si fueran rescatados en las próximas horas, aunque la poca información con que se contaba decía que se había perdido al cierre de esta edición, según Jaime Bará, responsable para África de Cruz Roja. La secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, tras conocerse la última tragedia confirmó ayer la existencia de contactos con el Gobierno de Mauritania similares a los que dieron lugar a la cooperación hispano marroquí para luchar contra la inmigración clandestina, aunque rehusó explicar en qué consistían esas conversaciones. Asimismo reclamó la cooperación de la UE porque esta inmigración no tiene como destino España Bará cree que la situación es complicada porque algunos realizan travesías suicidas de más de 2.000 kilómetros, saliendo en patera o embarcaciones similares desde Guinea Bissau y deteniéndose unos días en Nuadibú (aproximadamente a medio camino) antes de seguir hacia Canarias. La Policía examina el cadáver de un subsahariano que llegó a Tenerife Aunque oficialmente desde el pasado mes de diciembre se han contabilizado 106 fallecidos, la realidad es mucho más cruda. Hay que multiplicar por diez ese número para saber aproximadamente cuál es la verdadera cifra de muertos estima Ahmedou Haye, responsable de la Media Luna Roja en Nuadibú, en declaraciones a ABC que corrobora Cruz Roja. Haye reconoce sin embargo que este balance de más de mil muertos en la costa atlántica mauritana y saharaui es informal EFE Decenas de miles de personas esperan turno en Mauritania para embarcar hacia Canarias PABLO ALCALÁ LAS PALMAS. El viceconsejero de inmigración de Canarias, Froilán Rodríguez, se hacía eco ayer, en el transcurso de una entrevista concedida a ABC, de las afirmaciones de la Media Luna Roja y de otras ONG, en las que se aseguraba que decenas de miles de personas esperan desde hace días en las costas del país, su turno para embarcar en una patera o cayuco con destino a Europa. Según afirmaba el propio viceconsejero, con la prudencia y reservas que le otorgaba a la fuente de la información, en la franja costera comprendida entre las ciudades mauritanas de Nuakhott y Nouadhibou, separa- das entre sí por unos 500 kilómetros de distancia, aproximadamente, se han formado campamentos asistidos por ONG en los que viven miles de personas. Fuentes cercanas a la viceconsejería confirmaban a Rodríguez que, en viajes aéreos sobre la zona, se aprecia perfectamente la presencia masiva de personas en la costa de aquel país. El propio delegado de la Media Luna Roja en Mauritania, Ahmedu Uld Haye relataba ayer la situación en una entrevista concedida a radio Club Tenerife. Según Uld Haye, entre 700 y 800 personas parten cada día de la costa con destino a las Islas Canarias. Calcula la organización humani- taria que en las últimas semanas habían desaparecido o muerto, entre 1.200 y 1.400 inmigrantes en el mar. Según el mapa de corrientes, los cuerpos de los náufragos podrían estar llegando a la costa sur del Sáhara Occidental, zona a la que la organización no tiene acceso, por encontrarse minada y los pasos fronterizos controlados por el ejército. Una decena de países africanos han emprendido campañas para concienciar a sus súbditos de los peligros de la travesía marítima entre África y las Islas Canarias, así como de las dificultades que les esperan en caso de sobrevivir al viaje. Así lo confirmaba la cónsul de la República de Guinea en Canarias, Alicia Navarro, uno de los países que, según sus cifras, ha reducido en un 75 por ciento las cifras de emigrados gracias a esta iniciativa En el video que sirve de base a la campaña se muestran con toda crudeza varios de los náufragos que la travesía se ha cobrado. Nuadibú es una ciudad portuaria que linda casi con el Sahara Occidental y que tiene en sus playas unos 4.000 cayucos (piraguas de unos 15 metros de eslora) para la pesca de bajura. Esas embarcaciones, junto al gran número de africanos desesperados, es la verdadera materia prima que explica el drama en este paupérrimo país magrebí. Con unos mil kilómetros de costas (que según Bará patrullan con una sola embarcación de salvamento marítimo) y unos 6.000 kilómetros de permeable frontera terrestre en pleno desierto, las autoridades locales están desbordadas a pesar de que hacen todo lo que pueden por controlar la situación, explica Haye. Si llegan a España con los medios que tienen allí, ¿cómo no va a pasar esto aquí? añade. La responsable de Cruz Roja en Nuadibú, Olga Martín, reconoce que no hay muchos medios para atajar la tragedia. Diez intentos Un joven de Mali superviviente de uno de los naufragios del fin de semana me contó ayer que ha intentado ya cruzar en diez ocasiones. Lleva dos años entre Argelia y Marruecos y esta era la primera vez que lo intentaba desde Mauritania explica el responsable de la Media Luna Roja. La ruta que tiene su origen entre el litoral de El Aaiún y Tarfaya (Marruecos) y que lleva las pateras a Canarias por el camino más corto se ha visto alterada por la llegada de las nuevas tecnologías para la vigilancia y las patrullas conjuntas. Por eso para las mafias zarpar desde 1.000 ó 2.000 kilómetros más al sur es acortar el camino.