Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MIÉRCOLES 8 3 2006 Nacional 15 EL DESAFÍO DEL ESTATUTO CATALÁN EL GOBIERNO AUTONÓMICO Mas agudiza la crisis entre PSC y ERC al divulgar una oferta de pacto de Maragall Nadal niega que se haya propuesto a CiU entrar en la Generalitat romper el acuerdo del tripartito si se confirman las ofertas que supuestamente le hizo el presidente catalán al líder de los convergentes I. ANGUERA M. J. CAÑIZARES BARCELONA. El líder de CiU, Artur Mas, ha abierto un nuevo frente de fricción en el tripartito catalán al asegurar que ha recibido hasta tres ofertas para entrar en el Gobierno de la Generalitat a cambio de su apoyo al Estatuto catalán, por lo menos una de ellas en presencia de Pasqual Maragall. Unas afirmaciones que llevaron a ERC a pedir explicaciones a sus socios y a amenazar con su salida del tripartito. Mientras, el portavoz del Gobierno catalán, Joaquim Nadal, negaba tajantemente las insisnuaciones de Mas, que circunscribió una intoxicación intolerable Nadie con capacidad para hacerlo ha formalizado una oferta para entrar en el Gobierno catalán intentó zanjar el portavoz del tripartito, que se niega a empeñar la figura institucional de Maragall en lo que describen como una simple maniobra propagandística. Tanto Nadal como el consejero jefe del gobierno, el republicano Josep Bargalló, coincideron en rechazar con contundencia los contactos y restar importancia a la credibilidad de Mas cuando se refiere a unas conversaciones privadas en La Moncloa de las que lo único que ha trascendido es lo que ya se había pactado sobre el Estatuto. Menos convencido se mostró el portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, quien advirtió de que no es el mejor momento para que Maragall gire la vista hacia CiU, aunque este posible cambio de alianzas sería la consecuencia lógica del virtual pacto de futuro que comienza a fraguarse entre PSOE y el nacionalismo moderado de CiU. Ayer, la formación independentista aseguró que no tiene constancia de esa triple oferta a Mas, aunque de ser cierb ERC amenaza con El Congreso rechaza ampliar los plazos de debate que pedía el PP J. L. L. MADRID. La Mesa del Congreso se negó ayer a conceder dos meses más de plazo a la Comisión Constitucional para debatir la reforma del Estatuto catalán artículo por artículo como quería el PP. Con los votos del PSOE, CiU e IU, el órgano de gobierno de la Cámara Baja refrendó la decisión de la Mesa de la Comisión Constitucional, que la pasada semana rechazó la solicitud de los populares. El PSOE justificó su negativa con el argumento de que ya existe un plazo de dos meses para que el Congreso alcance un acuerdo. El PP confía ahora en que el presidente de la Comisión, Alfonso Guerra, garantice que no habrá atropellos en ese foro. ta, ello significaría el punto final del pacto del Tinell, el retorno a Cataluña de las aguas estancadas. Sería la antítesis de las políticas sociales que llevaron a ERC a participar en este gobierno dijo Ridao. A la presión a la que se ven sometidos por parte del PSC para apoyar el proyecto estatutario y salvar el pacto tripartito, se une ahora la posible génesis de un pacto catalán PSCCiU. De ahí, el reto lanzado por el propio Ridao: Si quieren elecciones, no hay problema. No las queremos, pero no nos intimidarán Argumentos para Mas Por el contrario, la supuesta oferta de Maragall proporciona a los nacionalistas un argumento más para acusar las contradicciones existentes en el Gobierno catalán, pese a insistir en que esa propuesta fue rechazada porque nosotros volveremos a presidir la Generalitat tras unas elecciones asegura Artur Mas. Y redundando en la debilidad del ejecutivo, cree que la desesperada invitación del president demuestra el fracaso del tripartito. Otro de los socios de Maragall, ICV, fue más rotundo a la hora de negar una oferta que su portavoz parlamentario, Joan Ridao, calificó de imposible y cuya divulgación por parte del líder de CiU tachó de frivolidad Artur Mas EFE Enmienda 6.1 pide en el Congreso que se ataje la imposición del catalán Un colectivo formado por miembros del PSC, Ciutadans de Catalunya y la Asociación por la Tolerancia presentó ayer en Madrid una campaña en defensa del castellano y pidió a los grupos parlamentarios que reflexionen y cambien la redacción del artículo 6.1 del Estatuto catalán que establece que la lengua propia de Cataluña es el catalán. Los miembros del colectivo se reunieron por la mañana con el portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, al que presentaron la campaña Enmienda 6.1 -el artículo 6.1 establece que el catalán es la lengua de uso normal y prefente en Cataluña- y por la tarde se entrevistaron con miembros del grupo socialista. Zaplana dijo que coincide con lo que plantea la plataforma.