Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
96 MARTES 7 3 2006 ABC Gente Zapatero torea el carnaval La localidad toscana de Viareggio ha elegido como ganadora del concurso de carrozas de carnaval una imagen satírica que presenta a Zapatero como primer espada del laicismo TEXTO: JUAN VICENTE BOO CORRESPONSAL EN ROMA FOTO: EFE Victoria Beckham se viste en niños La peculiar señora de David Beckham ha revelado que sus secretos para ser siempre tan cool piensa ella, son comprar la ropa en la sección de niños emular el look de Audrey Hepburn y acertar siempre con gafas de sol de diseño, vaqueros y una camiseta. entras la clase política italiana- -de derechas y de izquierdas- -marca continuamente distancias con José Luis Rodríguez Zapatero para evitar salpicaduras de radicalismo, el carnaval de la ciudad de Viareggio ha dado el primer premio a una carroza con la imagen satírica y tópica de España que, por desgracia, gana terreno en Italia. El Matador Zapatero, vestido con un traje de luces rojo, cabalga sobre un toro encabritado y exhibe en su mano izquierda una tarta de boda con los muñecos de dos hombres vestidos de frac cuyas narices se alargan y se levantan para regocijo general. La escena se completa con las figuras de cuatro cardenales que aguijonean al toro, intentando mantenerse en un equilibrio ridículo. Según sus creadores, la gigantesca carroza simboliza la voluntad de laicismo de la sociedad española En realidad, la propuesta juega con la Mi visión anacrónica de un país y permite a muchos italianos sacarse una espina: la envidia que sienten hacia España, el país que, desde hace años, superaba a Italia en crecimiento económico, modernización tecnológica, peso político internacional y buen juego de equipo de todas las instituciones. De la envidia a la broma En poco tiempo, la envidia ha dado paso a las bromas, y ser español en Italia conlleva ahora escuchar muchas chirigotas sobre Zapatero y nuestro país. En plena campana electoral, los políticos del centro derecha repiten que una victoria del izquierdista Romano Prodi, supone el peligro de una deriva a lo Zapatero como advierte con frecuencia el presidente de la Cámara de Diputados, Pier Ferdinando Casini. Todavía es más indicativo que Romano Prodi y los líderes del centro izquierda marquen las distancias con el presidente de Gobierno español, conocido en Italia casi exclusivamente por la ley de matrimonios homosexuales y por las habituales reprimendas del Vaticano a los proyectos legislativos socialistas. Así las cosas, algunos candidatos del centro izquierda italiano sostienen que su programa social es avanzado, pero sin zapaterismos Lo cierto es que el primer premio en el carnaval de Via- La popularidad de Zapatero, recibido en Italia como el nuevo Tony Blair se hizo pedazos en dos meses cuando Juan Pablo II alzó la voz contra él La carroza de Zapatero participó en el desfile por las calles de Viareggio reggio, el más famoso de Italia, refleja mucho más que el colmillo juerguista e irreverente de la Toscana. Es el primer y único homenaje al programa político de Zapatero después de un espectacular fenómeno de caída libre ante la opinión pública italiana sólo dos meses después de su victoria electoral. Al margen de la oleada de afecto hacia el pueblo español que había despertado en Italia el 11- M, Zapatero fue recibido por los medios de comunicación y por la clase política como el nuevo Tony Blair El entusiasmo duró muy poco. En cuanto se conocieron sus proyectos legislativos y empezaron a verse las protestas populares, afloraron las dudas y las primeras bromas. Cuando Juan Pablo II alzó la voz frente a aquella agenda radical, la popularidad de Zapatero cayó hecha pedazos. Pero sobrevive, al menos, entre los carnavaleros de Toscana.