Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7 3 2006 Internacional 27 Se suicida Milan Babic, uno de los testigos clave contra los criminales de guerra serbios El ex presidente de la República de la Krajina se ahorcó ayer en su celda de La Haya b El dirigente fallecido acusó al ex presidente yugoslavo, Slobodan Milósevic, de haber ordenado la limpieza étnica del territorio ocupado en Croacia El odontólogo arrepentido Babic, nació en febrero de 1956 cerca a la ciudad croata de Knin, se dedicó a la odontología hasta que comenzó la guerra en Croacia (1990) Participó en la proclamación de la República de la Krajina y fue su presidente y primer ministro (1991 y 1992) Alejado del poder por Milósevic, en 1995 volvió a ser nombrado primer ministro, aceptando firmar con Zagreb, un plan de paz, con el cual los serbios de Croacia obtuvieron una gran autonomía. Pero para ese entonces la realidad había cambiado, pues Croacia lanzó una basta operación militar con la que recuperó el control de los territorios ocupados. Babic junto a su familia huyó a Belgrado, donde estuvo hasta el 2004. Milan Babic, durante una de sus comparecencias ante el Tribunal de La Haya lavo de haber sido quien ordenó la limpieza étnica del territorio ocupado en Croacia. Sus declaraciones parecen ser más una venganza que un arrepentimiento, contra los líderes de Belgrado que se opusieron a sus planes de unir los territorios ocupados en Croacia con los conquistados en BosniaHerzegovina. Así, el pasado 15 de febrero testificó también contra uno de sus adversarios políticos, Milan Martic, otro ex presidente de la Krajina procesado por crímenes de guerra, entre otras cosas, por haber bombardeado Zagreb. Ayer, debía ser interrogado por la defensa de este imputado. También debía ofrecer testimonio próximamente, entre otros, contra el hombre de los mandados de Milosevic, Jovica Stanisic y contra el líder del Partido EPA SIMÓN TECCO. CORRESPONSAL LIUBLIANA. Milan Babic, uno de los que lideró las milicias serbias de Croacia durante el conflicto en la ex Yugoslavia, se suicidó en su celda del centro de detención de Naciones Unidas en la La Haya, donde se encontraba recluido después de haber sido condenado en el 2004 por el Tribunal Penal Internacional (TPI) a 13 años de cárcel, por crímenes contra la humanidad. Durante el conflicto croata- serbio (1991- 95) Babic, de 50 años, fue presidente y primer ministro de la autoproclamada República de la Krajina Serbia Babic, uno de los dirigentes serbios más intransigentes, fue encontrado ahorcado a las 18,30 horas del pasado domingo por los guardias de la penitenciaria de Scheveningen, según la agencia informativa montenegrina Mina. Las autoridades holandesas y el presidente del TPI, Fausto Pocar, ordenaron investigar las circunstancias en las que se produjo el deceso. El caso reviste especial atención, pues el prisionero se convirtió en un valioso testigo para la Fiscalía del TPI, la cual lo consideraba como el más importante criminal de guerra serbio arrepentido Radical serbio, Vojislav Seselj. Con Milósevic nunca se llevó bien. En 1992 y después de haber ocupado durante un año los cargos de presidente y primer ministro de lo que se dio a llamar la SAO Krajina, (territorio de Croacia considerado serbio por Belgrado) Babic fue destituido por Milósevic, al oponerse al acuerdo secreto al que llegó con el presidente croata Franjo Tudjman para repartirse Bosnia- Herzegovina. No es que Babic defendiese Bosnia, al contrario, pretendía su anexión a Serbia. Luego, en los primeros comicios parlamentarios de la República de la Krajina serbia en 1993, Babic derrotó a Martic, pero Belgrado anuló los resultados electorales y organizó unos nuevos comicios, en los que se impusieron los hombres de Milósevic. Europa pone a prueba su capacidad militar con la misión de apoyo a la ONU en el Congo ENRIQUE SERBETO. ENVIADO ESPECIAL INNSBRUCK (AUSTRIA) La Unión Europea tiene la oportunidad de demostrar su determinación para realizar misiones militares en el exterior con un cometido que le ha sido solicitado por las Naciones Unidas (ONU) Se trata de una fuerza de disuasión que refuerce la seguridad en las elecciones que se celebrarán en la República Democrática del Congo a mediados de junio. Los ministros de Defensa de los veinticinco están reunidos en la ciudad austriaca de Innsbruck y hoy mismo tendrán que enseñar sus cartas para decidir en qué condiciones van a organizar una misión, que será la primera de estas características en la historia de la UE. Es cierto que la UE tiene muchas otras misiones militares, once en total, aunque la única francamente relevante es la de Bosnia- Herzegovina, que cuenta con unos 6.600 soldados. Pero esa es una misión heredada de la OTAN, que no necesitó de una generación de fuerzas. En este caso, se está hablando, como reconoció el encargado de la Polí- Persecución y deportación La acusación contra Babic fue presentada relativamente tarde. A los meses de testificar, en el año 2002, contra el ex presidente yugoslavo, Slobodan Milósevic, el TPI lo incriminó por los cargos de persecución y deportación de la población no serbia de los territorios ocupados. En enero del 2004 se entregó voluntariamente, declarándose culpable de haber participado, con otros líderes serbios, en una empresa criminal conjunta cuyo objetivo, según el acta de acusación, fue la expulsión de la población croata y no serbia del tercio de territorio croata ocupado A cambio del reconocimiento de su responsabilidad en los crímenes de guerra y su decisión de declarar en contra Milósevic y contra otros líderes serbios de Croacia y Bosnia- Herzegovina, la Fiscalía limitó los cargos a crímenes contra la humanidad Por esta razón, en junio de 2004, fue condenado a una pena menor de 13 años de cárcel. En sus declaraciones contra Milósevic, Babic acusó al ex presidente yugos- tica Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, de una fuerza muy pequeña, apenas un millar de soldados a desplegar solo en caso de extrema necesidad y que ni siquiera estarían en territorio del Congo, sino que deberían permanecer no muy lejos en algún país de la zona. Los ministros de Exteriores no se han puesto de acuerdo y los de Defensa tienen que decir si entra en sus cálculos, pero ni unos ni otros pueden seguir dando largas como han hecho en los últimos meses. Sobre el papel, cuando la ONU y el presidente congolés, Joseph Kabila, formalizaron esta petición y Solana respondió afirmativamente, casi todos los países dijeron que les parecía bien. Sin embargo, a la vista de lo que ha sucedido después, el entusiasmo Ir, se irá asegura Javier Solana a la espera de que se disipen las reticencias de algunos países ha ido decreciendo gradualmente. Francia y Alemania están de acuerdo en soportar el peso principal de la operación, pero a París no le interesa aparecer muy a la vista, por los antecedentes que tienen en el continente africano. Para la canciller Angela Merkel, eso la expone demasiado a las tensiones en la coalición gubernamental, de manera que a ambos países les conviene un poco más de diversidad Bélgica tiene el pasado colonial a sus espaldas, España ha sido sondeada, pero a pesar de las buenas intenciones del ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, fuentes diplomáticas aseguraban ayer que las posibilidades de que haya tropas españolas son mínimas Portugal y la misma Austria podrían comprometerse a enviar simbólicamente media docena de soldados. Tal vez el hecho de que los cascos azules tienen que intervenir frecuentemente en incidentes armados haya desanimado a algunos ministros. Para Solana, no cabe ninguna duda de que la misión se llevará a cabo- ¿Ir? Iremos dijo ayer- -pero la forma cómo se haga dará la medida de la capacidad europea de cohesión en materia de defensa. Como se trata de una reunión informal los ministros no tomarán hoy una decisión final, pero deberían dejar disipadas las principales dudas sobre la disponibilidad de efectivos y material.