Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC MARTES 7 3 2006 Nacional 15 Alegría niega los contactos con ETA que sí reconoció ante la Guardia Civil y el juez El principal acusado de EKIN justifica su confesión en que le torturaron b Garikoitz el nombre orgánico al que respondía, era el enlace entre KAS y la banda terrorista, que le impartía instrucciones y directrices dice la Fiscalía N. VILLANUEVA MADRID. A la sexta va la vencida. Casi dos meses después de la fecha prevista para la declaración del principal acusado del proceso contra el entorno político, social y mediático de ETA, Xabier Alegría, el juicio de EKIN se reanudó ayer con el testimonio de este procesado, para quien el fiscal pide 51 años de cárcel al considerarle enlace entre KAS y ETA. A pesar de los reiterados intentos de suspensión de las defensas, éstas no consiguieron demorar más la declaración de quien se considera una pieza principal en la causa, pues sus declaraciones han permitido ordenar muchas de las fichas del puzzle del entorno de ETA. Sin embargo, como era previsible, Alegría se desdijo ayer de toda la información que aportó a la Guardia Civil y al juez y justificó sus confesiones (en las que vinculó a varios batasunos, entre ellos a Arnaldo Otegi, con ETA) en que fue sometido a torturas. Así, aseguró que no pertenece a ETA ni ha estado vinculado a ella, que KAS no estuvo sometida a las directrices de la banda y que no sabe a quién corresponde el nombre orgánico de Garikoitz (el que presuntamente utilizaba él mismo en sus contactos con la dirección política de ETA) Con una puesta en escena que incluía un cambio de camisetas en el primero de los recesos de la mañana (los 54 procesados avalaban así el discurso monotemático de su compañero sobre las torturas) Alegría se retractó de todo lo declarado ante la Guardia Civil cuando fue detenido por tercera y última vez en el marco de las diligencias previas de Egunkaria. Aseguró que los agentes le obligaron a aprenderse de memoria, bajo amenazas y coacciones una declaración inculpatoria, que, según dijo, fue aprovechada por la Benemérita para sacarle información sobre KAS, EKIN y otras de las organizaciones del MLNV. Das dos nombres para salir del paso, dos nombres que sean creíbles y ya está dijo, a modo de disculpa, el princi- pal procesado en esta causa. A pesar de su esfuerzo por reiterar que sus respuestas fueron inducidas, más aún, preparadas por la Benemérita, no pudo evitar incurrir en algunas contradicciones. Así, si empezó afirmando que los nombres orgánicos de varios proetarras se los habían hecho memorizar los agentes, una hora después confesó que al menos el de uno de ellos, el de José María Olarra, Eneko le vino a la cabeza porque lo había leído en ABC y le sonaba Alegría señaló ayer que no sabe si EKIN mantenía reuniones ni quién asistía a las mismas, cuando en sus últimas declaraciones, en febrero de 2003, había aportado datos no sólo de miembros del aparato político de ETA (entre los que citó expresamente a los batasunos Jon Salaberria, hoy huido, y Joseba Permach) sino de la periodicidad (quincenal) de los encuentros. También negó que Otegi y él mismo se reunieran en Francia con los dirigentes etarras Mikel Antza y Vicente Goikoetxea y que los 10 documentos firmados por Garikoitz e incautados a José María Dorronsoro hubieran sido redactados por él. Alegría, que no respondió a las preguntas de la Fiscalía ni de la AVT, afirmó que no ha tenido nada que ver en el nombramiento del que fue director de Egunkaria Martxelo Otamendi. Sin embargo, su letrada no le preguntó por su relación con la designación de Xabier Oleaga como director de Egin. La Fiscalía asegura que el acusado, como miembro del consejo de administración de Orain (editora del diario) escribió el informe que acompañaba a la carta en la que se proponía a Oleaga como director. Control pleno El escrito de calificación del fiscal Enrique Molina mantiene que ETA y KAS ejercían un control pleno sobre Orain y Egin, un control que se constata a lo largo de 1993, por el intercambio constante de directrices, consignas e instrucciones entre los responsables de ETA y sus delegados de KAS, especialmente a través de Xabier Alegría, que utilizaba el seudónimo de Garikoitz Alegría mantuvo ayer que KAS no ha marcado nunca objetivos y que se ha dedicado exclusivamente a la actividad política El imputado clave rechaza ser autor de los diez documentos incautados a Dorronsoro y firmados con su nombre orgánico