Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 3 2006 Deportes 87 JOSÉ ANTONIO REYES Futbolista del Arsenal y de la selección española Preparamos la vuelta como la ida, diez minutos de charla y a jugar Wenger ya le considera titular y un hombre importante, tanto como para reservarle a él y a Cesc el sábado y que ambos estén el miércoles en plenitud física. El sevillano no olvida el partido del Bernabéu y considera que su equipo es capaz de repetir la faena y eliminar al Madrid TEXTO ENRIQUE ORTEGO LONDRES. Vive en plena campiña, aunque no lejos del centro de Londres. Cinco coches, cinco, dificultan la entrada a la casa en la que la familia Reyes intenta llevar lo mejor posible su voluntario exilio al fútbol inglés y hasta se está haciendo una pequeña piscina en el jardín, por si algún día se digna a salir el sol y se pueden dar un chapuzón. Cuando ABC le visita en su domicilio, fuera está nevando. Francisco, el padre de la criatura, con una camiseta promocional de nuestro periódico, ejerce de anfitrión. José, como le llaman en casa, está en chándal viendo en la televisión un partido de fútbol sala femenino. La madre, Mari, va de un lado para otro y la novia, quien mejor se maneja en inglés, intenta que los obreros del jardín no se mueran de frío con unos vasitos de leche caliente. -He hecho más entrevistas en las últimas semanas que en toda mi vida... -La fuerza del Madrid, amigo. -La verdad es que todavía le damos vueltas en el equipo al partido de ida. Si le digo que no lo preparamos especialmente y nos salió todo perfecto, lo mismo no se lo cree. Wenger nos habló diez minutos. Y sólo hablamos de nosotros, del Madrid prácticamente nada. Habíamos jugado algún partido con el 4- 1- 4- 1 y no nos había salido muy bien. El partido de vuelta lo estamos preparando igual. La charla, corta, y a jugar. Creo que no vamos a cambiar nada. El resultado nos favorece. Nuestro entrenador no nos vuelve locos con vídeos, tácticas y cosas de los rivales. Es hombre de pocas palabras y mucho trabajo. Lo tiene todo controlado. Trabajamos siempre con balón. -El Arsenal hace todos los entrenamientos a puerta cerrada, algo especial estarán preparando. -Pero no lo hacemos por ocultar nada. Lo hacemos por costumbre, por Wenger no habla de los rivales, si en Madrid me quedé arriba es porque sabía que Cicinho sube mucho Espero volver algún día al fútbol español y seré mucho más completo. Aquí estoy aprendiendo a trabajar tranquilidad. Estamos en Inglaterra, aquí todo es distinto que en España. Aquí todo es mucho más relajado, los futbolistas tenemos mucha menos presión. Para jugar es mejor. El Arsenal, además, es un equipo normal, muy tranquilo. Ni nos volvemos locos con una victoria como la del Bernabéu ni dramatizamos con las derrotas. -Vamos, que usted se quedó arriba por iniciativa propia. -Pues sí. Aquí veo al Madrid y toda la Liga en Sky y veo cómo Cicinho ataca siempre, se va para arriba y deja huecos. Pensé que si me quedaba arriba no subiría tanto, aunque tengo que decir que también le seguí muchas veces, ¡menudas carreras que me pegué para atrás! -Eso no le gusta, verdad... -Pues no. no mucho, para qué le voy a engañar. Pero todos los entrenadores que he tenido me han dicho que debo defender más. Caparrós me daba una vara tremenda, Wenger me dice que estoy mejorando. Aquí hay que luchar y correr por obligación, el fútbol es mucho más de fuerza, de contacto. Aquí estoy aprendiendo a trabajar. Si algún día vuelvo al fútbol español, que espero volver, seré un jugador más hecho en todos los sentidos. -Pero seguro que nadie le exige tanto en ese sentido como Luis... -Ni que lo diga... Y yo voy a hacer todo lo que quiera Luis con tal de estar en el Mundial. Yo no creo que haya estado tan mal en la selección cuando he jugado. Yo sé cuándo lo hago bien y mal y nunca me he ido a la caseta pensando que lo había hecho rematadamente mal con la selección. -Pero en el Arsenal juega más, toma más la iniciativa. -Yo creo que no, a mí la camiseta de España no me pesa como he oído mucho por ahí. Que me la den y ya verán como puedo con ella. Cuando salto a un terreno no pienso si es mi equipo o la selección. Salgo a divertirme, a mí me gusta jugar. -Y eso de cambiar de puesto, un día de medio punta, otro de delantero, otro en la banda... -Con tal de jugar... Aunque últimamente estoy jugando más pegado a la banda. Desde allí parto, pero tengo libertad. Wenger me dice que juegue a mi aire, que haga lo que me salga. -Vamos, como Messi en el Barça... -Es increíble ese niño. ¡Qué cosas hace! El otro día contra el Chelsea me quedé con la boca abierta viéndole. Con lo joven que es y cómo encara... Barcelona recibió a Mourinho al grito de ¡traductor! ENRIQUE YUNTA BARCELONA. No es bien recibido José Mourinho en Barcelona. Tampoco en muchos otros sitios, pero especialmente en la Ciudad Condal, de donde salió por la puerta de atrás y a la que ha regresado siempre con aire chulesco y desafiando tanto a los aficionados como a los medios de comunicación. Ayer volvió a Barcelona con la expedición del Chelsea para preparar la vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, eliminatoria con claro color azulgrana a tenor del resultado de la ida (1- 2) Y tuvo un recibimiento especial. Unas treinta personas esperaban el avión del conjunto inglés y se encendieron al ver al técnico portugués: ¡Traductor, traductor! le gritaban. Mourinho eludió las preguntas de los periodistas con la mirada perdida EFE Mourinho, antes de triunfar como entrenador, ejercía de traductor de Sir Bobby Robson cuando éste dirigía al Sporting de Lisboa. Luego, Robson acabaría en el Barça y con él se trajo a Mou que interpretaba las ruedas de prensa del inglés. Con rostro serio, auriculares conectados y el nudo de la corbata aflojado, Mourinho esquivó las preguntas de los periodistas y se dirigió sin pararse al autocar del equipo, en el que tuvo que esperar diez minutos hasta que arrancó hacia el lujoso Hotel Arts. Mientras, el Barça se entrenó ayer de forma suave y bajo una intensa lluvia en La Masía, especialmente en el caso de los titulares ante el Deportivo. Hoy, sesión vespertina y rueda de prensa de los técnicos. Hablará Mourinho.