Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 3 2006 Deportes 81 PRIMERA DIVISIÓN VIGÉSIMA SEXTA JORNADA El Málaga se enreda en la buena malla defensiva del Valencia Mucho juego trabado y pocas oportunidades de gol para ambos JOSÉ MANUEL VELASCO MÁLAGA. Un arranque vulgar, un intermedio mejorable y un final agobiante para el Málaga y mejor para el Valencia. Se esperaba más de los levantinos, pero se encerraron ante la presión del Málaga, que impidió sacar el juego desde atrás ahogando a los centrales, y desistió de mirar más arriba. Fue una táctica clásica de los de Quique Sánchez Flores pues aguantaron con su excelente defensa, firme e impenetrable, y esperaron a que pasara el chaparrón. Y pasó pronto ciertamente porque el Málaga no está para grandes heroicidades, más que nada por la situación del equipo en la tablay la desconfianza que produce en sus jugadores. Poco a poco el Valencia fue encontrando el tono en el medio campo, enlazó con Aimar y todo el equipo fue sacudiéndose poco a poco el dominio local de encima. En ese tiempo, el Málaga había controlado el juego, pero sólo hasta la frontal del área rival pues de ahí no pasaba. El juego se hizo espeso y sin ataque. Los andaluces porque no eran capaces de llegar con peligro, y los valencianistas porque jugaban a pelotazo limpio, a ver si en una de ésas pillaba a Villa bien colocado para que hiciera valer su velocidad. No sucedió. Lo que pasó es que el Málaga fue aflojando en su presión y el Valencia primero niveló el partido y en el tramo final estuvo a punto de marcar en varias ocasiones. Miguel disparó al palo en el minuto 28 y luego cada ataque valencianista era un peligro, sobre todo por los nervios exhibidos por la zaga local y por el novel portero Reina, muy inseguro todo el primer tiempo. A pesar de todo, ni el Valencia se decidió a ir a por el encuentro de forma decidida, esperando que su mayor calidad individual acabase decidiendo el choque, ni el Málaga, agobiado y obligado a defenderse al final, estaba para tirar cohetes pues bastante tenía con tapar vías de agua, asustado por el empuje de su rival, que cada vez iba más arriba. MÁLAGA VALENCIA 0 0 con un encuentro más abierto, de continuo toma y daca. Sin embargo, ambas defensas se mostraron firmes, con marcajes muy estrechos y dejando pocos huecos a los delanteros, que tampoco encontraban huecos. Los dos equipos lo intentaron con tiros lejanos, pero ambos porteros, mejor Reina en la segunda mitad, se- mostraron solventes y seguros en su quehacer. La tuvo Fabio Aurelio en una falta final con un nuevo fallo de Reina, al que se le escapó el balón, pero los arietes no llegaron al remate final y el Málaga se salvó por poco en una jugada complicada. Al final, tablas entre la buena zaga del Valencia y el deficiente ataque del Málaga. Club Deportivo Málaga (4- 4- 2) Reina; Jesús Gámez, Fernando Sanz, Alexis, Nacho; Bóvio (Antonio Hidalgo, m. 72) Juan Rodríguez, Edgar, Antonio López; Morales (Couñago, m. 72) y Salva. Valencia (4- 2- 3- 1) Cañizares; Miguel, Marchena, Raúl Albiol, Moretti; David Albelda, Fabio Aurelio; Miguel Ángel Angulo (Rufete, m. 74) Aimar, Regueiro; y David Villa (Mista, m. 85) Árbitro González Vázquez, del Comité gallego. Enseñó tarjeta amarilla a Bovio, Fernando Sanz, Morales, Juan Rodríguez y Antonio Hidalgo por parte del Málaga, y a Villa por parte del Valencia. Antonio López intenta cortar un avance del lateral Miguel EFE Baiano hizo rendirse muy pronto al Osasuna JOSE LUIS JIMÉNEZ VIGO. Breve, muy breve el partido de ayer. Exactamente, cinco minutos, los que mediaron entre el pitido inicial y el golazo de Fernando Baiano desde la frontal como cierre a una jugada personal. El tanto del ariete brasileño, muy activo ayer, desmoronó por completo al Osasuna, que mostró en Balaídos su imagen más gris y vulnerable, hasta caer en el juego duro y tosco en lugar del rápido y eficaz que le ha aupado a la cuarta plaza. Con el partido completamente a favor, el Celta dio un paso atrás y se dedicó a esperar a su rival, que únicamente creó peligro en la primera mitad merced a un disparo desviado de Valdo, totalmente desaparecido el resto del encuentro. Tiros a los palos El comienzo de la segunda parte vio a otro Málaga, más concienciado, más metido en el campo y con algo más de peligro como en un tiro de Bovio al palo en un tiro lejano que sorprendió a Cañizares. Pero el partido ya estaba vivo. Aimar lanzó dos disparos desde la frontal con peligro, dos tiros que salieron fuera por poco. De nuevo, y al igual que en la primera parte, el Valencia fue pillando el ritmo del encuentro y Aimar se convirtió en la pesadilla de la defensa local. Una falta sobre él permitió a Fabio Aurelio para disparar a la cruceta de Reina, que sólo pudo mirar el peligroso tiro. En esa reacción del Málaga, el partido se hizo más intenso, con más llegadas a las porterías de ambos equipos y CELTA OSASUNA 2 0 Celta (4- 1- 4- 1) Pinto; Ángel, Sergio, Lequi, José Enrique; Oubiña; De Ridder (Jonathan Aspas, m. 82) Canobbio (Gustavo López, m. 78) Jorge Larena (Iriney, m. 60) Silva; y Baiano. Osasuna (4- 4- 2) Elía; Javier Flaño, Cruchaga, Josetxo, Clavero; Valdo (Raúl García, m. 78) Puñal, Muñoz, Moha (Delporte, m. 63) Romeo (Webó, m. 63) y Milosevic. Arbitro Fernández Borbalán (Comité Andaluz) Amarilla a Josetxo, Cruchaga, Clavero y Flaño. Roja a Muñoz (m. 75) Goles 1- 0, m. 5: Baiano, desde la frontal del área. 2- 0, m. 72: Canobbio, después de una jugada personal y de regatear al portero. Tan sólo apretó algo el Osasuna en los minutos previos al descanso, tras el cual regresó el dominio céltico. Regaló el balón y la iniciativa a los navarros para golpearles a la contra. Excelentes en este papel estuvieron tanto Borja Oubiña- -cerebro vigués que ya se basta solo en la medular- -como Jorge López y Canobbio, ayer en la posición de interiores. Precisamente el uruguayo se marcó una jugada de fuerza por el centro de la zaga que terminó con parsimonioso regate al portero para anotando el segundo entre el delirio de la grada celeste. El conjunto navarro perdió los nervios y comenzó el juego feo, que acabó con Muñoz expulsado. El Celta se aproxima a la Champions por méritos propios y el Osasuna se desinfla.