Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 3 2006 55 Toros FERIA DE OLIVENZA Miguel Ángel Perera enseña sus armas con los dos únicos toros potables Plaza de toros de Olivenza. Domingo, 5 de marzo de 2006. Lleno de no hay billetes Toros de Zalduendo, bien presentados en conjunto aunque muy pobres de pitones. Mala corrida, sin emplearse, algunos faltos de fuerza y otros mansos. Los mejores, 3 y, sobre todo, 6 Enrique Ponce, de grana y oro. Media trasera y tendida (silencio) En el cuarto, pinchazo, estocada tendida y dos descabellos. Aviso (ovación) Morante de la Puebla, de canela y oro con remates negros. Pinchazo y casi entera trasera (ovación) En el quinto, estocada casi entera (silencio) Miguel Ángel Perera, de berenjena y oro. Estocada delantera y excesivamente caída (oreja) En el sexto, pinchazo y estocada desprendida (dos orejas) Salió a hombros. Destaca el empaque de Cayetano en la novillada matinal F. C. OLIVENZA. La novillada matinal de ayer en Olivenza dejó como aspecto destacado el empaque de Cayetano Rivera Ordóñez, que sobresalió por su forma de conjuntar las faenas y por la prestancia que imprime a su toreo. La novillada de María José Barral no fue buena. Novillos bien presentados, pero que no rompieron nunca y que no facilitaron la labor de los chavales. Israel Lancho, con una altura de jugador de baloncesto de la NBA, recibió a su primero con dos largas cambiadas. Se mostró animoso en todo momento, queriendo hacer muchas cosas pero no saliéndole todas bien. Su mejor virtud, que se queda muy quieto y que no duda en pegarse un arrimón. Pero se le ve algo torpón en muchos momentos. Ovación y oreja fue su balance. No fue una buena mañana para Ambel Posada. El extremeño anduvo agarrotado con su primero, dejando unos naturales como mejores momentos en este novillo, que se fue quedando muy parado. Algo mejor en el quinto, con muletazos por ambos pitones destacados pero sin cuajar una faena redonda. Silencio y oreja. Cayetano manejó con prestancia el capote ante su primero, un novillo que estaba cogido con alfileres. Para colmo, molestó el viento. Pero se inventó la faena y arrancó muletazos llenos de empaque. Al sexto, también con muy pocas fuerzas y que se caía constantemente, le dejó naturales con peso específico. Bien en las distancias y en una serie diestra, después de una voltereta, en la que los derechazos surgieron plenos. Ovación y oreja fue su palmarés. Por otra parte, el mal tiempo obligó a aplazar hasta el próximo 2 de abril la victorinada que iba a inaugurar el pasado sábado la Feria de Olivenza. En el festejo, con todo el papel vendido, se anuncian Francisco Rivera Ordóñez, Julián López El Juli y Manuel Jesús El Cid que darán cuenta de la corrida de Victorino Martín. FERNANDO CARRASCO OLIVENZA (BADAJOZ) Nadie podía esperar que después de la magnífica corrida de Zalduendo lidiada el Día de Andalucía en Motril, la de ayer de Olivenza fuese a salir tan a contraestilo. Y eso fue determinante para que ni Enrique Ponce ni Morante de la Puebla pudiesen deleitar a los aficionados que llenaron hasta la bandera el coso oliventino. Empero, con el mejor lote, sobre todo el sexto, Miguel Ángel Perera enseñó sus armas con vistas a esta temporada y, de nuevo, volvió a salir en triunfo ante sus paisanos extremeños. El de Puebla del Prior anduvo queriendo en sus dos astados y consiguió no sólo los mejores momentos de la tarde, sino también un toreo al natural en el sexto que ya prodigó el pasado año y que le sitúa al frente de la nueva hornada de diestros de alternativa. Los de Zalduendo aguaron la fiesta a los aficionados. El lote de Ponce nunca se empleó. No le fue a la zaga el de Morante. Los dos que embistieron cayeron en las manos de Perera. Si bien no pudo hacer nada con el capote al recibirlo, sí dejó un quite por chicuelinas rematado con una tafallera digno de mención. Tenía mejor son que los dos primeros el burel de Zalduendo, y el de Puebla del Prior lo esperó en los medios para dejarle dos pases cambiados por la espalda y luego ligar unos derechazos cadenciosos y con ritmo. Había vibración en su quehacer. Otra serie por el mismo pitón subió el diapasón. No tanto así al torear al natu- Perera, en un pase cambiado por la espalda, cortó tres orejas y salió a hombros ral, donde desplazó hacia fuera las embestidas. Además, aquí ya el toro estaba más remiso a seguir el engaño. La estocada cayó muy baja pero fue determinante. EFE Firmeza y ligazón Los mejores pasajes llegaron en el sexto, que se le coló de salida cuando intentaba torear a la verónica. A regañadientes fue al caballo, pero en el tercio final repitió con fijeza y prontitud. Lo vio claro Perera, que dejó dos series diestras en los medios con mando, firmeza y ligazón. El momento culmen llegó al torear sobre la zurda, con naturales tersos, de mano baja, de cimbrear la cintura. Se alargaban uno tras otro, siempre el torero en los medios. Vio que ya el toro no iba a ir con esa fijeza, por lo que optó por acortar un mundo las distancias, clavar las zapatillas y decir o pasas o me llevas por delante Ocurrió lo primero y el chaval vació las embestidas en unas cuantas ocasiones sin moverse ni un ápice. Concluyó con apretadas bernadinas. El pinchazo que precedió a la estocada no influyó en el ánimo del respetable. Ponce estuvo fácil manejando el capote ante su primero, que no tenía muchas fuerzas y tampoco claridad en sus embestidas. El valenciano lo pasó con precaución, pero no consiguió quitarle nunca el molesto cabeceo y la falta de fijeza. El oficio salió a relucir ante el cuarto, un toro muy grandón y basto que embistió con todo, pero siempre con muchos altibajos, quedándose en ocasiones a mitad del viaje o revolviéndose buscando hacer presa. Lo intentó el de Chiva una y otra vez, pero sólo consiguió robarle muletazos carentes de plasticidad. Chispazos de Morante se pudieron ver en su primero, un toro que lo desarmó de salida y que tampoco tuvo excesivas fuerzas. Construyó una faena en la que, por las condiciones de su enemigo, conjugó muletazos con empaque y clase con otros en los que el toro no colaboró. Estuvo muy por encima el sevillano, sobre todo en tres derechazos a mitad de faena y otros tres sobre el pitón zurdo. Y en detalles como una trincherilla muy torera. El quinto fue un manso que fue de un lado para otro, huyendo cada vez que entraba a la muleta. Nada que hacer, a pesar de que lo intentó Morante. Alicante Estepona (Málaga) Esquivias (Toledo) Motril (Granada) Eugenio Pérez, por la puerta grande FRANCISCO PICÓ. El novillero Eugenio Pérez salió a hombros en el festejo que inauguraba la temporada alicantina. Con un cuarto de entrada, se lidiaron novillos de Juan Manuel Criado, nobles y flojos. Javier Bernal, ovación y ovación tras aviso. Iván Pérez, vuelta al ruedo y silencio. Eugenio Pérez, oreja en ambos. El Cid corta un rabo y sale a hombros con Rivera y Vega MUNDOTORO. Manuel Jesús El Cid que cortó un rabo, Francisco Rivera Ordóñez y Salvador Vega salieron a hombros en el festival celebrado ayer en Estepona. Se lidiaron novillos de María José Barral y La Palmosilla. Rivera Ordóñez, oreja y oreja. El Cid, dos orejas y dos orejas y rabo. Vega, tres orejas. La terna se reparte siete trofeos ABC. Eugenio de Mora, Sánchez Valar y Andrés Revuelta abandonaron en volandas la plaza toledana de Esquivias después de sobreponerse al viento y a la descastada corrida de Buenavista. Eugenio de Mora, oreja y dos orejas. Sánchez Vara, ovación y dos orejas. Andrés Revuelta, oreja en los dos de su lote. Triunfo de Bohórquez y Antonio Domecq ABC. Los rejoneadores Fermín Bohórquez y Antonio Domecq salieron a hombros de la recién inaugurada plaza granadina de Motril. Con tres cuartos de entrada, se lidiaron cinco toros de Viento Verde y uno de Peralta. Joao Moura, oreja y división. Bohórquez, dos orejas y oreja con petición. Antonio Domecq, tres orejas.