Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
52 Cultura LUNES 6 3 2006 ABC 78 EDICIÓN DE LA ENTREGA DE LOS OSCAR We shall overcome: The Seeger Sessions un homenaje de Springsteen al gran patriarca del folk El nuevo trabajo del cantante norteamericano sale a la venta el próximo 25 de abril b El pasado viernes la web oficial del Jefe acabó con los rumores y dio paso a la gran noticia. Trece canciones para viajar al corazón de la música popular de la Unión MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Según la memoria popular, Pete Seeger, junto con el folclorista Alan Lomax, fue quien, airado ante la toma de postura eléctrica de Dylan en el Festival de Newport del 64, intentó desenchufar al genial bardo de Minnessotta. Pero sin personajes como Seeger, un monumento a la cultura popular de la Unión, es posible que el rock and roll- -género del pueblo donde los haya, y quizá la primera world music de éxito- -nunca hubiera nacido. Si el abuelo Pete (como Cash, como Guthrie, como Bill Rogers, como Hank Williams) no hubiera existido, habría sido necesario inventarlo. Pete Seeger ha dedicado sus casi noventa años a la recopilación del folclore americano, no sólo la artillería de la canción protesta, sino también a la recuperación de canciones infantiles, de tonadas de trabajo, de cantos sindicales. Comunista de toda la vida, el viejo Pete se las ha visto con los censores, ha sido silenciado, apartado y eclipsado, lo que no ha impedido que las nuevas generaciones le hayan prestado sus oídos y bien atentos. Incluso, alguna de sus interpretaciones (We shall overcome, Turn, turn, turn, Where are the flowers gone? alcanzaron los primeros puestos de las listas. Seeger fue uno de los maestros de Bob Dylan, y Springsteen uno de los alumnos más aventajados de Bob. Nada raro, pues, que Bruce rinda homenaje a Pete y a un puñado de sus canciones, que forman parte del imaginario popular yanqui. El Boss es un rocker, pero también un artista muy preocupado por la cultura americana (Malick, John Ford, Steinbeck son algunos de sus referentes) en su versión más desnuda y profunda como ya acreditara en su última y genial gira acústica. A este cantor irreductible es a quien Bruce rinde ahora tributo en forma de trece piezas de una u otra manera relacionadas con Seeger. Por si alguien en los vastos territorios de la Unión o incluso en la mismísima Casa Blanca todavía no se ha enterado de sus simpatías políticas, Springsteen ha escogido para titular el álbum una de las canciones protesta más emblemáticas de la historia, We shall overcome himno (de origen religioso) de la lucha por los Inocencio Arias, con un Oscar en sus manos Inocencio Arias, un diplomático de película en la meca del cine Mis apuestas este año eran Buenas noches y buena suerte o Munich confiesa b Inocencio Arias, cónsul general de España en Los Ángeles, se declara un cinéfilo y cinéfago además de estar encantando de su destino en la capital del cine P. R. CORRESPONSAL LOS ÁNGELES. Cuando Inocencio Chencho Arias (Albox, Almería, 1940) conduce desde su casa, en la parte distinguida de Sunset Boulevard, para ir a su despacho en el consulado general de España en Los Ángeles no puede evitar una cierta sensación de familiaridad. Hay veces que cuando paso por Beverly Hills o la zona de Hollywood pienso que lo he visto antes en mil películas Y es que su actual destino en la capital del Séptimo Arte es para este atípico, pero conocido diplomático español, como una especie de premio prolongado. Realmente en esta ciudad- -explica- -todo gira en torno al cine. No es que estés todo el día coqueteando con las estrellas, es que en cada reunión o cena siempre hay alguien relacionado con la industria y el tema constante de conversación es el cine Ambiente que se junta con una afición a la gran pantalla fraguada desde niño con ayuda de Luz que agoniza El puente sobre el río Kwai La ventana indiscreta y los clásicos westerns de John Ford. Una pasión que ahora le impide cambiar de canal cuando en la televisión ponen cualquier parte de la saga de El Padrino o le permite recitar de memoria algunas partes del diálogo de Alan Ladd en Raíces Profundas Como no podría ser de otra forma, Chencho Arias, que después de la presión de Naciones Unidas ahora tiene tiempo para ir dos veces por semana al cine, se ha visto todas las películas nominadas para los Oscar. Este año, las cinco son interesantes, plantean problemas importantes, la mayoría con presupuestos de película española y curiosamente donde las mujeres tienen un papel secundario dice el diplomático, que también ha tenido oportunidad de impartir un curso sobre los Oscar y la trascendencia del cine americano en la Universidad Carlos III. Personalmente, apostaba por Buenas noches y buena suerte o Munich Bruce Springsteen AP Sin personajes como Seeger, un monumento a la cultura popular de la Unión, es posible que el rock and roll nunca hubiera nacido derechos civiles de los negros y contra la Guerra del Vietnam. Sobre este disco, el Boss ha comentado: Muchas de mis letras, sobre todo cuando compongo en formato acústico, tienen su origen en nuestra tradición folk. Este álbum ha sido un proceso creativo liberador, porque yo amo profundamente toda esta música de raíces... estas canciones pueden resumir lo que es la vida con unas pocas notas y unas pocas palabras Sin embargo, el Jefe, lejos de lo que se pudiera esperar, no ha grabado a solas, sino que se ha rodeado de un grupo de músicos con los que ya ha trabajado en otras ocasiones y que se encargan de instrumentos como el acordeón, el saxo, el trombón, el violín o el banjo, además de las tradicionales guitarras y la sección rítmica. Bruce vuelve a echar raíces. Y bien profundas. Sólo queda esperar poco más de un mes para saborear los frutos. Actor aficionado en ocho películas Como actor aficionado que le da bastante vergüenza, Arias cuenta con un palmarés de ocho producciones españolas. Interpretaciones en buena parte conseguidas gracias a su amistad con Luis García Berlanga, Manolo Summers y Antonio del Real. Su frustración es no haber tenido un papelito en La intérprete el reciente thriller con Nicole Kidman y Sean Penn, que tuvo un acceso sin precedentes para filmar dentro de la sede de Naciones Unidas. Según explica, justo el día antes de que me tocara ir al rodaje, el director Sydney Pollack se desdijo por presiones del sindicato de actores Frustración que ahora en Los Ángeles, con tantos castings a lo mejor se cura Inocencio Arias en algún momento libre.