Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
46 Sociedad LUNES 6 3 2006 ABC Consumo diferencial en los hogares españoles Hogares mayoritarios Retirados de la población 21,5 Hogares emergentes Parejas con hijos de edad media de la población 19,5 Parejas con hijos pequeños de la población 17,0 Adultos independientes de la población 6,6 Parejas adultas sin hijos de la población 9,2 Jóvenes independientes de la población 4,5 Alimentación Platos preparados Frutas y hortalizas transformadas Vino C. P. R. D. Derivados lácteos Alimentación Agua mineral Platos preparados Bollería pastelería Derivados lácteos Alimentación Vino C. P. R. D. Derivados lácteos Agua mineral Alimentación Pan Pesca Frutas frescas Bollería pastelería Platos precocinados Alimentación Bebidas refrescantes Pan Frutas y hortalizas transformadas Carne Alimentación Bebidas refrescantes Platos prepararados Bollería, pastelería, galletas... Carne Frutas frescas Características Grupo más numeroso en población Sensibles a los precios bajos Planificados y tradicionales Cuidan su salud Características Importante papel prescriptor de los niños en la compra familiar Buenos gestores del presupuesto familiar Su principal comida es la cena Características Generan el ticket de alimentación más elevado Eligen sus comidas por placer Pagarían a cambio de tiempo Características Preocupados por la salud y la dieta, sin abandonar el placer Hedonistas Compran comida preparada Características Tradicionales y planificados Sensibles a los precios bajos Preocupados por la salud Características Grupo con menor peso poblacional Innovadores e impulsivos Dispuestos a pagar por soluciones que les ahorren tiempo Variación del n de hogares (2004 05) 0,9 Fuente: Ministerio de Agricultura Variación del n de Variación del n de hogares (2004 05) -0,5 hogares (2004 05) 1,6 Variación del n de hogares (2004 05) 11,2 Variación del n de hogares (2004 05) 8,3 Variación del n de hogares (2004 05) 7,3 Infografía ABC Tiempo, comodidad y salud pesan en la cesta de la compra de los nuevos hogares españoles Adultos que viven solos, parejas sin hijos y jóvenes independientes marcan las actuales pautas de consumo de vida y los cambios sociales influyen en la elección de los alimentos que se consumen y en su importancia en la dieta diaria R. BARROSO MADRID. Para obtener una radiografía de gran parte de la sociedad española bastaría con visitar un hipermercado. Algunos clientes se agolpan frente al cartel de las ofertas del día, otros se decantan por los productos ecológicos, más allá alguien investiga entre los estantes de los alimentos kosher los hay que no salen del pasillo del pan de molde o la bollería y otros sólo visitan la exclusiva tienda de delicatessen situada a la entrada del establecimiento. No en vano, los estilos de vida y los cambios sociales que se están produciendo en España influyen en la elección de los alimentos que se consumen y en la lista habitual de la compra, según revela el Panel de Consumo Alimentario 2005 elaborado por Agricultura. Los hogares españoles han experimentado cambios significativos en los cinco últimos años. Hay más adultos que viven solos, más parejas sin hijos y más jóvenes independientes. La nueva tipología de consumidores repercute en los hábitos: todos ellos valoran el tiempo y la comodidad a la hora de comprar y se muestran preocupados por su salud. Así, los hogares formados por adultos independientes- -que han aumentado un 11,2 por ciento respecto al pasado año- -son claros candidatos a visitar las tiendas de delicatessen Las parejas adultas sin hijos- -con un aumento del 8,3- -son más tradicionales y planificadas y muestran interés por las ofertas, mientras que los jób Los estilos representan un importante papel en las compras familiares. Aunque para este tipo de clientes el precio no es el factor clave, resultan ser buenos gestores del presupuesto. Eso sí, en estos hogares el agua, la bollería, la pastelería, las galletas y los cereales constituyen un peso importante en la cesta de la compra. A la hora de elegir los alimentos lo que más importa es que sean sanos (34,8 por ciento) y rápidos de preparar (33,4) Además, se refleja una mayor preocupación de los españoles por su peso, de manera que la dieta determina- -todavía en un escaso porcentaje- -la elección del producto. A pesar de estos datos, seguimos eligiendo mucho más por placer y por costumbre. Carnívoros por excelencia El gasto en alimentación ha supuesto un total de 56.176 millones para los bolsillos de las familias, lo que se traduce en un gasto por persona y año de 1.307 euros. Los que más compran son los navarros y catalanes, seguidos de aragoneses y asturianos. Los que menos, murcianos, extremeños y andaluces. El desembolso se ha incrementado por el aumento del precio del aceite de oliva y de las hortalizas frescas. Los productos frescos suponen el 50 por ciento del gasto total en alimentación, dentro del cual la carne sigue siendo el producto de mayor importancia, seguido del pescado, los lácteos, las frutas frescas y las patatas y hortalizas. El producto que menos se consume es el café. Los andaluces, los canarios y los murcianos compran más carne que la media de los españoles (52 kilos por persona al año) Canarios y murcianos repiten entre los mayores consumidores, esta vez de pescado, con 28,4 kilos. Los baleares comparten podio en este apartado. La calidad también resulta clave. De Los consumidores se preocupan cada vez más por su salud venes independientes están dispuestos a pagar por soluciones que les ahorren tiempo y les aporten comodidad. Su producto estrella son los platos preparados, que han alcanzado un volumen de venta de 484 millones de kilos. No obstante, la necesidad de realizar la compra de la manera más rápida y cómoda es algo que también exigen las parejas con hijos pequeños, las más atareadas, que además se consideran CHEMA BARROSO pobres de tiempo En general, una menor espera en cajas, mayor cantidad de ofertas y mejores precios son las principales demandas en cuanto a atención al cliente que los consumidores hacen a los establecimientos. Elegir entre los cruasanes de almendra o los de chocolate puede ser un dilema para algún consumidor. Ahora bien, es probable que la decisión la tenga mucho más clara si tiene hijos, ya que éstos