Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
34 Madrid LUNES 6 3 2006 ABC La región ahorra desde septiembre el agua que Barcelona y Valencia consumen juntas en un mes Se ha logrado economizar un 9,5 por ciento desde que entró en alerta por sequía severa b El Canal de Isabel II mantiene la prudencia ante la posibilidad de que remita la sequía, mientras los embalses se encuentran al 40 por ciento de su capacidad MARIANO CALLEJA MADRID. Las últimas lluvias y nieves han aliviado unas décimas la situación de los 14 embalses que abastecen a la Comunidad de Madrid, que ya están al 40 por ciento de su capacidad, pero sigue sin ser suficiente para acabar con la sequía que sufrimos. La cara más positiva de esta situación es el ahorro de agua que se ha conseguido desde que comenzó el año hidrológico, que coincidió prácticamente con el decreto de alerta por sequía severa en la región, el pasado 29 de septiembre. En cinco meses, los madrileños han ahorrado entre un 9 y un 10 por ciento de agua, casi 20 millones de metros cúbicos. Traducido a cifras más humanas significa que el ahorro es equivalente al consumo de 2,5 millones de personas durante un mes. Con el agua que no hemos gastado se podría dar de beber a la ciudad de Valencia (unos 800.000 habitantes) durante tres meses o a la ciudad de Cáceres durante un año entero. Otra comparación: es la misma cantidad que el consumo de Barcelona y Valencia juntas durante 30 días. Se espera que en las próximas semanas los embalses continúen absorbiendo el agua escurrida de las montañas, más aún cuando se produzca el deshielo de la nieve, por lo que el nivel de nuestros pantanos seguirá subiendo. Pero aún es muy pronto para saber si la alerta por sequía severa remitirá o permanecerá activa. En el Canal de Isabel II manda la prudencia y no tienen fijado ningún porcentaje de agua embalsada que suponga un punto de inflexión para cambiar el nivel de alerta. Depende de lo que llueva, de la tendencia y de la situación de los embalses. La Comunidad de Madrid sólo estuvo antes en la fase 1 de alerta por sequía severa en 1992, y entonces duró tres años. Esta situación supone la prohibición de riego en parques y jardines que no sean históricos, así como el vaciado y llenado de piscinas. El objeti- Consejos para todos 1. Cuando se lave los dientes utilice el vaso, no deje el grifo abierto. Un grifo consume 12 litros al minuto. 2. No utilice la cisterna como cubo de basura, porque consume de 6 a 12 litros. 3. Cierre levemente las llaves de paso de su vivienda, no apreciará una gran diferencia, pero ahorrará una importante cantidad de agua diariamente. 4. Repare inmediatamente los grifos o duchas que gotean o cámbielos por sistemas monomando. Ahorrará una media de hasta 170 litros de agua al mes. 5. No uso el fregadero a caño abierto, ponga un tapón y use el agua retenida. Ahorrará alrededor de 12 litros cada minuto que pase. 6. Cuando se afeite o lave las manos, cierre el grifo. Estará ahorrando también una importante cantidad de agua cada día. 7. Utilice el agua que sobra en las jarras de la comida o la de lavar y hervir las verduras para regar las plantas. 8. Cada vez que se ducha, en vez de bañarse, ahorra unos 200 litros. vo del nivel 1 es ahorrar un 9 por ciento del consumo de agua, algo que se está logrando. La siguiente fase, la 2, por sequía grave, es desconocida en la región, y supondría restricciones puntuales en el consumo de agua y la disminución de la presión de los grifos. El día con más ahorro Como curiosidad, el día en que se redujo más el consumo respecto al año anterior fue el 16 de octubre de 2005, cuando el ahorro fue del 22,98 por ciento nada menos. Y, al contrario, el día en que el ahorro brilló por su ausencia fue el 7 de diciembre de 2005, en pleno puente de la Inmaculada Concepción, cuando el consumo aumentó un 6,09 por ciento respecto al año anterior. El Canal de Isabel II no sólo sabe lo que consumen los madrileños cada día, sino cada segundo. La dotación por habitante y día en la Comunidad es de unos 155 o 160 litros, mientras que la media española es de 166. Desde su sala de mandos, el Canal controla el abastecimiento de agua en tiempo real, y también las incidencias en los 12.000 kilómetros de tuberías que se ex-