Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 LUNES 6 3 2006 ABC Internacional Irán amenaza con muchos problemas y usará el petróleo como arma si es sancionado El régimen asegura que ha hecho ya su última oferta y que no piensa dar un paso atrás algo que distraiga a la opinión pública mundial de lo que ocurre en Irak. Y lo han conseguido con Irán dijo el jefe de seguridad nacional iraní MIKEL AYESTARÁN SERVICIO ESPECIAL TEHERÁN. El plazo ha terminado. Irán se enfrenta hoy a la posibilidad de ser llevado ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Tras años de advertencias y meses de reuniones infructuosas con rusos y europeos para intentar evitar este paso definitivo, la agencia de la ONU encargada de luchar contra la proliferación nuclear, el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) tiene que decidir en Viena si Irán debe o no presentarse ante el Consejo de Seguridad. La comunidad internacional está a la espera de la reacción iraní ante las sanciones que le puedan ser impuestas. Nadie quería llegar a este extremo, pero si definitivamente tenemos que ir ante el Consejo de Seguridad esto no sólo va a acarrear problemas a Irán, también va a afectar a terceros. Habrá muchos problemas. Hemos dejado abiertos todos los caminos pacíficos, pero no daremos un paso atrás en el proceso nuclear. Lo negociado con rusos y europeos es nuestra última oferta. Si cierran las puertas a la negociación, ellos sabrán lo que hacen. No es nuestro deseo usar el petróleo como mecanismo de defensa, pero si el tema se complica, no tendremos más remedio. Es inevitable aseguró el secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional de Irán, Ali Lariyani, en rueda de prensa multitudinaria. b EE. UU. necesita inventar contencioso nuclear de Irán no es grave si lo comparamos con el momento que vive Irak. ¿Qué está pasando allí? Prometieron paz, democracia y libertad, y ahora no saben qué hacer. Para no dar respuesta a todas las preguntas del caos iraquí, EE. UU. necesita inventar algo que distraiga a la opinión pública mundial. Y lo han conseguido declaró el secretario del Consejo Superior de Seguridad Nacional de Irán. Las últimas propuestas para encontrar una salida dialogada al conflicto nuclear llegaron desde rusos y europeos, y en ambos casos no se pudo lograr un acuerdo definitivo porque para Estados Unidos es complicado aceptar que lleguemos a una solución sin contar con ellos lamentó Lariyani, quien desmintió que su delegación hubiera recibido propuesta alguna de la UE para detener la carrera nuclear iraní durante diez años, como informaron algunos medios. El máximo representante iraní en las conversaciones nucleares no quiso olvidar el último informe de El- Baradei, director general del OIEA, en el que señala que, tras tres años de investigaciones, no han encontrado pruebas para castigar a Irán. Mientras estemos dentro del OIEA tenemos unos derechos y unas obligaciones. No pedimos nada extraordinario. Sólo que se respeten nuestros derechos, y entonces aceptaremos los deberes. ¿Por qué tenemos que parar ahora? Algunos, co- Reunión de veteranos de la guerra contra Irak, ayer junto al mausoleo de Jomeini mo Bush, hablan de la bomba atómica, pero ¿alguien puede demostrar que por el simple hecho de desarrollar esta tecnología vamos a fabricarla? Pedimos al OIEA unas medidas razonables. Si ahora cedemos, dentro de unos años nos pedirán que dejemos de dar clases de física atómica en la Universidad, y ése no es el camino declaró. Las autoridades iraníes han realizado una campaña intensa para dejar claro a su pueblo que la energía nuclear sólo se va a desarrollar para fines pacíficos y civiles. Carteles por las calles Washington quiere un ultimátum de entre 30 y 60 días MERCEDES GALLEGO CORRESPONSAL NUEVA YORK. Los 35 países miembros del Organismo Internacional de la Energía Atómica, a través de su Junta de Gobernadores, se citan hoy en Viena para discutir su estrategia sobre la política nuclear de Irán. Pero lo que Washington desea es que apoyen su iniciativa de lanzar por medio del Consejo de Seguridad un ultimátum a Teherán. La frase que la Casa Blanca quiere ver en la próxima resolución del Reservas de crudo Esta advertencia sobre una respuesta en forma de medidas relacionadas con el petróleo es un elemento a tener en cuenta cuando quien la realiza es un país que posee el 9 por ciento de las reservas mundiales conocidas. Las preguntas sobre el día posterior a la decisión del OIEA, el fracaso de las negociaciones con rusos y europeos y el papel de EE. UU. centraron una comparecencia en la que Lariyani hizo referencia en numerosas ocasiones a la situación en Irak para explicar el ultimátum que ha recibido su país. El Consejo de Seguridad es: Dar a Irán un período de digamos 30 o 60 días para responder, después de los cuales el Consejo decidiría qué hacer según dijeron fuentes del Gobierno estadounidense a la agencia Reuters. El régimen de los ayatolás ha desafiado a la comunidad internacional con disparar el precio del petróleo y con el enriquecimiento de uranio si se le imponen sanciones económicas. Aunque se le acusa de tener un programa nuclear con fines milita- res, Teherán sostiene que su objetivo es exclusivamente civil y pacífico. Hasta el momento ha ignorado todas las advertencias del OIEA, la última el pasado 4 de febrero, cuando remitió el caso al Consejo de Seguridad con la condición de que no utilizara su fuerza, al menos hasta la reunión de hoy. Entre los cinco miembros con derecho a veto que hay en el Consejo, China y Rusia son los principales opositores a la línea dura. Este último país es el más reacio, ya que aún intenta resolver el conflicto a través de la vía negociadora. Sin embargo, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, se reúne hoy en Washington con la secretaria de Estado estadounidense, Condoleezza Rice, en un encuentro que puede ser clave para lograr su colaboración. Por el cambio horario, la reunión de Viena precederá a la de Washington, donde en realidad se busca la colaboración rusa para un paso posterior: el del Consejo de Seguridad.