Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 6 3 2006 11 De la Vega anuncia en Kenia que el Gobierno aportará 60 millones de dólares al fondo contra el sida Detenida la madre de una niña de cinco años que se encuentra en estado grave por presuntos malos tratos El sumario en cifras El tronco principal de la investigación cuenta con 201 tomos (más de 80.000 folios) y hay otras 34 piezas separadas. En total, 400 tomos. El número de imputados es 116. De ellos, 24 se encuentran en prisión y 42 en libertad con comparecencias. Otras seis personas están en situación de busca y captura. Hay 40 testigos protegidos a los que, tal y como establece la ley, se les ha cambiado su identidad y residencia. Se han practicado 46 careos entre imputados y testigos protegidos. Ha habido unas 30 ruedas de reconocimiento, y la mitad de ellas se han llevado a cabo en las cárceles en las que algunos imputados se encuentran en prisión preventiva. El juzgado ha cursado 11 comisiones rogatorias: Italia (1) Francia (2) Argelia (1) Marruecos (2) Bélgica (2) Gran Bretaña (1) Serbia (1) y Libia (1) Se han dictado ocho órdenes de busca y captura. La Policía ha realizado más de 50.000 registros telefónicos. (En esta causa el rastreo de las llamadas realizadas entre los imputados ha sido fundamental) Hay 96 abogados defensores personados en la causa; 23 lo están en la acusación representando a las víctimas. radero de Mohamed Belhadj, aunque se apunta la posibilidad de que muriera en un atentado suicida en Irak, al igual que Mohamed Afalah, con el que se dio a la fuga. No obstante, aún no se ha encontrado ninguna prueba que le sitúe en Irak. La Policía sí que le ubica en el primer círculo de la célula del 11- M, por cuanto fue quien alquiló el piso de Leganés. La operación la realizó por medio de una inmobiliaria de la misma localidad. Los atentados en los trenes acabaron con la vida de 191 personas y causaron 1.741 heridos JAIME GARCÍA Dos de los seis hombres buscados son enlaces de Al Qaida en Europa Amer el Azizi y Said Berraj están vinculados a Abu Dahdah y a El Tunecino b Uno de los imputados que está en busca y captura, Mohamed Afalah, anunció a su padre que iba a participar en un atentado suicida en Irak, por lo que podría estar muerto D. MARTÍNEZ MADRID. Dos de los seis islamistas que aún permanecen en paradero desconocido y que, por tanto, son buscados por su implicación en los atentados del 11- M están considerados como enlaces de Al Qaida en Europa. Se trata de Amer el Azizi y Said Berraj. Sus nombres forman parte de la llamada pieza de huidos en la que también están Abdelilah Hriz, Mohamed Belhadj, Daoud Uohname y Mohamed Afalah. Se sospecha que este último murió en un atentado suicida en Irak entre el 12 y el 19 de mayo de 2005. Belhadj pudo tener el mismo destino. mo un enlace de Al Qaida en Europa. Su misión, según un informe de la Unidad Central de Inteligencia de la Policía, sería aglutinar a todos los islamistas radicales asentados en España próximos ideológicamente a la organización de Bin Laden Además, mantenía lazos de amistad con El Tunecino y El Chino líder espiritual y jefe operativo, respectivamente, de la célula del 11- M; con Jamal Zougam, presunto autor material de la matanza; con Amer el Azizi y con Abu Dahdah condenado como jefe de Al Qaida en España. Azizi influyó en el grupo de Lavapiés. Amer el Azizi, casado con la española Raquel Rubio, también está considerado como enlace de Al Qaida, especialmente de la red norteafricana, de la que forman parte el Grupo Islámico Combatiente Libio y el Grupo Islámico Combatiente Marroquí. A este último pertenecen varios de los cabecillas del 11- M. De hecho, en su día a Azizi se le situó en la célula intelectual y operativa de los atentados. Azizi ejercía gran influencia en el grupo de los religiosos radicales del barrio de Lavapiés; fue también hombre confianza de Abu Dahdah Más aún, al marroquí se le atribuye la captación de Mustafá Maymouni, encarcelado en Marrue- cos por los atentados de Casablanca, que, según diferentes fuentes, fueron el prólogo del 11- M. Al igual que Berraj, Azizi también era amigo de El Tunecino suicida de Leganés. Said Berraj huyó el día siguente. El día 12 de marzo de 2004, Berraj abandonó precipitadamente la empresa de mensajería en la que trabajaba, con la excusa de que iba a Marruecos al funeral de su hermana, lo que se demostró que no era cierto. Su rápida fuga le convirtió en sospechoso, pues por aquellas fechas Berraj ya estaba considerado co- Uohnane, en cuatro escenarios. Se desconoce cuándo huyó, pero sus huellas están en los principales escenarios del 11- M: en la bolsa que fue hallada con detonadores en la furgoneta localizada en Alcalá de Henares el mismo día de la matanza; y su ADN apareció en la infravivienda de Chinchón, donde los terroristas prepararon las bombas y de donde salieron en la madrugada del 11- M en dirección a la estación de Alcalá de Henares. Además, el rastreo de la señal BTS de su teléfono móvil reveló que días antes de los atentados habló con dos de los suicidas de Leganés: con El Chino y con Mohamed Oulad Akcha. La última pista que se tiene del argelino se sitúa en el piso de la calle Carmen Martín Gaite de Leganés. Entre los escombros de la vivienda se halló una mochila en cuyo interior había una Libreta Estrella de La Caixa a su nombre. Belhadj alquiló el piso. Desde el 3 de abril de 2004, día en el que los siete terroristas se suicidaron en el piso de Leganés, no se tiene conocimiento del pa- Afalah, lugarteniente de Lamari. Compañero de fuga de Mohamed Belhadj, Mohamed Afalah, lugarteniente de Allekema Lamari, hizo un largo camino antes suicidarse en un atentado en Irak. Fue entre el 12 y el 19 de mayo de 2005, aunque se desconoce cuál fue el objetivo. De este hecho, los investigadores tuvieron conocimiento mediante una llamada telefónica que el huido hizo a su padre, residente en España, para informarle de su predisposición al martirio mediante una acción suicida en Irak. Durante el periplo de su fuga, tanto Afalah como Belhadj contaron con el apoyo de otra célula islamista asentada en Cataluña y que fue desarticulada este año. Abdedilah Hriz. El 23 de junio de 2005 el juez dictó la orden de busca y captura contra este individuo, que podría haber ayudado a huir a Mohamed Afalah. El nombre de Hriz, quien presuntamente se encargaba de captar muyahidines para perpetrar atentados suicidas en Irak, está vinculado a las operaciones policiales Sello y Tigris coordinadas por los magistrados Juan del Olmo y Fernando Grande- Marlaska en junio pasado.