Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 LUNES 6 3 2006 ABC Nacional Al menos Zougam, Ghalyoun y Bouchar serán considerados autores materiales del 11- M Del Olmo procesará a una treintena de los 116 imputados en la causa b En el auto de procesamiento, que se hará público en la segunda quincena de este mes, Trashorras figurará como cooperador necesario tanto de la matanza en los trenes como de la explosión de Leganés N. VILLANUEVA N. COLLI MADRID. Días después del segundo aniversario de los atentados del 11 de marzo en Madrid, probablemente en la segunda quincena de este mes, el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo dará por concluido el tronco principal de la investigación y dictará el auto de procesamiento en el que se verán involucrados alrededor de treinta de los 116 imputados que hasta ahora figuran en la causa, según informaron a ABC fuentes de la investigación. El que siete de los presuntos autores materiales se suicidaran el 3 de abril en Leganés reduce de forma considerable el núcleo de los procesados por su participación directa en la matanza (es decir, los que abandonaron las mochilas en los trenes de Cercanías) por lo que la autoría material se ceñirá con toda probabilidad a Jamal Zougam, Basel Ghalyoun y Abdelmajid Bouchar. Los dos primeros han sido reconocidos por varios testigos como presentes en dos de los vagones en los que estallaron las bombas, y el tercero, extraditado por Serbia el 25 de septiembre de 2005, huyó del piso de Leganés cuando la zona ya estaba acordonada por la Policía. Se sospecha que Bouchar fue uno de los terroristas que días antes del 11- M se alojó en la finca de Morata de Tajuña en la que se prepararon los artefactos explosivos. La detención de este marroquí ha sido fundamental en la investigación, pues se trata del único superviviente del grupo de suicidas de Leganés. Entre los escombros del piso se encontraron algunos objetos suyos. 250 inmigrantes se hicieron pasar por víctimas MADRID. El Juzgado Central de Instrucción número 6 ha detectado alrededor de 250 presuntos fraudes en la oficina de víctimas del 11- M. Se trata de inmigrantes que aseguraron que estuvieron en los escenarios de las explosiones, algo que por los datos que aportaron se descubrió que era incierto. Se da la circunstancia de que ninguna de estas personas denunció los hechos ni el 11 de marzo ni los días siguientes, sino que esperaron hasta el 22 de marzo, cuando el Gobierno acordó que se concediera la nacionalidad española a las víctimas extranjeras. A partir de ese día aparecieron más de dos centenares de inmigrantes de cuyas declaraciones el Juzgado ha deducido testimonio por falsedad. Algunos han cobrado indemnizaciones, y se les ha dado permiso de residencia y la nacionalidad española. El juez considera que Zougam era el líder de uno de los tres grupos que, vinculados al Grupo Islámico Combatiente Marroquí, colaboraron en los atentados del 11 de marzo. (El suyo tendría su base en Villaverde; el de Jamal Ahmidan, El Chino en Lavapiés, y el tercero estaría liderado por El Tunecino Los indicios que obran en la causa contra Basel Ghalyoun son también muy abundantes Ha sido reconocido como presente en uno de los trenes de Cercanías portando una mochila (varios testigos lloraron cuando en el juzgado se les mostró su fotografía) su ADN apareció en un gorro de rezo en el piso de Leganés y la noche anterior al 11- M alojó en su vivienda a Asrih Rifaat, uno de los suicidas con el que, junto con El Tunecino Ghalyoun mantenía una estrecha amistad. La responsabilidad de Trashorras Zougam, Ghalyoun y Bouchar tendrán que responder por 191 delitos de asesinato y 1.741 tentativas (los lesionados del 11- M) además de por pertenencia a organización terrorista y estragos. A ninguno de los tres se les imputa la muerte del geo Francisco José Torronteras ni los 18 heridos de la explosión en Leganés (15 geos y tres civiles) Sí será cooperador necesario tanto del 11- M como de los hechos de Leganés (es decir, de un total de 192 muertos y 1.759 heridos) Emilio Suárez Trashorras, el español que presuntamente sustrajo de una mina asturiana los explosivos que, entregados a El Chino sirvieron para cometer los atentados del 11- M. el de Leganés y el intentado en la vía del AVE a la altura de Mocejón (Toledo) Jamal Zougam Basel Ghalyoun Abdelmajid Bouchar Los tres grupos del 11- M Respecto a Jamal Zougam, pocas dudas ha habido sobre su presunta autoría en los atentados del 11- M. Varios testigos le han reconocido como una de las personas que abandonó una de las mochilas en los trenes. El hallazgo del artefacto que no estalló permitió conocer la numeración de la tarjeta del teléfono móvil al que iba conectado. La tarjeta había sido comprada por Zougam, cuyas huellas aparecieron, además, en la furgoneta encontrada el mismo 11- M en Alcalá de Henares y en cuyo interior había restos de explosivos, detonadores y una cinta del Corán. Desde el primer momento se perfiló como uno de los presuntos autores materiales de la matanza. Fue detenido el 13 de marzo en el locutorio que regentaba en el barrio madrileño de Lavapiés. El 19 de marzo ingresó en prisión. Se le ha prorrogado otros dos años. Se le acusa de pertenencia a organización terrorista, de 191 delitos de asesinato y de 1.741 tentativas de asesinato, estragos y sustracción de un vehículo. Varios testigos dicen que le vieron en uno de los trenes del 11- M. Zougam compró las tarjetas de los móviles con los que se activaron las bombas en los trenes de Cercanías. Es otro de los presuntos autores materiales del 11- M. Fue reconocido fotográficamente por varios testigos como presente en uno de los vagones de Cercanías. Luego, en la rueda de reconocimiento, ya física, cambió tanto su aspecto (se rapó la cabeza y engordó bastantes kilos) que los mismos testigos dudaron en la identificación. Los indicios sobre la autoría de Ghalyoun (en prisión desde el 29 de marzo) en estos atentados son muy abundantes no sólo porque se le sitúa en el lugar de los hechos (en uno de los trenes) sino porque su ADN apareció en un gorro de rezo en el piso de Leganés. Este individuo consiguió huir del piso de Leganés (no sin antes avisar a sus compañeros) cuando se percató de que la Policía tenía acordonada la zona. Fue detenido el verano pasado en Serbia como consecuencia de la orden de busca y captura internacional que había dictado el juez Del Olmo. La Fiscalía llegó a hablar de la intervención decisiva de este marroquí en los atentados de Madrid por los contactos que mantenía con varios de los implicados en la matanza. La Policía cree que fue Bouchar quien envió a ABC el comunicado en el que Al Qaida amenazaba con más atentados.