Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión LUNES 6 3 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. RESOLUCIONES VERSUS DISCURSOS L PP tiene que pasar de la rutina a la imaginación. Porque ese es el camino de regreso al Gobierno escribía ayer José Antonio Zarzalejos en la Tercera de ABC. Excelente receta que los líderes del partido han seguido inteligentemente en el fondo, pero acaso no han ampliado lúcidamente a la forma. Porque si de lo que se trataba en la convención clausurada ayer era de sentar LUIS IGNACIO las bases que PARADA regirán sus programas electorales para las autonómicas y municipales del próximo año, las resoluciones resultan perspicaces y aglutinan propuestas lúcidas en materia de ideario, terrorismo, política territorial, economía, calidad de vida y asuntos europeos. Pero si pretendían también recuperar los modos políticos que permitieran reducir los actuales e indeseables niveles de crispación ciudadana, no lo han conseguido. Son plausibles las resoluciones que aspiran a la recuperación de la definición del PP como un partido de centro reformista, que acoge todo el espacio político que abarca el centro y la derecha surgidas de la Transición comprometidos con la Constitución y los valores de la libertad, la democracia, la tolerancia y el humanismo cristiano. Como los son el compromiso del partido para pactar con el Gobierno en política antiterrorista con voluntad de lealtad recíproca; el deseo de garantizar la viabilidad del modelo constitucional reforzando la solidaridad, la seguridad jurídica y la estabilidad del Estado de las Autonomías; la apuesta por reforzar la tareas del Estado; la rebaja al 40 por ciento del tipo máximo del IRPF y el mínimo al 12 por ciento; la reducción del impuesto de sociedades hasta el 25 por ciento el general y el 20 el de las pequeñas y medianas empresas. Pero las resoluciones han ido por un lado y los discursos por otro. Posiblemente porque el sector más radical está convencido de que son más los votos que puede perder el PSOE si prosigue el ensañamiento de la oposición que los que el PP podría ganar si moderara su discurso. Veremos. Paridad de sexos No doy crédito a lo que leí este sábado sobre el anteproyecto de ley de paridad de sexos. Esta ley no defiende la igualdad, sino que, una vez más, intenta intervenir en la sociedad civil, imponiendo una particular manera de ver la situación de la mujer, encorsetando y uniformizando la sociedad civil en un pseudomodelo tópico hasta la médula. Aplicar el mismo rasero para mundos laborales tan dispares como el de las azafatas de vuelo y el de los encofradores denota, como mínimo, un desconocimiento notable de la realidad empresarial y laboral. Chema Díez Hernández. Barcelona. E Progenitores A y B Sólo la estulticia humana puede hacer sustituir, vía BOE, los términos padre y madre por los de progenitor A y progenitor B. Se hacen desaparecer dos palabras que lo dicen todo en el campo afectivo por otras dos que no dicen nada. Desde los orígenes del ser humano, éste ha expresado lo mejor de su condición humana en estas dos palabras, y ahora nuestros gobernantes redescubren el Universo. Desde que se conoce la escritura existen estas maravillosas palabras. Según el BOE, a muchos millones de españoles se les obliga a renunciar al uso de los dos nombres más queridos para adaptarlos, por medio de tecnicismos, a las exigencias semánticas de un pequeño colectivo. Poco tiene de democrática esta adaptación, y además confirma que no tiene sentido que a las parejas de homosexuales se les equipare totalmente con un matrimonio de los de toda la vida, porque no están formadas por un hombre y una mujer y porque no pueden engendrar hijos. Los hijos que adopten estas parejas acabarán llamando A y B (que no deja de ser un rango) a sus adoptadores, lo cual supone un lastre para estos niños, porque si no pueden decir papá y mamá, les falta parte de la esencia de la familia. Puestos así, acabarán llamándolos por su nombre de pila, que dice más. Mientras, los hijos de padre y madre, adoptados o biológicos, disfrutarán de la familia en toda su extensión. Por otro lado, dos homosexuales no pueden ser progenitores. La palabra progenitor procede de genitum engendrar, lo cual evidentemente no es el caso. Esto revela precipitación en la Orden del Ministerio de Justicia, por lo que tendrán que cambiar la denominación dada. Acabará habiendo una modificación en el BOE. Había varias razones para no equiparar las uniones de homosexuales con el matrimonio en la ley que se aprobó incorrectamente en su día, y ésta era una de ellas. Ahora se demuestra la importancia del argumento y que no se puede ir en contra de la realidad. Qué suerte tienen los animales de no tener políticos que les manipulen. En su pedigrí, los perros seguirán gozando de un padre y una madre. A los seres humanos nos colocan en la cola del escalafón. Ramón G. de la Infanta. Madrid. guna responsabilidad en la toma de decisiones de nuestros gobernantes. Hay otras formas de manifestarse, de hacer oír la opinión de cada uno, formas y maneras civilizadas, pero nunca destrozando lo que es de todos. No hagamos de nuestras calles un campo de batalla. María Ángeles Aparicio. Madrid. Ley de Víctimas Da la sensación que Zapatero, cada vez que siente la presión de la opinión pública en materia de terrorismo, adopta repentinamente alguna medida para conseguir un golpe de efecto. Así lo hizo cuando de forma unilateral y urgente creó la figura del Alto Comisionado, y así parece que lo hace ahora, anunciando una nueva ley de Víctimas, para la cual reclama el máximo consenso entre los partidos. Pero no es eso lo que, en mi opinión, la sociedad española está pidiendo. Lo que desea la gran mayoría de ciudadanos es que Zapatero y Rajoy recuperen un acuerdo básico en esta materia, sin polemizar de forma casi infantil sobre quién fue el primero en romper tal o cual pacto o sobre quién es de fiar y quién no. La iniciativa para acercar posturas debe partir del Gobierno. No se puede pedir a la oposición que se adhiera ciegamente a la estrategia del Gobierno sin tener al menos unas pinceladas de cómo se desarrolla aquélla. Además, es preciso que el consenso con el PP sea una prioridad para Zapatero, y debe buscarlo al menos con tanta intensidad como lo ha buscado con otras formaciones en otras materias distintas. Si se quiere solucionar el problema de ETA con el apoyo masivo de los ciudadanos, no existe a mi juicio otro camino, porque si lo que Zapatero está haciendo en materia antiterrorista es algo que para Rajoy es inaceptable. Si las posturas PSOE- PP están tan alejadas, entonces sí es posible que los ciudadanos empecemos a desconfiar y temer que la nueva política antiterrorista del Gobierno tenga un precio muy importante. Roberto Menchén del Cerro. Madrid. Un progenitor asombrado ¿Soy progenitor A o progenitor B? Soy padre de familia numerosa y nunca pensé que se me pudiera plantear este dilema. Creo ser una persona respetuosa con las minorías, pero todo tiene un límite. También las minorías deben respetar con igual o más razón a las mayorías. Por derecho natural, todo ser humano tiene derecho a un padre y a una madre, y ningún ministro de Justicia, sea del color que sea, puede quitárselo con la excusa de adaptar terminológicamente unos formularios a la ley de enlaces homosexuales. No soy un experto, pero esos formularios oficiales tienen más trascendencia jurídica y social de lo que a primera vista pudiera parecerle a un ciudadano normal. Es otro paso adelante en el camino de socavar como sea los cimientos de la institución familiar, y los que creemos en ella no podemos pasarlo por alto. Manuel Marco Cano. Madrid. La medida podrá parecer más o menos acertada y se estará más o menos de acuerdo con ella, aunque en otras zonas de la ciudad se hayan obtenido resultados positivos, con notable incidencia en la regulación del tráfico y en la reducción de la presión a la que los coches nos someten a diario en un gran capital como Madrid, pero es inadmisible el vandalismo del que algunos han hecho gala. A fin de cuentas, el mobiliario urbano que todos disfrutamos y pagamos con nuestros impuestos no tiene nin- Vandalismo en Carabanchel Soy una vecina de Carabanchel y muestro mi total rechazo a la forma de actuar de quienes han procedido al destrozo de cuantos parquímetros ha colocado el Ayuntamiento de Madrid en nuestro distrito y en otros puntos de la ciudad.