Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
78 DOMINGO 5 3 2006 ABC Economía España ha perdido la mitad de sus trabajadores del campo en los últimos 20 años, hasta los 825.000 actuales La Comisión pide una estrategia energética común europea que incluya la reflexión sobre las nucleares Exige el aumento de la competitividad del mercado interior y que se reduzca la dependencia del exterior b El comisario de Energía expone Mayores importaciones El gas será el producto energético del que más aumentarán las importaciones (hasta un 80 en los próximos veinte años) lo cual contrasta con el hecho de que la mitad del suministro de este combustible procede solamente de tres países- -Rusia, Noruega y Argelia- naciones con las que la Comisión Europea propone que se establezca una relación política específica junto a los que ejercen el papel de tránsito, como Ucrania, los países del Cáucaso o Turquía. Por desgracia, al mismo tiempo se recuerda que casi todas las importaciones energéticas vienen de países donde las inversiones de las compañías privadas están altamente reguladas o lo que es lo mismo, que éstas se encuentran al albur de los cambios políticos. efectos significativos en la seguridad del aprovisionamientos de los países vecinos igual que las discusiones sobre la energía nuclear tienen también consecuencias en los demás en términos de la mayor o menor dependencia comunitaria de los combustibles fósiles de importación, las emisiones de CO 2 o la exposición a ciertos riesgos Con estos datos, la Comisión propone elaborar una revisión anual de este documento para ofrecer un marco claro para las decisiones nacionales lo que incluye analizar desde las fuentes renovables propias al carbón o a la nuclear, así como los efectos de los cambios climáticos para Europa Esto debe permitir un debate transparente y objetivo sobre el futuro papel de la energía nuclear en la Unión Europea (en los países que desean mantener esta opción) La CE puede desempeñar un papel útil para asegurar que los costes reales, ventajas e inconvenientes de la energía nuclear son bien identificados en un debate objetivo y transparente esta semana su opinión sobre el agitado sector energético en un esperado documento que será aprobado el miércoles ENRIQUE SERBETO, CORRESPONSAL BRUSELAS. La Comisión Europea se pronuncia en favor de una política energética común que aumente la competitividad del mercado interior y reduzca la dependencia del exterior. El documento de quince páginas establece las líneas maestras de la estrategia de futuro para garantizar energía segura, competitiva y sostenible a los europeos, tal como le habían pedido el año pasado los jefes de Estado de los Veinticinco. El estudio será aprobado este miércoles en la reunión del colegio de comisarios, coincidiendo con un momento de extraordinaria efervescencia en el sector. En el borrador de este documento, dirigido por el comisario de Energía, Andris Pielbags, se afirma que los objetivos no pueden ser alcanzados si se mantiene una tendencia a pensar en 25 estrategias separadas, en lugar de una sola visión común, de mercados interconectados, donde los consumidores podrán elegir libremente a su suministrador. Aunque se trata de un documento técnico, todas las referencias que se hacen al caso pueden ser interpretadas como contrarias al concepto de los campeones nacionales que defienden en estos momentos Francia y España. La Comisión avisa que nuestra dependencia está creciendo y, si no tomamos medidas, en los próximos veinte o treinta años la Unión necesitará importar el 70 de sus necesidades, frente al 50 actual Los costes no tienen aspecto de reducirse: las inversiones necesarias para reemplazar las infraestructuras se calculan en más de un Andris Pielbags ha sido el impulsor del documento de política energética billón de euros en los próximos veinte años y no es previsible que vuelvan los tiempos de los combustibles baratos. En cuanto a los problemas ecológicos, la Comisión calcula que en el año 2030 las emisiones de CO 2 habrán aumentado un 60 y que el cambio climático tendrá un serio impacto en las economías y los ecosistemas europeos. Respecto a las nuevas tecnologías, se anima a hacer que Europa se mantenga a la cabeza de la investigación y el desarrollo, pero no hay todavía una fecha para prever que el hidrógeno u otras fuentes revolucionarias sean una realidad. EPA Una respuesta común El Ejecutivo comunitario entiende que es imprescindible una respuesta europea común. Los jefes de Estado y de Gobierno en los consejos de octubre y diciembre de 2005 reconocieron esta situación y le dijeron a la Comisión que se ocupase del tema. Los recientes acontecimientos- -dice el informe- -han subrayado la magnitud de estos de- safíos y han demostrado que una visión basada únicamente en 25 políticas energéticas individuales no es suficiente para alcanzar los objetivos comunes de la UE para tener una energía segura, sostenible y competitiva El documento señala que un mercado energético abierto proporciona beneficios a los consumidores y a la economía, como estimulante para las inversiones en energías limpias, mitiga el impacto de los altos precios internacionales y mantiene a Europa a la cabeza de las tecnologías energéticas Como prueba de la interdependencia de los estados miembros se recuerda que las decisiones que toma un estado miembro sobre la generación eléctrica a partir del gas natural tienen Si no hay cambios, dentro de veinte años la UE necesitará importar el 70 de sus necesidades energéticas, en lugar del 50 actual