Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
62 Cultura DOMINGO 5 3 2006 ABC El Principado saca a la luz la maqueta del futuro Museo de los Premios Príncipe de Asturias, cuyo creador define como su mayor obra en Europa Oscar Niemeyer creará sinuosos volúmenes junto a la ría de Avilés TEXTO: PACHÉ MERAYO FOTOS: EFE OVIEDO. Llevaban dos meses bajo siete llaves. Guardadas en las dependencias de Presidencia del Gobierno, en el despacho de Vicente Álvarez Areces, y ahora salen por fin a la luz. Son la maqueta y la recreación virtual del futuro centro cultural y primer proyecto que Oscar Niemeyer levantará en España, a la vera de la ría de Avilés, cuya cesión al Principado firman mañana el jefe del Ejecutivo y el arquitecto brasileño, en un estudio con vistas a la playa de Copacabana. Se pueden apreciar los tres volúmenes blancos, casi inmaculados, muy del espíritu del arquitecto, que con esta donación pretende participar de la creación de un Museo de los Premios Príncipe de Asturias, entre los que él mismo se encuentra desde 1989. Y entre los tres volúmenes, la torre mirador independiente que se elevará 40 metros sobre la ría y en la que se creará un restaurante con vistas. Su gran ventanal de 360 grados permitirá contemplar, además, las playas de Xagó y Salinas. Están también las dos estructuras abovedadas de 30 metros de altura, coronadas en cúpula. En estas edificaciones quedarán distribuidas las diferentes actividades del centro, que se define ya como un equipamiento de referencia internacional con contenidos que quieren ser mucho más amplios que los propios del Museo de los Premios. De hecho, éste será sólo una parte del todo, aún por definir. Se puede apreciar en la construcción alzada por ordenador, así como en la maqueta del anteproyecto presentada ayer, la pasarela, que, haciendo ondas en el aire, cubre el tránsito entre las dos grandes estructuras y lo hace sobre un plano horizontal, que quedará paralelo al suelo. Se pretende para esta edificación múltiple, que Niemeyer ha valorado como la que será su mayor obra en Europa varios usos. Pero el creador describe su verdadero fin en una elocuente manifestación que habla de un lugar, una gran plaza pública donde la sorpresa de la arquitectura y el placer de la cultura estén abiertos a todos Maqueta de Niemeyer para el Museo de los Premios Príncipe de Asturias los hombres y mujeres del mundo Sobre su utilidad material, la torre- -que rompe los blancos, elevando su altura a fuerza de rojos vivos, sólo interrumpidos por una inmensa escalera de caracol que la recorre de pies a cabeza- -será, por encima de todo, un gran mirador. Una cristalera bordea la estructura abierta con la que alcanza su techo. Por lo que respecta a las edificaciones que custodian dicha torre, la que representa una especie de casquete de esfera o cúpula hasta el suelo, es decir, el edificio más pequeño de las dos, estará destinado a exposiciones. Será uno de los elementos esenciales del gran centro cultural y el albegue principal del Museo de los Premios Príncipe de Asturias. La primera piedra, en otoño La otra construcción, que constituye el esqueleto principal y tiene una evidente forma de ola, se convertirá en la sede del Auditorio. Al igual que la torre, también en ella se disculpa la presencia gobernante del blanco. En esta estructura Niemeyer ha colado otra policromía. Rojo en un lateral y azul en su contrario, aunque en ninguno de los casos cubre toda la pared. En esa gran ola, además de grandes conciertos relacionados con la Fundación Príncipe de Asturias, se llevarán a cabo encuentros musicales, teatrales y cinematográficos. El gran soporte sobre el que se apoyan los tres elementos y el pasaje de comunicación cubre un espacio lineal que, situado en uno de los bordes de la plataforma, alojará los espacios administrativos del complejo. De momento, todo se centra en un anteproyecto. Pero ya se han barajado cifras sobre la fecha de colocación de la primera piedra. El concejal de Cultura de Avilés, Juan José Fernández, situa en el principio del otoño ese esperado momento. Sería el gran colofón del programa conmemorativo del XXV aniversario de los Premios Príncipe de Asturias. AFP Norman Mailer recibe la Legión de Honor francesa El escritor norteamericano Norman Mailer recibió en Nueva York la Legión de Honor, la más alta distinción del Gobierno de Francia, en reconocimiento a sus relaciones con la nación gala y al amor a una lengua que jamás pudo dominar La insignia se la impuso el embajador francés en EE. UU. Jean- David Levitte (a la izquierda) en nombre de Jacques Chirac. Mailer, de 83 años, premio Pulitzer, vivió en París durante la Segunda Guerra Mundial y estudió en La Sorbona. Mailer es un héroe americano con un fiero amor a la libertad y un intelectual que ha tomado parte en las grandes batallas de nuestro tiempo subrayó Levitte.