Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
2- 3 D 7 LOS DOMINGOS DE atender los compromisos publicitarios por contrato. Su nómina de patrocinadores crece como los níscalos con la lluvia. Le viste Guru, la marca de la margarita. Luce relojes Sandoz. Bebe cerveza Buckler con 0,0 de alcohol. Desayuna cereales Hero Muesly. Juega en la consola con la Play- Station. Alquila coches de LeasePlan y tiene seguro con la Mutua Madrileña. Llama a través de Telefónica. Y puede comprar pisos con PSG o el grupo Pinar. Fernando es una persona solitaria sentencia García Abad. Hasta hace unos años, Oxford era bien conocida en España como la célebre universidad cuya fecha de fundación se remonta a la Edad Media, allá por el siglo XI. Eso y las famosas regatas contra sus rivales de Cambridge. Ahora representa otro punto de peregrinación. Allí vive Alonso, en la ciudad de las agujas de ensueño, 100.000 habitantes, moderno centro comercial, cien kilómetros al noroeste de Londres. Desde allí se desplaza el asturiano cada día hacia la cercana Enstone, donde el equipo Renault tiene su sede y su amalgama de ingenieros. Y desde allí viaja cuando puede, y a ser posible de incógnito, hacia Oviedo, su ciudad natal, donde viven sus padres, su hermana y sus amigos, los del colegio, los de toda la vida, con quienes gustaba de compartir mesa y mantel antes de que su presencia en cualquier centro de ocio se haya convertido en misión imposible. al doble de su precio por estar situados en la zona Alonso en la salida de Oviedo hacia Santander. Y al deportista le molesta sobremanera el acoso a su vida privada, a su relación con Raquel, la vocalista canaria del grupo El Sueño de Morfeo. Conforme en Inglaterra Por eso se declara conforme con su vida laboral en Inglaterra, donde se mueve como un anacoreta. Él mismo se hace la cena o la cama, sin intermediarios en su hábitat. Se reta a la Play- Station para matar las horas muertas o baja a comprar al Tesco, los supermercados ingleses. En este sentido se expresaba esta semana en su página web, fernandoalonso. com. En Oxford tengo la tranquilidad que por desgracia no encuentro en España. Aunque se echa de menos el cariño de los aficionados, ya que aquí son mucho más fríos, puedo tener una vida normal sin la persecución constante de determinados medios de comunicación, que hacen mis cortas estancias en España muy difíciles Cuando puede, cruza sudores con su otro deporte, el ciclismo. Antes de ser un icono social, solía compartir carretera y charla con José Luis Rubiera, el fajador del Discovery Channel, mano derecha de Lance Armstrong en su cadena de conquistas en el Tour. Ambos salían de Oviedo por el camino rompepiernas dirección Santander. Tiene una imagen dura, pero es una persona genial que vive una situación anormal- -re- lata el ciclista- Es agradable y tiene una conversación fácil Alonso aguantaba dos o tres horas mano a mano con Rubiera, mientras no hubiera grandes repechos de por medio. Le gustaba conducir una MMR de carretera con la que perseguía al corredor asturiano, ataviado con los colores del Us Postal, el antiguo patrocinador de los americanos. La última vez que quedaron, Alonso ya apareció con un maillot con los colores azul y amarillo de Renault. De sus sesiones con Rubiera y de su afición al ciclismo le viene la relación virtual con Lance Armstrong. Al siete veces ganador del Tour le seducía la F 1. Estaba al tanto, preguntaba por los entrenamientos en las cenas, quería conocer el resultado de las carreras. Rubiera le habló al jefe de su relación con Alonso y él se interesó por el tipo que se encaminaba al campeonato. Sucedió en el último Tour de Francia, en el hotel Ville de Navarre en Pau. Rubiera cruzó por teléfono a Armstrong y Alonso. Desde entonces se consideran conocidos y hablan con alguna frecuencia. El próximo día 12 se podrían estrechar las manos de campeón a campeón en el desierto de Bahrein. Armstrong, ya retirado, jugador de golf y viajero por el mundo, ha sido invitado por Ecclestone para la inauguración del Mundial de F 1. Y Alonso, sumergido ya en la defensa de su título, podrá evadirse unos instantes de su mundo de motores V 8, gasolina y cargas aerodinámicas. De Bahrein a Sao Paulo, 18 citas con Alonso El Mundial de Fórmula 1 arrancará el próximo domingo, 12 de marzo, en el archipiélago de Bahrein, en un circuito construido en mitad del desierto cuyo principal atractivo es ese, la soledad ambiental. Desde el golfo Pérsico comenzará a defender su título mundial Fernando Alonso en una secuencia de dieciocho carreras durante 2006. Después de Bahrein, llegarán Malasia (19 marzo) Australia (2 abril) San Marino (23 abril) Alemania (7 mayo) Barcelona (14 mayo) Mónaco (28 mayo) Inglaterra (11 junio) Canadá (25 junio) Estados Unidos (2 julio) Alemania (30 julio) Hungría (6 agosto) Turquía (27 agosto) Italia (10 septiembre) China (1 octubre) Japón (8 octubre) y punto final en Brasil, Interlagos el 22 de octubre. Una vuelta al mundo, de avión en avión, y de continente en continente, en el desafío que mantendrá el piloto asturiano a los mandos de su Renault R 26 con las tres escuderías que se anuncian rivales en el cartel de presentación: McLaren, con el finlandés Kimi Raikkonen- -subcampeón el año pasado- Ferrari, en espera de la resurrección de la histórica marca y de Michael Schumacher; y Honda, el gigante japonés de presupuesto ilimitado que amenaza al español con la pericia de Rubens Barrichello y Jenson Button. Avalancha continua Hace unos meses, allá por diciembre, el piloto acudió a una convocatoria que siempre le dejó buen sabor. Un partido de fútbol con otros deportistas de la comunidad, periodistas y otras faunas. Alonso terminó por sentirse cohibido ante tal muestra de efusividad. Los aficionados se olvidaron de Chechu Rubiera, de Santi Pérez, de Yago Lamela, del ex corredor José Enrique Cima y de todos los famosos de la cita. Sólo existió el campeón de los coches, Magic según le apodan, guajín para los paisanines. El partido estuvo a punto de suspenderse por avalancha de público. Antiguo veraneante en Candás, el puerto pesquero entre Gijón y Avilés- -allí donde los mineros disfrutaban de su estipendio solariego en la vecina Perlora- asturiano de pura cepa, gladiador en favor de su tierra como todos sus paisanos, Fernando Alonso empieza a encontrarse incómodo en su tierra. Una legión de cámaras le persigue cada vez que huele su presencia. La casa de sus padres fue literalmente rodeada el pasado otoño. El mercado inmobiliario ha cobrado pieza y vende pisos El piloto detiene su R 26 en la zona de boxes para un cambio de neumáticos