Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
18 Nacional CONVENCIÓN NACIONAL DEL PP ENTREVISTA DOMINGO 5 3 2006 ABC RITA BARBERÁ NOLLA Alcaldesa de Valencia y vicepresidenta primera de la Federación Española de Municipios y Provincias El borrador sobre la Ley de Régimen Local es un desprecio total al municipalismo VALENCIA. La voz de Rita Barberá es una de las más autorizadas para hablar del municipalismo en el PP. No en vano, presidió la FEMP durante ocho años y actualmente es su vicepresidenta. Al frente del Ayuntamiento de Valencia desde 1991, sabe lo que es afrontar las insuficiencias financieras de las haciendas locales. Es la principal impulsora de la segunda descentralización, que dotaría de más autonomía a los ayuntamientos y que contribuiría a una prestación más eficaz de los servicios a los ciudadanos. -El anteproyecto de Ley de Bases del Régimen Local que elabora el Gobierno, ¿recoge las demandas del municipalismo? -Precisamente en la Convención del PP se me encomendó que hablara de este tema y titulé mi intervención como La Ley de Bases, contra la realidad y las necesidades del mundo local Lo que tenemos delante, lejos de solucionar los problemas de los municipios, va en su contra y nos deja en una situación peor. Por eso, desde la Convención tratamos temas que interesan a la gente, como su entorno de calidad urbano, que es competencia municipal. Intentamos traer aire fresco a la política nacional. ¿Quiere decir que el Ejecutivo de Zapatero habla de cosas que no interesan a la gente? -Hace política para dar más poder a algunos políticos que le arropan en su minoría, no para los ciudadanos. Y lo hace a costa de la soberanía nacional, de la unidad de España, de la seguridad jurídica, del intervencionismo económico o de no prestar la atención debida a las víctimas del terrorismo. -Volviendo a la Ley, ¿será mayor la dependencia de los ayuntamientos con respecto a las Autonomías? -Es un texto injustificado en sí mismo porque no tiene preámbulo que avale los cambios. Y no lo tiene porque no pueden plasmar las claudicaciones ante las demandas nacionalistas. Perjudica la autonomía local y nos minora porque nos saca de la posición de igualdad que tenemos con las Autonomías y el Estado. Los municipios somos Administración estatal en virtud del artículo 137 de la Constitución, y el Gobierno hace dejación de sus funciones para dejarnos caer en manos de Comunidades. No tenemos por qué ser tutelados, tenemos derecho a una autonomía plena y no básica. -Con este borrador, ¿existe el peligro de que aparezcan 17 modelos diferentes de autonomía local? -Ese riesgo existe. Podría haber 17 regímenes locales distintos. Se vulnera el principio de cohesión, de solidaridad y de prestación de servicios en La alcaldesa de Valencia considera que el Gobierno ha actuado de forma unilateral y que los municipios pierden autonomía y asumen competencias sin recibir un euro TEXTO: MANUEL CONEJOS FOTO: EDUARDO MANZANA Rita Barberá en un momento de su entrevista con ABC igualdad de condiciones entre todos los municipios de España. -La financiación ni se menciona. -Sí, es el colmo de la desfachatez porque ningún artículo cita nada sobre la financiación local. Le pedimos al ministro Sevilla que la legislación de modernización de la Administración local debía hacerse a la vez que las reformas estatutarias y la negociación de la financiación autonómica, porque si perdíamos ese tren lo teníamos cerrado para siempre. Pues bien, aquí ni se nombra. Los dos presidentes socialistas de la FEMP se han hecho fotos con Zapatero pero de ahí no salimos, porque en la norma no se adecúa la financiación a la realidad. -La financiación de las competencias impropias que se prestan es otra demanda de todos los alcaldes. -Sí. En este capítulo se nos va a los municipios más o menos el 30 de nuestros presupuestos y tampoco se nos soluciona. Lejos de compensar estos gastos con una fórmula adecuada, quieren arreglar el tema de las competencias impropias (seguridad, inmigración, etc) convirtiéndolas en propias y obligatorias, pero sin un euro. Piensan que somos tontos y tontos no somos. Es un desprecio total al municipalismo. ¿Se contradice este borrador con lo que prometió Zapatero en su discurso de investidura? -Evidentemente, es incoherente con lo que prometió jurídica, política, financiera y constitucionalmente. -Es decir, que la segunda descentralización no va por buen camino. -No, porque aquí no se aborda esta necesidad, sólo se enumera una lista de materias que obliga a todos los municipios a prestar sus servicios con independencia de su tamaño, sin tener ningún instrumento a su alcance. Esta es una carga de profundidad para los pequeños y medianos municipios. ¿Y para las grandes urbes? -Nos deja fuera de la nueva regulación y de los avances logrados con la Ley de Modernización. No contempla ni medios jurídicos ni procedimentales como los que tienen las Comunidades y el Estado para poder ejecutar mejor las demandas modernas del siglo XXI. Liquida la ley de grandes ciudades y sólo hace algunas reservas para Barcelona y para Madrid, ésta como capital. Esta ley no satisface a nadie, como no sea a los nacionalistas que nos quieren apartar del debate nacional. Es un texto unilateral que en nombre de mi partido rechazo y ofrezco diálogo para mejorarlo desde el consenso. -Las Diputaciones tampoco alaban precisamente este borrador. -Lógicamente, porque salen muy mal paradas. Se convierten en algo así como entes necesarios disminuyendo su autonomía, su papel político y representativo. -La provincia pasa a ser un ente de segunda fila. -Sí. Es que los nacionalismos, básicamente el catalán, no quieren las provincias y defienden las comarcas, y el Gobierno ha vuelto a claudicar. Estamos en lo de siempre. -Pinta usted el panorama muy negro. ¿Hay vuelta atrás? -No se puede olvidar que existe un pacto del Tinell en el que el objetivo es apartar al PP de todo y ese error lo llevará en su carga mucho tiempo Zapatero y sus socios, pero lo peor es que lo va a llevar España. No se dan cuenta de que los municipios estamos más pegados a la ciudadanía, pero no les importa, no gobiernan para las personas. -Esos nacionalistas a los que alude también comparan el Estatuto catalán y el valenciano. ¿Lo comparte? -El Estatuto valenciano tiene una tramitación que debería ser seguida por el resto y es ejemplo de proclamar que somos una Comunidad con plenitud de autonomía que forma parte de España, somos valencianos y españoles. Hemos avanzado sin modificar leyes orgánicas del Estado y con solidaridad, y esos valores molestan a quienes negocian el Estatuto catalán e intentan comparar su texto, que nada tiene que ver. El catalán, a día de hoy, es inconstitucional, desplaza la soberanía de donde reside, que es en el pueblo español, y pretende que Cataluña hable de tú a tú al Estado. Pretende ordenar el resto de España y su articulado produce un intervencionismo continuado en el ámbito económico. Persigue, además, privilegios para ese territorio respecto de otros- -frente al artículo 138 de la Constitución- -y tiene muchas ansias de asimetría. Es decir, son incomparables. Y es curioso que el Estatuto catalán ha dado al traste con sus dos promotores, Maragall y Carod, porque Zapatero quiso hacer el Estatuto suyo y pactó para soltar lastre.