Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 DOMINGO 5 3 2006 ABC Nacional Acebes reivindica moderación y máxima exigencia al Gobierno, porque son lo mismo Intenta aglutinar a los que nos piden centrismo y los que nos plantean fidelidad a los valores PP niega que su partido se haya autoexcluido y recuerda las veces que Rajoy ha ofrecido a Zapatero un pacto serio y generoso CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Le correspondió al secretario general del PP, Ángel Acebes, el peso del mensaje político del segundo día de la convención, que aprovechó para dejar muy claro que nunca harán la oposición dócil y sumisa que, a su juicio, pretende el Gobierno de ellos, al tiempo que exhortó al partido para comenzar a trabajar para ganar el futuro A pesar de la contundencia de fondo, Acebes usó un tono sereno y tranquilo, y aunque hizo un repaso general a veces duro de la situación, prefirió hablar, y mucho, de partido. Se trató de un mensaje tanto en clave externa como interna, muy bien recibido por una audiencia que se volcó con él, precedido de otros discursos- -los de los tres portavoces parlamentarios- -con unas intervenciones mucho más duras. El número dos popular indicó que la intención del PSOE era que el PP perdiera toda esperanza de volver a gobernar y aceptara, sumiso, el papel de permanente oposición. Se equivocaron los profetas de la gran crisis del PP. No nos paralizó la pérdida del poder. Hemos crecido y nos hemos hecho más fuertes proclamó en una nueva versión de la máxima de que lo que no mata, engorda. b El secretario general del que otros piden que el partido sea más centrista y moderado. La respuesta es que se pueden hacer ambas cosas a la vez porque son lo mismo Y ese centrismo que reivindicó es no ser equidistante entre la igualdad y los privilegios, entre la solidaridad y el egoísmo o permanecer callado ante los graves errores del Gobierno Si nos plegáramos a los designios gubernamentales- -agregó- nos criticarían menos, no nos insultarían y hasta nos elogiarían. Dirían que somos moderados, flexibles, tolerantes y dialogantes, pero esas alabanzas no podrían ocultar que habríamos renunciado a nuestros principios así como a ganar las elecciones. Acebes defendió que hay esperanza y futuro aunque el camino será sinuoso y tendrá obstáculos En ese proceso, reiteró, nadie nos tapará la boca a la hora de defender las libertades. Nadie conseguirá que traicionemnos nuestros valores Nosotros no arrastramos rencores En su análisis de la situación explicó que los populares trabajarán con la vista puesta en la herencia que dejaremos a nuestros hijos lo que exige pensar no sólo en los casi diez millones de personas que les votaron el 14- M sino en el conjunto de los españoles, sin diferencias ideológicas. Nosotros no arrastramos nostalgias, ni rencores, ni amarguras. No tenemos cuentas pendientes con la Historia ni con nadie. Sólo miramos hacia atrás- -prosiguió el número dos del PP en un tímido atisbo de autocrítica- -para aprender de nuestros aciertos y también de nuestros errores Sentada la premisa, consideró que Rodríguez Zapatero es el presidente del Gobierno que más tensiones, enfrentamientos y desasosiego ha generado desde la Transición, de modo que se ha convertido en un problema para España, para los españoles, e, incluso, para su propio partido Las críticas no pararon ahí. El secretario general Ni vacilar, ni desistir Tras elogiar el papel de Rajoy, pidió a su auditorio que no hay que desanimarse, ni resignarse, ni vacilar, ni desistir. Nunca, nunca jamás En este punto asumió más que nunca su papel de secretario de Organización para reclamar la movilización del partido ante unas perspectivas electorales que, de tan buenas, dijo, llevarían a día de hoy a los populares al poder. Pero hasta que se convoquen legislativas, mucho dependerá de lo que hagamos a partir de ahora Y fue en éste punto donde Acebes intentó conciliar dos mensajes que, a su juicio, no son antagónicos. Comentó que muchos les animan a ser más fieles a los valores que han defendido siempre, mientras El número dos del PP avisa que nadie nos tapará la boca ni haremos una oposición dócil y sumisa Ángel Acebes interviene, con los jóvenes y una imagen de Rajoy al fondo ERNESTO AGUDO