Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 5 3 2006 Opinión 5 UNA RAYA EN EL AGUA CIUDADANOS E lo dijo la otra mañana Albert Boadella, con la luz de un marzo ya casi primaveral esculpiendo los huecos de la Pedrera: Si tuviese ahora cuarenta años, me metía a fondo Se refería a la política, esa función que alguna vez, ya tiempo atrás, llegamos a identificar con una forma de cambiar el mundo. Eso era cuando pensábamos que la Historia iba a ser como nos la merecíamos, cuando al menos un par de generaciones de españoles creímos que el anhelo de libertad traería una democracia de ciudadanos, cuando soñábamos con el viejo ideal de los patricios que dejaban el arado para ceñirse la túnica de los patres conscripti, cuando nos resistíamos a creer que aquella utopía iba a acabar en manos de una casta de chamanes. Está Boadella ahora, IGNACIO con otros intelectuales caCAMACHO talanes, gente del pensamiento, de la Universidad, de la cultura, en ese umbral incierto entre la rebeldía civil y un lógico pesimismo histórico. Asfixiados por un nacionalismo crecido en su deriva de exclusión, se niegan a enrocarse en la pasividad y reclaman un hueco en la escena pública para no hacerse cómplices de una ignominia. Han llegado a una conclusión tan evidente como desalentadora: si el 90 por ciento del Parlamento autonómico se ha embarcado en el delirio del Estatuto, es porque la clase dirigente ha perdido pie en la realidad social. Y quieren participar, ese verbo olvidado en esta cómoda democracia delegada. Quieren que bajo la alharaca del desvarío nacionalista, bajo el ruido que construye artificialmente una presunta nación, se escuche la voz de los ciudadanos. Clara como una lámpara, simple como un anillo, dijo Neruda. Van a formar un partido. Se estrellarán con él, probablemente, y sufrirán en ese caso el escarnio de los instalados que siempre hacen desprecio de los outsiders. Puede que se equivoquen al confiar demasiado en el hastío del pueblo ante los cauces convencionales. Y suele constituir un axioma que en la política los intelectuales aciertan en el diagnóstico tanto como yerran en las recetas. Pero es bonita su aventura, y ojalá sepan conservarla con la frescura levantisca de este comienzo. Porque tiene el valor de un paso al frente en medio del conformismo, de un gesto rebelde contra la mediocridad, de una apuesta por la utopía civil tras el fracaso de unas instituciones degradadas. Y es que algo falla, alguna grieta se ha abierto en el sistema cuando cada vez más gente se siente al margen de un juego que no entiende. Cuando los partidos se vuelven maquinarias de poder que olvidan o postergan las demandas de la calle. Cuando el pueblo no tiene voces con las que hacerse oír en la atmósfera viciada de un teatro estéril. El de Cataluña es un caso escandaloso de autismo político de los partidos, una enajenación clamorosa y desatinada. Pero no es el único: toda esta quimera alucinada que vivimos bajo la sensación de que nos llevan por donde no queremos es sólo la evidencia de que alguien se ha dejado atrás a los ciudadanos en nombre de una razón enajenada. M ¡PROGENITORA B MÍA, QUÉ MEMEZ! camente Correcto, ¿tengo que revisar los textos de poesía popular de mi antología Rapsodia Española ¿Cómo tendría ahora que escribir Rafael de León lo que recitaba Pepe Pinto de la madre? ¿Lo madre no hay más que una ¿Pero no has estudiado eso en el cursillo permanente que da ahí en Sevilla la consejera de Igualdad, Micaela Navarro, ayudada por esa presidenta del Parlamento andaluz que dice que cómo vamos a hacer caso en el uso genérico del masculino a la Real Academia, si allí hay 37 tíos y sólo 3 tías? Que Progenitora B no hay más que una y a ti, Cónyuge B, te encontré en la vía peatonal- -Y los libros escolares habrá que cambiarlos también... -Naturalmente: están todos escritos por unos fachas discriminadores. ¿Pues no que les enseñan a las criaturitas lo de mi mamá me mima ¡A mamarla, que aquí mi mamá ya no mima a nadie! Entérate bien, ahora tienen que poner: Mi Progenitora B me aplica los derechos de la ley de Igualdad ¿Y el Día del Padre? -Eso es lo más facha que se despacha. Con decirte que Isidoro Álvarez ha tenido que echar urgentemente atrás toda la publicidad que tenían hecha en el Cortinglés, para que las corbatas (y los corbatos) y los frascos (y las frascas) de colonia (y de colonio) sean regalados (y regaladas) en el Día del Progenitor A, que es la fiesta de San José. Santo patriarca que como bien sabes es el Progenitor A Putativo del Que asan al horno en la tele progubernamental, pero que como no es Mahoma, pues no nada. Igual que leña al mono a la chirigota de Ceuta por racista, mientras que con la de Jerez que encebolla la Sangre de Cristo no passsa nada. ¡Progenitora B de Dios, cuánto capullo tenemos que aguantar entre la manipulación de la Memoria Histórica y tanta histérica Memez Histórica! UE traducido resulta: ¡Madre mía, qué memez! Acabo de terminar una FP de Memez Contemporánea, teniendo como libros de textos el BOE, el Parlamento Andaluz y la cadena de prensa y radio del movimiento zapaterista. A corrección política y a imprescindible adaptación terminológica no me gana nadie. Vista, pues, la reforma del Registro Civil, no habré de ser yo quien me atreva a decir: ¡Madre mía, qué memez! La manipulación de la Memoria Histórica está siendo muy ampliamente superada por la Memez Histórica de cada día. Un guasón de estos cuatro Reinos de la Andalucía me saca de la cama a timbrazos del teléfono y me dice: -Andaluces, levantaos, que son ya cerca de las diez... Oye, niño: que te llamo porque sé que has hecho un cursillo acelerado de corrección poANTONIO lítica y sabes más que la consejera BURGOS de Igualdad sobre estas memeces de género gramatical paritario y quiero consultarte una cosa. Según lo nuevo del Registro Civil, para cagarme ahora en el padre de un mamonazo, ¿que tengo que decirle? ¿Me defeco en tu Progenitor A? El insultario castizo me va a quedar muy Porque para recordarle a otro siesomanío la ligereza de entrepierna de su madre, le diré: ¡Tu trabajadora del sexo Progenitora B! Pero a un tío que su mujer le pone los tarros, ¿cómo se lo digo? ¿Que tu Cónyugue B te está poniendo los apéndices frontales corniveléticos o que la Progenitora B de tus niños tiene una alianza de civilizaciones y de revolcones con el tío del butano? -Pues te has adelantado a mi llamada- -le dije a mi madrugador consultante- Pensaba telefonearte para una pregunta por el estilo. Para que no me queme por hereje la nueva Inquisición de lo Políti- Q