Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 3 2006 Economía 83 La CEOE dice que la futura ley orgánica de igualdad es un rejón de muerte al diálogo social Gobierno y sindicatos apelan a la responsabilidad de la patronal para que continúe negociando de silencio sobre la futura ley de igualdad, la patronal española respondió a las medidas con uno de los comunicados más duros de su historia MAITE VÁZQUEZ DEL RÍO ALMUDENA MARTÍNEZ- FORNÉS MADRID. La CEOE calificó ayer de rejón de muerte al diálogo social el procedimiento del Gobierno para aprobar el anteproyecto de la futura Ley de Igualdad, un procedimiento que considera unilateral porque Ejecutivo y sindicatos se han puesto de acuerdo, dejando a un lado a la patronal. Tras recordar el compromiso del 8 de julio de 2004 de Gobierno y agentes sociales para buscar soluciones tendentes a la igualdad en el ámbito laboral, CEOE denuncia que el Ejecutivo ha hecho caso omiso de las propuestas empresariales, y rechaza el método elegido- el peor de los posibles -para lograr la igualdad, al basarlo en la sindicalización y obligatoriedad lo que, en su opinión, irá en contra de las metas fijadas. Otras razones para rechazar la norma se basan en la incertidumbre e inseguridad jurídica que generará su aplicación y las prisas del Gobierno para tenerla aprobada antes del 8 de marzo (Día Internacional de la Mujer Trabajadora) Y además porque ignora el contexto social de las empresas obliga a la negociación colectiva a tratar la igualdad sin alternativa posible y, por último, conlleva dificultades organizativas y de gestión para las empresas. Ante esta situación, los órganos de dirección de la CEOE decidirán el 15 de marzo si continuar negociando el resto de las reformas. La reacción de la CEOE obligó ayer mismo a Gobierno y sindicatos a apelar a la responsabilidad de la patronal a seguir en el diálogo social. El ministro de Trabajo, Jesús Caldera, y los sindicatos recordaron que se decidió que estas medidas fueran consultadas y no negociadas CC. OO. calificó de excesiva la respuesta de la CEOE, y Caldera se mostró convencido de que el diálogo social no va a padecer que haya diferentes puntos de vista Pese a la polémica, el Consejo de Ministros, aprobó el Anteproyecto de la Ley Orgánica de Igualdad entre Mujeres y Hombres a la que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, definió como la ley más importante para lograr la igualdad desde la Constitución Las nuevas medidas suponen un cambio en todos los órdenes de la vida política, jurídica y social del país. b Tras meses y acceder a una prestación. Se amplía a siete años el periodo de carencia que da acceso a la prestación por maternidad si la mujer ha cotizado 180 días. También se establece un subsidio para las trabajadoras que no reúnan los 180 días, que será del 80 del Iprem con una duración de 42 semanas. Excedencia. Se reduce a cuatro meses el periódo mínimo para una excedencia, y se amplía este derecho hasta que el hijo cumpla los 8 años (ahora se permite hasta los 6 años) En este caso, los dos primeros años de excedencia se considerarán cotizados; y el primer año, en caso de excedencia por cuidado de familiares, cuyo periodo máximo será de dos años. Reducción de jornada. Dicha reducción no afectará a la base reguladora de la prestación por desempleo ni a las indemnizaciones por despido, ya que se considerará cotizada la totalidad de la jornada de trabajo en la excedencia por cuidado de hijos o familiares posterior a una reducción de jornada. También se reconoce el derecho a adecuar la jornada para conciliar vida familiar y laboral. Planes de igualdad. Las empresas de más de 250 trabajadores están obligadas a negociar planes de igualdad en su convenio colectivo; las de menos 250 trabajadores deberán introducir medidas de igualdad en su convenio. Autónomos. Se reconoce el derecho del subsidio de maternidad y del permiso de paternidad a los trabajadores autónomos. Fernández de la Vega y Caldera, tras la reunión del Consejo de Ministros ción colectiva. Los convenios regularán todas las acciones positivas y no discriminatorias, desde la conciliación de la vida familiar y laboral, ajuste de la jornada laboral o su reducción, establecimiento de vacaciones fuera del periodo de baja por maternidad, hasta el fraccionamiento del periodo de excedencia de dos años para el cuidado de familiares o el permiso de paternidad. JAIME GARCÍA dentro de las 16 semanas de baja por maternidad. El Gobierno estima que se acogan al mismo en torno al 70 de los trabajadores. Además la madre podrá ceder al padre parte de esas 16 semanas, y en caso de fallecimiento de la madre, el padre podrá disfrutar íntegramente la baja de maternidad. Permiso de paternidad. La Seguridad Social reconocerá la prestación por permiso de paternidad, que de los dos días actuales pasa a ser de diez, tanto para los padres biológicos como adoptivo. Dicho permiso de podrá disfrutar Maternidad y lactancia. En caso de parto múltiple o nacimiento de hijo con discapacidad, la madre tendrá dos semanas más de baja por maternidad. Se reconoce el derecho a acumular el periodo de lactancia (a disfrutar por el padre o la madre) En caso de riesgo para el embarazo o la lactancia, la trabajadora podrá suspender su contrato Listas electorales, órganos de la Administración y consejos de las empresas deberán ser paritarios M. V. R. A. M. -F. MADRID. La futura Ley de Igualdad, que tendrá la categoría de Ley Orgánica, recoge el principio de representación equilibrada entre mujeres y hombres en los nombramientos y designaciones de los poderes públicos, lo que supondrá una composición paritaria en los órganos de la Administración del Estado. En la búsqueda de la igualdad y no discriminación el Gobierno hasta ha decidido rebajar en cinco centímetros la talla mínima exigida a la mujer para ser Policía o Guardia Civil (de 1,65 a 1,60 metros) Su aplicación supondrá la reforma de la Ley Orgánica de Régimen Electoral General para garantizar una composición equilibrada de ambos sexos en las listas electorales, que de- Ámbito Laboral. Los nuevos derechos de la futura ley, que entrará en vigor el 1 de enero de 2007, tendrán un coste próximo a los 400 millones de euros, y serán gestionados desde la negocia- berán incorporar un mínimo del 40 de hombres o de mujeres y un 60 máximo de hombres o de mujeres. Estos porcentajes también se aplicarán a los consejos de administración de las empresas más importantes del país, para lo que el Gobierno da un plazo de 4 años desde la aprobación de la Ley. Su cumplimiento dará derecho al reconocimiento de excelencia en igualdad y facilitará los contratos con el Estado; su incumplimiento dificultará que las empresas accedan a contratos públicos. Los medios de comunicación, tanto públicos como privados, tendrán la obligación de velar por la transmisión igualitaria, plural y no estereotipada de las mujeres También se considerará ilícita la publicidad que comporte una conducta discriminatoria, pudiéndose ejercer acciones judiciales de cesación de la misma. Transcurridos estos cuatro años, el Gobierno adoptará medidas drásticas si no se ha cumplido, reconoció el titular de Trabajo, Jesús Caldera. En el anteproyecto se recogen las definiciones del principio de igualdad, discriminación directa o indirecta por razón de sexo, trato desfavorable relacionado con el embarazo o la maternidad y de las represalias que puedan sufrir quienes hayan reclamado para exigir el cumplimiento del principio de igualdad. Además, se recogerán las sanciones, y los procedimientos de tutela judicial frente a situaciones de discriminación. Así, se incorpora la inversión de la carga de la prueba ante la alegación de conductas discriminatorias (la empresa debe demostrar que no ha discriminado) Y habrá obligación de indemnizar a la mujer discriminada en proporción a los daños. Y se sancionará severamente el acoso sexual, o por razón de sexo.