Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 4 3 2006 Cultura 59 Vidal de Nicolás canta a la libertad más radical en su antología poética M. MOREIRA VALENCIA. La alteridad, la capacidad de ser otro, es el espíritu que preside la antología del poeta vasco y presidente del Foro de Ermua, Vidal de Nicolás, que ayer presentó en Valencia. Una tierra donde ha encontrado cobijo una obra de la que se ha renegado en el circo vascongado donde no caben cantos de libertad absoluta, tolerancia, ni compasión. Esta miscelánea del humanismo radical de los versos de Vidal de Nicolás ha sido editada por la Generalitat Valenciana junto a las ilustraciones de Ibarrola, con quien el poeta compartió cárcel bajo el régimen franquista y el acoso nacionalista. Vidal de Nicolás, a punto de cumplir 84 años, se revela en esta obra como testigo desafortunado de un mundo convulso. Cautivo dos años en un campo de concentración francés durante la II Guerra Mundial, volvió a dar con sus huesos en la cárcel en España debido a su militancia comunista. Años después, libre de adscripciones políticas, tampoco encontró la libertad en el País Vasco, donde vive amenazado de muerte y escoltado desde hace seis años por hacer extensible su lucha contra los totalitarismos al vasquismo sectario Sus páginas remiten al sentimiento de soledad que Vidal de Nicolás expresa con un lenguaje sencillo que evita las ampulosidades. Es un resumen de mi filosofía existencial señala. Francisco Javier Pérez novela la historia de un desastre en La crin de Damocles b Planeta otorgó el premio Azorín a un autor novel e inédito, que explica en la obra ganadora la ascensión del nazismo a partir de las miserias de la Alemania de Weimar I. B. ALICANTE. Por encima de la presunta controversia que ha rodeado la concesión del XXX premio Azorín de Novela a cuenta de la composición del jurado, el hecho sustancial es que este año la editorial Planeta, organizadora del certamen junto a la Diputación de Alicante, ha apostado por un escritor no sólo novel, sino hasta ahora inédito. Su nombre, Francisco Javier Pérez Fernández (Zamora, 1970) contribuye a idealizar aún más su expeditiva irrupción en el mundo de las letras con la obtención de un galardón conquistado anteriormente por Dulce Chacón, Ángela Becerra, Manuel Mira y Eugenia Rico, entre otros, y acompañado de una dotación económica de 67.000 euros. La crin de Damocles que ése es el título de la obra que se impuso sobre las otras nueve finalistas, es la cuarta novela de este autor afincado en León y la primera de ellas que llegará a las librerías el próximo 6 de abril. Definida por su creador como la historia de un desastre trata de describir desde un plano sentimental la gestación del nazismo en la República de Weimar y acreditar como tesis que hay razones que explican el tránsito entre la lógica y el más absoluto de los desastres Con retazos de novela policiaca y un profundo conocimiento de un marco histórico que le interesa desde su adolescencia, el autor urde una entretenida trama en la que el personaje principal, el comisario político Müller, ha de afanarse en lograr la detención de un Hitler oculto tras el fracasado Punch de la cervecería pero también en contener el paroxismo asociado a la extensión del comunismo, el nazismo y el nacionalismo radical. Una cierta delectación en la relación de miserias y estrecheces que acuciaron a la que antes de la Gran Guerra pasaba por potencia europea fragua un fondo sobre el que se estampan crímenes y golpes mafiosos con una intensa, aunque no aparente, relación política. Sobre qué significará este premio para su trayectoria literaria, Pérez dice que eso lo marcará el grado de acogida que tenga la obra En cualquier caso, cree que se escribe para uno mismo y no me voy a apartar de esa línea Ni siquiera fue invitado a la entrega del premio: Tuve que llamar cuando vi mi novela entre las finalistas Florencia Bonelli, ayer en Madrid SIGEFREDO Florencia Bonelli: Si al leer un libro me produce la sensación de que soy idiota, lo dejo La escritora argentina publica en España su primera novela, Lo que dicen tus ojos y el romanticismo son los hilos de los que tira la autora para mover a sus personajes por el mundo de las grandes pasiones, del amor y del desamor MANUEL DE LA FUENTE MADRID. Apostada en la loma que dominaba el maizal, Francesca pensó: Siempre amaré este lugar, aunque pasen años, aunque nunca más vuelva a verlo No, no es una nueva toma de Lo que el viento se llevó Es el primer párrafo de Lo que dicen tus ojos una novela de la argentina Florencia Bonelli, la escritora romántica más popular en el país hermano. Divas de la ópera que acaban en los tugurios de Buenos Aires Marlene una irlandesa matrimoniada a la fuerza con el protegido de un déspota Bodas de odio Laura Escalante, una gran dama enamorada de un indio; Nahueltruz Indias blancas Francesca, una periodista que encontrará el amor entre los árabes Lo que dicen tus ojos son el paisaje y el paisanaje retratado por esta novelista que tiene muy claro lo que hace desde la primera línea: Hago literatura de entretenimiento. No hay otras pretensiones Rindámonos al amor, escribió Virgilio y también Florencia cae rendida anb El amor El recuerdo de Luis Rosales reaviva el compromiso de Madrid con la poesía G. GIMÉNEZ MADRID. El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz- Gallardón, recordó ayer el compromiso municipal de ayudar a ampliar el gusto por la lectura poética en esta vida parece que carente de poesía durante la presentación de la edición de la obra de Luis Rosales Abril, segundo abril que ha realizado la Imprenta Artesanal del Centro Cultural Conde Duque. Se trata del décimotercer volumen de la Colección de Poesía de la instalación, que abandona la Generación del 27 para ocuparse del grupo poético del 36, del cual Rosales es primer exponente. Precedido por la voz del actor José Luis Pellicena, que repasó algunos de los versos del poeta granadino, Gallardón definió la obra como íntima y compartible, de gran belleza y profundidad y un lugar poético donde el contexto histórico y el compromiso político son superados por el amor y la familia te las flechas de Cupido: El amor es fundamental para las personas, tanto como el sol y el agua para las plantas Sonrisas y lágrimas, amores y desamores, sazones y desazones, los personajes de Bonelli tienen por costumbre meter baza en sus páginas. Si no supiera que estoy muy cuerda pudiera pasar por loca, porque para mí mis personajes existen, y ellos mueven el hilo de los diálogos, por ejemplo, parece que hablan solos, por sí mismos. Cuando supe que a Borges y a Bioy les pasaba eso, me dije, no estoy loca, ya les pasó a otros Y qué otros. Y con la crítica, cómo se muestra Bonelli. Pues muy crítica, valga la evidente redundancia. No todo el mundo está preparado para entender a Cortázar, a Borges, a Dostoievsky. La literatura tiene que provocar placer al lector. Si un libro me produce la sensación de que soy idiota, lo dejo, porque de idiota no tengo nada. Los críticos usan el mismo rasero para todos los libros por igual y eso es un error. Además, ni siquiera creo que los lean Empezamos por el principio, acabemos pues por el final: ...pasean del brazo bajo las palmeras del camino, se bañan en la piscina del caballo alado, se mojan los pies a orillas del mar Rojo, cenan en el jardín al lado de la fuente con nenúfares... No me dirán que no es bonito.